El escándalo de blanqueo y fraude fiscal del ICBC llegó a la Audiencia Nacional de Madrid

07 de Junio de 2016 Actualizado: 07 de Junio de 2016

El caso del banco chino ICBC, acusado de lavado de dinero, fraude fiscal y falsificación, luego de una investigación de la Fiscalía Anticorrupción de Madrid, desembarcó en el juzgado de la Audiencia Nacional española.

A instancias de la Fiscalía Anticorrupción, el juez Ismael Moreno aceptó hacerse cargo de la instrucción del caso –tras la inhibición del Juzgado de Instrucción número 7 de Parla el pasado 16 de abril–, al entender que los hechos “han perjudicado seriamente a la economía nacional”, informó La Razón, el 6 de junio.

La Audiencia Nacional investigará el presunto blanqueo de más de 90 millones de euros cometido entre 2011 y 2014 a través de la entidad financiera, que según el juez Moreno, estaba “al servicio” de organizaciones criminales de ciudadanos chinos, entre ellas las del conocido Gao Ping.

Además, el ICBC (Industrial and Comercial Bank of China) se habría nutrido de más de 300 millones de euros presuntamente defraudados por una organización china que tenía su epicentro en el polígono industrial de Cobo Calleja (Fuenlabrada) –desarticulada en mayo del pasado año en la “operación Snake”– o de los 100 millones de euros del supuesto fraude en importaciones en el marco de la “operación Juguetes”, agregó el medio español.

El director general de la sucursal ICBC en Madrid, Wei Liu, su adjunta, Xiuzhen Wang, el director general del ICBC Europa, Liu Wang y los directivos Jing Wang Huang, Chen y Dayan Li, facilitaron cuantiosas transferencias millonarias entre 2011 y 2014, destaca por su parte el sitio especializado Invertia.

Los directivos de la entidad, arrestados el pasado febrero por la Guardia Civil, proyectaron todo su “modelo de negocio bancario” para funcionar desde Madrid y Barcelona como un “canal de blanqueo” del dinero recaudado por varias organizaciones criminales procedentes del país asiático y radicadas en España; según consta en un auto del Juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, que se encuentra ahora a cargo del caso.

El banco actuaba, según Anticorrupción, como “un canal de blanqueo de rentas ilícitas originadas en las economías sumergidas del fraude fiscal y contrabando” de organizaciones mafiosas, favoreciendo millonarias transferencias de fondos en efectivo desde España a China, agrega La Razón.

Asimismo, la investigación ha revelado que, para lograr sus propósitos, introducían los contenedores “casi a pérdidas en la Unión Europea”, generando desde la “economía sumergida” “una cadena de ventas en negro consecutivas y recaudando cuantiosas sumas de dinero en efectivo”. Con anterioridad al blanqueo, la Fiscalía sospecha que cometieron delitos de contrabando, fraude en las declaraciones de IVA a la importación, fraude en el IVA interior, falsificaciones en documentos mercantiles y oficiales y delitos contra la propiedad intelectual.

Es por todo ello que el titular del juzgado de la Audiencia Nacional entiende que existen indicios de conductas que “han perjudicado seriamente” tanto al orden socioeconómico como a la economía española.

El ICBC es uno de los cuatro grandes bancos comerciales de China. Fundado el 1 de enero de 1984, le bastaron 10 años para conseguir ser uno de los bancos más influyentes del mundo. Tal vez una de las causas las encuentre Europol, entidad que sospecha que el ICBC aplica el mismo sistema en otros países donde actualmente está operando. Parece que esta investigación, clasificada como “secreta”, no ha hecho más que comenzar.

TE RECOMENDAMOS