El “Fantasma de Kiev” es en realidad un mito, admite el ejército ucraniano

Por Bill Pan
01 de Mayo de 2022 6:58 PM Actualizado: 01 de Mayo de 2022 6:58 PM

El misterioso héroe de guerra ucraniano aclamado como el “Fantasma de Kiev” no solo no murió en combate, sino que tampoco fue real, dijo el ejército ucraniano.

La historia sin fundamento sobre un piloto de avión de combate ucraniano anónimo que supuestamente derribó seis aviones de combate rusos en un día ha estado circulando en las redes sociales desde los primeros días de la ofensiva militar a gran escala de Rusia contra Ucrania. La historia obtuvo una gran atención mediática y se perpetuó en los canales oficiales de las redes sociales ucranianas, incluidas las cuentas de Twitter del gobierno ucraniano y del expresidente Petro Poroshenko.

“La gente lo llama el Fantasma de Kiev, y con razón”, escribió el gobierno ucraniano en Twitter el 27 de febrero. “Este as de la UAF domina los cielos de nuestra capital y nuestro país, y ya se ha convertido en una pesadilla para los aviones invasores rusos”.

Durante los últimos dos meses, muchas personas cuestionaron si el “Fantasma” era real. Pero no fue hasta que la supuesta muerte del Fantasma llegó a los titulares de las noticias que el ejército ucraniano salió y admitió que nunca existió tal persona.

La semana pasada, The Times of London identificó al Fantasma como Stepan Tarabalka, un hombre de 29 años que volaba un avión de combate MiG-29. Según el artículo, Tarabalka había derribado hasta 40 aviones rusos hasta que fue “superado” por las fuerzas enemigas y murió el 13 de marzo.

La noticia hizo que la Fuerza Aérea Ucraniana aclarara que Tarabilka sí murió en una batalla, pero que definitivamente no era el “Fantasma de Kiev”, que no es más que un personaje ficticio creado para levantar la moral ucraniana en su conflicto contra los rusos.

“Stepan Tarabilka no es un ‘Fantasma de Kiev’ y no derribó 40 aviones”, dijo el portavoz de la UAF, Yuriy Ignat, a The NY Times. “El 13 de marzo de 2022, el comandante Stepan Tarabilka murió heroicamente en una batalla aérea contra las fuerzas superiores de los ocupantes rusos”.

“¡El ‘Fantasma de Kiev’ es una leyenda de superhéroes creada por los ucranianos! Esta es más bien una imagen colectiva de los pilotos de la 40 ª Brigada de Aviación Táctica que defienden el cielo de la capital. Que aparecen de repente donde no se les espera”.

En otro post de Facebook, el Comando de la Fuerza Aérea de Ucrania confirmó nuevamente que “el Fantasma de Kiev es una leyenda de superhéroes”.

“El héroe de Ucrania Stepan Tarabalka NO es el ‘Fantasma de Kiev’ y NO derribó 40 aviones”, se lee en el posteo.

La noticia surge mientras Ucrania sigue pidiendo a Estados Unidos que proporcione aviones de combate estadounidenses, como los F-16, para ayudar a negar la ventaja aérea rusa sobre los cielos ucranianos. Altos funcionarios del Pentágono dijeron, sin embargo, que Ucrania tiene una fuerza aérea que “depende principalmente” de los aviones de fabricación rusa, y los F-16 aún no forman parte del plan de ayuda de Estados Unidos.

“Hemos estado proporcionando y ayudando a coordinar desde otras naciones que tienen los tipos de aviones que vuelan los ucranianos”, dijo un alto funcionario de defensa en una conferencia de prensa el 28 de abril, refiriéndose a los antiguos miembros del Bloque del Este y sus jets de la era soviética.

“No voy a especular sobre futuras entregas de aviones de una forma u otra. Una vez más, esta es una Fuerza Aérea que depende principalmente de los viejos aviones soviéticos, eso es lo que están acostumbrados a volar, eso es lo que tienen en su flota”, dijo el funcionario.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.