El gobernador de Wyoming prohíbe los pasaportes de vacunas anti-COVID

Por Jack Phillips
10 de Mayo de 2021 2:32 PM Actualizado: 10 de Mayo de 2021 2:32 PM

El gobernador de Wyoming, Mark Gordon, emitió una orden para prohibir los llamados “pasaportes de vacunas”, los cuales han sido señalados por grupos de libertades civiles como un instrumento que invade la privacidad de los estadounidenses.

La orden de Gordon les dice a las agencias estatales, juntas y comisiones que “proporcionen acceso completo a los espacios estatales y servicios estatales, independientemente del estado de vacunación de un constituyente” y que “impidan que las agencias estatales, juntas y comisiones exijan ‘pasaportes de vacunas’”, según un comunicado de prensa del 7 de mayo.

El comunicado decía que la orden le pide a los gobiernos y empresas locales que alineen sus políticas de vacunación con las políticas del estado.

“Los programas de pasaportes de vacunas tienen el potencial de politizar una decisión que no debe ser politizada”, dijo Gordon, un republicano, en un comunicado. “Dividirían a nuestros ciudadanos en un momento en que la unidad en la lucha contra el virus es esencial y dañarían a quienes no pueden recibir la vacuna por motivos médicos. Si bien recomiendo encarecidamente a los habitantes de Wyoming mayores de 16 años que se vacunen contra el COVID-19, eso es una elección personal basada en circunstancias personales”.

Montana, Arizona, Texas y Florida han bloqueado el uso de pasaportes de vacunas, además de Wyoming, mientras que las legislaturas de Indiana e Iowa han aprobado proyectos de ley que los bloquean. Se están proponiendo medidas similares en Michigan, Tennessee, Nueva Jersey y New Hampshire.

Nueva York y algunas partes de California, por el contrario, han puesto en marcha programas de pasaportes digitales para los que se vacunen contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) y se hagan pruebas para detectarlo. El Excelsior Pass de Nueva York, un pasaporte de vacunas anti-COVID, se implementó hace varios meses para eventos en el Madison Square Garden, Times Union Center y City University of New York.

La semana pasada, la nación isleña de Chipre anunció su sistema de pasaporte de vacunas “Coronapass”, que requeriría un documento o certificado digital en el teléfono móvil para demostrar que se vacunaron o que sus pruebas de COVID-19 salieron negativas, informaron medios locales. El pase debe ser exhibido por todos los residentes y turistas en restaurantes, hoteles, cafés, bares, lugares de culto, cines, teatros, centros comerciales, gimnasios, salones, playas, supermercados y en otros lugares públicos, dijeron las autoridades.

“Chipre da un paso para volver a un ritmo más normal de actividad social y económica”, dijo el ministro de Salud, Constantinos Ioannou, según informó el National Herald.

Otros países, incluidos Israel e Islandia, han exigido pasaportes de vacunas para determinadas actividades.

No obstante, la Unión Estadounidense de Libertades Civiles a fines de marzo expresó su preocupación por tales propuestas. Dijeron que probablemente el pasaporte violaría la privacidad de los estadounidenses, es decir, si hay un sistema centralizado y digitalizado. El grupo señaló que las personas que no tienen un teléfono inteligente con una aplicación que indique que están vacunadas podrían ser excluidas de ciertos servicios.

COVID-19 es la enfermedad causada por el virus del PCCh.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.