El H.R. 1 de los demócratas es una toma de poder, socavaría reglas electorales de estados: GOP

Por Masooma Haq
02 de Marzo de 2021
Actualizado: 02 de Marzo de 2021

Los gobernadores y legisladores estatales republicanos de todo el país dicen que los esfuerzos para que el proceso de votación tenga integridad, rendición de cuentas, y seguridad podrían quedar nulos y sin efecto si se aprueba la legislación presentada por los demócratas de la Cámara.

Quienes se oponen a la legislación—el proyecto de ley H.R. 1, Ley para el Pueblo— dicen que eso le daría al gobierno federal el poder de ganar control sobre el proceso electoral imponiendo mandatos a los estados. Ellos dijeron que el proyecto de ley eliminaría los protocolos básicos de seguridad que los estados tienen e interferiría con la capacidad de los estados para determinar los requisitos y elegibilidad de los votantes, no permitiría que los ciudadanos participaran y hablaran libremente en el proceso político, y no garantizaría la exactitud de listas de registro de votantes.

El representante del Comité de Reglas de la Cámara de Representantes Tom Cole (R-Okla.) calificó el título del proyecto de ley como un nombre inapropiado durante una reunión del comité el lunes.

“Yo dije que el título de este proyecto de ley es un nombre inapropiado porque no creo que este proyecto de ley tenga nada que ver con el pueblo estadounidense”, dijo Cole. “Este es un proyecto de ley que trata de preservar la actual mayoría demócrata. Es un proyecto de ley de la mayoría, para la mayoría, y está destinado a afianzar a la mayoría en el poder en los próximos años”.

Según un informe del Servicio de Investigación del Congreso, “El Comité de Reglas es fundamental para recomendar procedimientos para considerar proyectos de ley importantes y puede proponer restricciones a las enmiendas del pleno que los miembros pueden ofrecer o prohibir todo”.

Otros republicanos de la Cámara de Representantes, incluido el líder de la minoría de la Cámara, Kevin McCarthy (R-Calif.), han expresado recientemente su oposición al amplio proyecto de ley de reforma electoral, que dicen es una toma de poder de los demócratas.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), habla con reporteros en Washington, el 1 de octubre de 2020. (Chip Somodevilla/Getty Images). El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), en la conferencia de prensa semanal en Capitol Hill en Washington, el 3 de diciembre de 2020. (Tasos Katopodis/Getty Images)

“El público estadounidense tiene más que perder porque perderíamos nuestra libertad”, dijo McCarthy en el programa “Sunday Morning Futures” de Fox News.

“Cuando se presenta un proyecto de ley al Congreso, el partido mayoritario se reserva los primeros números. Este es el H.R. 1, por lo que es muy importante para Nancy Pelosi mantener su poder”, agregó, refiriéndose a la presidente demócrata de la Cámara.

Algunas de las muchas disposiciones del H.R. 1 incluyen exigir que los estados implementen la votación anticipada, el registro automático de votantes, el registro el mismo día, y el registro de votantes online, restablecer la capacidad de los delincuentes para votar, implementar el voto ausente sin culpa, y exigir 15 días de votación anticipada.

La legislación también requeriría que los estados registren automáticamente a todos los adultos, independientemente de su estado de ciudadanía, de las bases de datos estatales y nacionales, pondría fin a los requisitos de identificación de votantes, y exigiría que los estados acepten boletas de voto ausente hasta 10 días después de las elecciones.

Muchos estados, incluidos los estados pendulares clave, están haciendo un esfuerzo para revertir las reglas de votación implementadas debido a la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) a raíz de numerosas irregularidades en la votación que se descubrieron durante las elecciones presidenciales del 3 de noviembre de 2020.

Muchas de las preguntas que los votantes tienen sobre la falta de integridad en el proceso de votación provienen de la ampliación del voto por correo, la votación anticipada, la relajación de las reglas de verificación, y las extensiones de los plazos de recepción de boletas.

Con el fin de abordar estas preocupaciones de los votantes republicanos en estados como Georgia, Pensilvania y Arizona, los legisladores están tratando de promulgar legislación para apuntalar áreas donde los votantes ven el potencial de fraude creado por reglas de votación relajadas.

Mientras tanto, los demócratas de la Cámara apoyan unánimemente el H.R. 1, diciendo que ampliará los derechos de voto y “limpiará la corrupción” en la política.

Stacey Abrams, excandidata a gobernadora demócrata de Georgia y fundadora de Fair Fight Action, una organización sin fines de lucro sobre derechos de voto, dijo en una audiencia del comité de la Cámara sobre la “Ley para el Pueblo” el 25 de febrero que no hubo fraude electoral y que las leyes que están introduciendo los funcionarios estatales no son para mejorar la integridad de las elecciones.

“Una mentira envuelta en el atractivo seductor de la integridad electoral ha debilitado el acceso a la democracia para millones al promover la supresión de votantes”, dijo Abrams.

El senador Jeff Merkley (D-Ore.), uno de los patrocinadores principales del H.R. 1, calificó los esfuerzos republicanos como “antidemocráticos”.

“Hay una explosión de actividad republicana, gobernadores y legislaturas en todo el país, trabajando para aprobar proyectos de ley para evitar que la gente vote”, dijo Merkley. “Para mí, esto es completamente antidemocrático”.

En Georgia, en donde el presidente Joe Biden ganó por un estrecho margen, el Senado aprobó una legislación que obligaría a los votantes a presentar fotocopias de los documentos de identificación de votantes para las solicitudes de boleta de voto en ausencia.

En Pensilvania, los legisladores han dicho que derogarán el sistema de votación por correo “sin excusas” del estado de 2019.

Los senadores estatales republicanos Patrick Stefano y Doug Mastriano dijeron el mes pasado en un memorando del Senado que ellos “tienen la intención de presentar una legislación que derogue las disposiciones del voto electoral por correo sin excusas” establecidas hace dos años.

“Al eliminar las disposiciones de la ley que permiten el voto por correo sin excusas, podemos recuperar algo de confianza en la integridad de nuestras elecciones”, escribieron los senadores.

La presidenta de la Comisión de Administración de la Cámara de Representantes, la representante Zoe Lofgren (D-Calif.), dijo a sus colegas durante una reunión del Comité de Reglas el lunes que la legislación de los legisladores estatales conducirá a la supresión de votantes y que el H.R. 1 garantiza que todos tengan acceso a la votación.

“Los estados ahora están introduciendo legislaciones electorales supresivas a un ritmo alarmante, proyectos de ley que, si se convirtieran en ley, es casi seguro que privarían del derecho al voto a los votantes con el pretexto de la integridad electoral”, dijo Lofgren.

Se espera que el H.R. 1 sea debatido en el pleno de la Cámara esta semana.

Los principales patrocinadores del proyecto de ley dijeron en un comunicado de prensa el 4 de enero que el H.R. 1 es un proyecto de ley “anticorrupción” presentado para luchar contra la supresión de votantes, la manipulación y el “dinero negro de intereses especiales”.

“El H.R. 1 protegerá el derecho al voto, garantizará la integridad de nuestras elecciones, responsabilizará a los funcionarios electos y pondrá fin a la era del dinero grande, oscuro y de intereses especiales en nuestra política”, dijo Pelosi, Lofgren y el presidente del Grupo de Trabajo de Reforma Democrática, el representante John Sarbanes en la declaración conjunta.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS