El “hombre árbol” de Bangladesh pide que le amputen las manos pues no soporta más el dolor

Por Jesús de León – La Gran Época
24 de Junio de 2019 Actualizado: 25 de Junio de 2019

Un hombre de Bangladesh que fue apodado como “hombre árbol” está de vuelta en el hospital y necesita más cirugía para tratar las lesiones que se asemejan a las ramas y cortezas de los árboles que crecen en sus manos y pies.

El anunció este lunes que deseaba que le amputaran las manos para calmar su insoportable dolor.

Abul Bajandar, de 28 años, sufre epidermodisplasia verruciforme, una rarísima enfermedad genética. Su caso se conoció en todo el mundo durante su primer ingreso en el hospital en Bangladés en 2016.

“Ya no soporto el dolor. No puedo dormir por la noche. He pedido a los médicos que me corten las manos para tener al menos un respiro”, declaró a la AFP.

Abul Bajandar, apodado “Hombre Árbol” por las enormes verrugas en forma de corteza en sus manos y pies, en el Hospital del Colegio Médico de Dhaka en Dhaka el 24 de junio de 2019. Foto de MUNIR UZ ZAMAN/AFP/Getty Images.

Los crecimientos cubren ahora la totalidad de sus manos y pies.

“Cometí un error al dejar el hospital. Busqué un tratamiento alternativo, pero no pude encontrar ninguno. Ahora entiendo que debería haberme quedado y continuar el tratamiento aquí”, dijo Bajandar al Tribune India.

Abul Bajandar, en el hospital de Dhaka el 21 de enero de 2019. Foto de leer STR/AFP/Getty Images.

La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, prometió un tratamiento gratuito para Bajandar después de que la noticia de su rara enfermedad se extendiera por todo el país.

Vivió con su esposa e hija en la cabaña privada de un hospital durante dos años mientras se sometía a tratamiento, según informes.

Los médicos le dijeron a CNN que ha tenido más de 25 operaciones desde 2016.

Doctores del hospital universitario de Daca lo declararon entonces curado. Sin embargo, sufrió varias recaídas. Desde enero está de nuevo ingresado en un hospital de la capital.

Esta foto tomada el 31 de enero de 2018, muestra al “Hombre Árbol” Abul Bajandar con su hijo en el Hospital del Colegio Médico de Dhaka, en Dhaka. Foto de SAM JAHAN/AFP/Getty Images.

En cuanto a que le amputen las manos, su madre Amina Bibi apoya esa decisión: “Al menos será liberado del dolor. Es un infierno”, confesó.

El Hospital del Colegio Médico de Dhaka (DMCH) admitió a Bajandar después de haber dejado el tratamiento “voluntariamente” el año pasado.

Bajandar consiguió una cabaña en la unidad de quemados, según dijo en ese momento a The Daily Star.

A principios de enero fue admitido en el hospital pero volvió a su casa de la aldea porque no consiguió ninguna cama en el hospital.

Hablando con The Daily Star, dijo que se están haciéndole algunas pruebas.

Bajandar, de 28 años, dejó la unidad de quemados del DMCH el 26 de mayo del año pasado, después de 26 cirugías regresó a su casa en Paikgachha, Khulna, donde perdió la esperanza de una recuperación completa.

Se frustró porque la mayoría de las verrugas volvían a aparecer después de las cirugías.

Epidermodisplasia verruciforme

La enfermedad de Bajandar, es conocida como enfermedad o displasia de Lewandowsky y Lutz, y también como verrugas disqueratósicas congénitas o verrucosis generalizada.

“La epidermodisplasia verruciforme (EV) es una enfermedad autosómica recesiva de la piel con una prevalencia menor de uno por cada millón de habitantes y fue descrita inicialmente por Lewandowsky y Lutz en 1922. Se caracteriza por una alta susceptibilidad a infecciones asociadas a ciertos tipos de papillomavirus humano (PVH)”, explica la web de Elsevier.

Los pacientes presentan lesiones verrucosas en la piel de características variadas y muchas veces asociadas a cáncer de piel no melanocítico, encontrándose una fuerte asociación con la mutación del gen EVER1 y EVER2.

“Se inicia durante la niñez, como una dermatosis diseminada con predilección por áreas expuestas, como cara (frente), cuello, dorso de las manos y los dedos, caras externas de antebrazos, tronco y extremidades inferiores. Después se presenta diseminación, bilateral y simétrica. Está constituida por muchas neoformaciones de 2 a 5 mm de diámetro, redondeadas, ovales o poligonales, aisladas, del color de la piel, con superficie lisa o cubiertas de escamas fina”, según accessmedicina.

El Dr. Samanta Lal Sen, que atiende en estos momentos a Abul Bajandar, dijo que el tratamiento para esta enfermedad son las cirugías continuas. “Gradualmente, las verrugas dejarán de reaparecer”, aseguró.

**************************

A continuación:

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS