El fabricante japonés de electrónicos Sharp planea trasladar la producción de laptops y pantallas fuera de China

Por Frank Fang - La Gran Época
31 de Mayo de 2019 Actualizado: 31 de Mayo de 2019

El fabricante japonés de electrónicos Sharp es la última compañía que está considerando la posibilidad de trasladar su producción fuera de China, ya que la actual guerra comercial entre China y  Estados Unidos no muestra signos de enfriamiento.

El presidente de Sharp, Tai Jeng-wu, dijo a los periodistas que la compañía está evaluando trasladar la producción de computadoras portátiles y otros productos con destino a Estados Unidos fuera de China, según un artículo del 28 de mayo del medio japonés Nikkei .

Tai explicó que cerca del 10 por ciento de todas las computadoras portátiles Sharp van al mercado estadounidense, lo que significa que un posible cambio en la producción supondría la reubicación de una capacidad de producción mensual de 10.000 unidades de laptops.

Aunque el presidente no especificó a dónde se trasladaría la producción de computadoras portátiles hechas en China, señaló que la compañía tiene actualmente múltiples centros de producción en el sudeste asiático, incluyendo Vietnam y Taiwán.

Mientras tanto, la producción en China de pantallas grandes para publicidad y oficinas podría trasladarse a México, según Nikkei.

Las computadoras portátiles, los teléfonos celulares y las impresoras se encuentran en la lista de los 3805 productos fabricados en China –valuados en unos 300.000 millones de dólares– que la administración de Estados Unidos preparó para imponerle la próxima ronda de aranceles. Los fabricantes de tecnología están modificando su producción para evitar los próximos aranceles.

El Representante Comercial de Estados Unidos (USTR), Robert Lighthizer, estableció una audiencia pública para el 17 de junio y un período de observaciones públicas que termina el 24 de junio, lo que significa que la nueva ronda de aranceles se aplicará después de esa fecha.

El 10 de mayo entró en vigencia oficialmente un aumento de  aranceles de productos manufacturados en China por valor de 200.000 millones de dólares, del 10 por ciento alcanzó el 25 por ciento. La decisión de Estados Unidos se tomó después de que funcionarios estadounidenses revelaran que China había incumplido los compromisos contraídos durante las rondas de negociaciones anteriores.

Sharp es ahora parte del grupo Foxconn Technology Group, con sede en Taiwán, después de que este último adquiriera una participación de dos tercios en la compañía japonesa por unos 3500 millones de dólares en 2016, según Reuters.

Tai agregó que la posible reubicación fuera de China no afectaría mucho a Sharp, dado que los productos hechos en China enviados al mercado estadounidense representan apenas el 3,8 por ciento de las ventas totales de la empresa.

Sharp había hecho otros planes de reubicación antes de los últimos anuncios de Tai.

El 24 de mayo, Nikkei informó que Sharp estaba considerando trasladar su producción de impresoras multifunción con destino a EE.UU. desde la provincia costera china de Jiangsu hacia Tailandia a finales de este año, si se imponía una próxima ronda de aranceles.

Según Nikkei, el posible traslado de la producción de impresoras a Tailandia afectaría a casi 100.000 impresoras, es decir, alrededor del 20 por ciento de las ventas globales anuales de Sharp.

Otros dos fabricantes japoneses de equipos de oficina también han anunciado planes similares para trasladar la producción fuera de China.

Kyocera, que tiene su sede en Kioto, está considerando trasladar sus copiadoras destinadas al mercado estadounidense de la ciudad china de Guangzhou a Vietnam, según Nikkei.

Los ingresos globales de Kyocera en 2018 procedentes de las ventas de equipos de oficina ascendieron a 375.000 millones de yenes (unos 34.000 millones de dólares). Según Nikkei, el 25 por ciento de esta cantidad provino del mercado estadounidense.

El 16 de mayo, Nikkei informó de que Ricoh tenía previsto trasladar la producción de impresoras que se envían al mercado estadounidense desde China hacia las instalaciones existentes en Tailandia.

***

Descubre a continuación

El libro que está cambiando China liberando a los chinos del espectro comunista

TE RECOMENDAMOS