El estado de salud de Bolsonaro mejora pero aún no hay previsión de alta

Por EFE
05 de Febrero de 2019 Actualizado: 05 de Febrero de 2019

El mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, presentó este martes una mejora en su estado de salud y fue autorizado para ingerir líquidos, aunque los médicos no adelantaron informaciones sobre una posible alta médica, inicialmente prevista para mañana miércoles, informó el portavoz de la Presidencia.

Después de que fuera sometido la víspera a una punción para la retirada de un acumulo de líquido cerca de su intestino, el presidente “evoluciona sin dolor, sin fiebre y con reducción de la colección líquida en el abdomen”, según explicó el vocero del Gobierno, Otavio do Rego Barros.

Pese a la mejora, el boletín médico divulgado este martes por el Hospital Albert Einstein de Sao Paulo indicó que Bolsonaro permanece bajo tratamiento con antibióticos, así como con una sonda y dreno en el abdomen, ocho días después de que pasara por una cirugía el pasado lunes, la tercera a que fue sometido después del ataque sufrido en septiembre.

Así, Rego Barros destacó en una rueda de prensa que “el equipo clínico y quirúrgico aún no definió una fecha para su alta” médica, prevista inicialmente para mañana, miércoles.

El vocero expresó que “no hay como adelantar una previsión para el alta”, ya que, pasada la fase de administración de los antibióticos, “el conjunto de informaciones” permitirá a los médicos que determinen “cómo y cuándo” se darán las condiciones de salida del mandatario.

Asimismo, no le fue permitido al presidente dejar la habitación de la unidad de cuidado semiintensivos para la realización de ejercicios físicos, por lo que “las actividades están restringidas a la bicicleta fija”, explicó el portavoz.

Pese a que no haya mantenido compromisos oficiales en los últimos días, Rego Barros subrayó que Bolsonaro está “muy satisfecho” con los trabajos llevados a cabo por su equipo de ministros.

Asimismo, el portavoz reiteró que las oscilaciones en el estado de salud del presidente están “dentro de los aspectos esperados” en vista de la complejidad del procedimiento a que fue sometido.

El último día 28, Bolsonaro volvió por tercera vez en menos de cuatro meses al quirófano, esta vez para la retirada de la bolsa de colostomía que portaba desde septiembre, cuando fue apuñalado en plena campaña electoral.

Tras la estocada, el mandatario fue sometido a dos cirugías de emergencia, tuvo la bolsita de colostomía instalada y estuvo hospitalizado por casi un mes.

“(El presidente) está queriendo vencer rápidamente ese proceso, pero ha comprendido la importancia de que los pasos sean dados de forma bastante parsimoniosa”, concluyó el portavoz.

 

***

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. Memorias de un esclavo del comunismo es el viaje de un hombre que busca revelar lo que cree que lo ha mantenido a él y a su pueblo como rehenes durante demasiado tiempo.

TE RECOMENDAMOS