El gasto del consumidor aumenta en julio y alimenta las esperanzas de una fuerte recuperación económica

Por Tom Ozimek
28 de Agosto de 2020 5:52 PM Actualizado: 28 de Agosto de 2020 5:52 PM

Los consumidores estadounidenses gastaron más de lo esperado en julio, reforzando las expectativas de un fuerte repunte del crecimiento económico en el tercer trimestre, ya que el gasto de los consumidores representa alrededor del 70 % del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos.

El gasto de los consumidores creció un 1.9 %, según un informe del Departamento de Comercio publicado el viernes, superando las expectativas de los economistas encuestados por Reuters, que pronosticaron un aumento más modesto del 1.5 %. El mejor número que lo esperado es un indicador bienvenido en una colección de datos turbulentos, que muestra un mercado de la vivienda en auge y un repunte en la actividad empresarial frente a los continuos problemas del mercado laboral, con unos 27 millones de desempleados y nuevas solicitudes semanales de subsidio de desempleo estancadas en alrededor de 1 millón.

Los ingresos personales crecieron un 0.4 % en julio después de caer durante dos meses consecutivos, según mostraron las cifras del Departamento de Comercio, otra señal alentadora que alimenta las expectativas de un fuerte repunte del crecimiento económico en el tercer trimestre, a pesar de ciertas preocupaciones de que a medida que el estímulo fiscal se agote y el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) persista, el impulso de la recuperación podría caer.

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, hablando en la Convención Nacional Republicana de esta semana, habló de la posibilidad de una recuperación marcada en forma de V.

“Hay un auge de la vivienda. Hay un auge del automóvil. Un auge de la manufactura. Un auge del gasto del consumidor”, dijo Kudlow, enumerando las áreas de actividad que están viendo un repunte y reiterando su convicción de que la economía de Estados Unidos puede evitar una doble recesión.

“Una recuperación en forma de V apunta a un crecimiento superior al 20 % en la segunda mitad de este año”, dijo Kudlow sobre sus expectativas para la tasa de crecimiento del PIB anualizado, añadiendo que la administración Trump planea implementar más recortes de impuestos para estimular la inversión y crear puestos de trabajo.

Sin embargo, con las conversaciones estancadas sobre otro proyecto de ley de alivio y la recuperación del mercado laboral perdiendo fuerza, persiste la preocupación entre los economistas de que la tan publicitada recuperación en forma de V pueda aplanarse o incluso dar lugar a otra caída recesiva.

“Estamos claramente en la segunda fase de la recuperación, impulsada por los fundamentos subyacentes en lugar de simplemente el aumento de la actividad a medida que los hogares se reincorporan”, dijo James Knightley, economista internacional jefe de ING en Nueva York. “Esto refuerza nuestra opinión de que una recuperación en forma de V no sucederá, y la economía de EE.UU. es poco probable que recupere toda su producción perdida hasta mediados de 2022”.

En un intento por apoyar el mercado laboral después de que el beneficio de 600 dólares semanales por desempleo pandémico expirara a finales de julio, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva a principios de este mes que ofrecía 300 dólares semanales en beneficios de desempleo ampliados financiados por el gobierno federal, y pidió a los estados que proporcionaran 100 dólares adicionales a la semana. Si bien cada vez más estados solicitan el programa de Asistencia por Sueldos Perdidos para desembolsar los 300 dólares en beneficios adicionales, hasta ahora solo cinco han dicho que planean aportar los 100 dólares adicionales.

Mientras que el informe del Departamento de Comercio mostró que el gasto en productos ha repuntado por encima de los niveles prepandémicos, los gastos en servicios están por debajo de los niveles de febrero, ya que los consumidores siguen siendo cautelosos con la exposición al virus. Esa es una mala señal para la economía basada en servicios, que entró en recesión en febrero.

La expansión económica récord de Estados Unidos que vio caer el desempleo al 3.5 % fue interrumpida por la pandemia. Los cierres y las paralizaciones de empresas diezmaron el mercado laboral, con una pérdida de 20.5 millones de puestos de trabajo y un aumento de la tasa de desempleo al 14.7 % en abril, ambos récords posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Mientras que los economistas esperan un fuerte repunte del PIB en el tercer trimestre, encabezado por el gasto de los consumidores, muchos están ajustando sus previsiones para el cuarto trimestre en medio de la persistente incertidumbre del virus.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

¿Por qué demandar al Partido Comunista Chino por los daños del COVID-19?

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.