El IRS eleva a 3200 dólares el límite de los aportes a las FSA de los empleados para el 2024

Las FSA pueden utilizarse para cubrir gastos médicos como medicamentos recetados y cuidados dentales que pueden no estar cubiertos por los planes de salud

Por Naveen Athrappully
10 de Diciembre de 2023 8:48 PM Actualizado: 10 de Diciembre de 2023 8:48 PM

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) ha elevado el límite de aportación a una cuenta clave para la asistencia sanitaria de los empleados, al tiempo que ha aumentado la cantidad de dinero que puede trasladarse al año siguiente.

Flexible Spending Arrangement (FSA) es un tipo de cuenta de ahorro que los empleados pueden utilizar para pagar gastos médicos. Las aportaciones proceden del salario de los empleados. “Para 2024, hay un aumento de $ 150 al límite de contribución para estas cuentas”, dijo el IRS en un comunicado de prensa del 8 de diciembre. “Un empleado que elige participar en una FSA puede aportar hasta USD 3200 a través de deducciones de nómina durante el año del plan 2024. Las cantidades aportadas no están sujetas al impuesto federal sobre la renta, al impuesto del Seguro Social ni al impuesto de Medicare.” Para 2023, el límite de aportación era de USD 3050.

En el caso de las parejas, pueden aportar conjuntamente hasta USD 6400 para su hogar. Si el plan lo permite, el empleador también puede contribuir a la FSA del empleado.

Las FSA pueden utilizarse para sufragar gastos como copagos, medicamentos con receta, productos menstruales, atención dental y medicamentos de venta libre que pueden no estar cubiertos por los planes de salud del empleado.

Un aspecto clave de las FSA es que el importe de la cuenta caducará a finales de ese año. Solo se permite trasladar una pequeña parte al año siguiente. Los particulares corren el riesgo de perder la parte restante de los fondos ahorrados. Algunas empresas pueden conceder un periodo de gracia de 2.5 meses al año siguiente para que el individuo utilice todos los fondos.

Sin embargo, el riesgo de perder los fondos ahorrados obliga a planificar cuidadosamente los gastos anuales de asistencia sanitaria no asegurada y a limitar las aportaciones en esta medida.

Para 2023, el importe máximo que puede trasladarse a 2024 es de 610 dólares. En 2024, esta cantidad aumenta ligeramente hasta 640 dólares. El IRS aconseja a las personas que tengan en cuenta lo siguiente a la hora de presupuestar sus gastos previstos de atención sanitaria de la FSA:

— Suministros necesarios para el botiquín.

— Gastos médicos importantes.

— Chequeos de rutina o visitas a especialistas que no están cubiertos por los planes de seguro.

— Exámenes de la vista o visitas al odontólogo.

— Compras estacionales de artículos como productos para la alergia, vaporizadores de vapor caliente y protector solar.

Una cuenta FSA puede utilizarse para los siguientes gastos: medicamentos para el resfriado y la gripe, insulina, muletas, suministros para medir el azúcar en sangre, gafas de lectura, vendas, medicamentos para aliviar el dolor, quiroprácticos, extractores de leche, tratamiento psicológico y pruebas de embarazo.

“Es importante que los contribuyentes revisen anualmente sus selecciones de atención médica durante la temporada de inscripción abierta de atención médica y maximicen sus ahorros”, dijo el IRS.

“Los empleados elegibles de compañías que ofrecen un acuerdo de gastos flexibles de salud (FSA) necesitan actuar antes de que comience su año del plan médico para aprovechar una FSA durante 2024. Los individuos autónomos no son elegibles “.

Cuentas FSA

Existen cinco tipos de FSA entre los que una persona puede elegir, siendo el tipo más común la FSA de asistencia sanitaria (FSA de salud o FSA médica). Esta es la FSA que las personas utilizan para pagar sus gastos de atención médica no asegurados.

Una FSA de uso limitado permite a las personas pagar únicamente los gastos cualificados de atención dental y oftalmológica.

Mientras tanto, una FSA para el cuidado de dependientes o una FSA para el cuidado de niños permite a los empleados pagar los servicios de cuidado de dependientes derivados de su empleo. Esto incluye los gastos de guardería, canguro, preescolar y niñeras. Estas cuentas solo están disponibles si el dependiente es menor de 13 años.

Los fondos no pueden utilizarse para cubrir gastos de matrícula.

Una FSA de adopción permite reservar dinero antes de impuestos para hacer frente a los gastos que conlleva la adopción de un hijo. Para 2023, el límite máximo de aportación se ha fijado en USD 15,950.

Una FSA para desplazamientos permite pagar los gastos de desplazamiento relacionados con el empleo, como los gastos de transporte y aparcamiento.

La temporada de inscripción 2024 para las cuentas FSA comenzó el 13 de noviembre y durará hasta el 11 de diciembre. Los empleados pueden seleccionar un plan 2024 que les interese durante este tiempo. Las cuentas se establecen sobre la base de un “año del plan” que va del 1 de enero al 31 de diciembre.

FSA sanitarias

Como las FSA sanitarias son planes de prestaciones establecidos por la empresa, las personas pueden inscribirse en ellas en sus centros de trabajo. Las empresas tienen que cumplir ciertos requisitos para ofrecer este tipo de planes. También existen restricciones sobre qué empleados pueden estar cubiertos.
Por ejemplo, podrían aplicarse algunas limitaciones a los empleados altamente remunerados o a los que ocupan puestos clave.

“Usted no paga impuestos federales sobre la renta o sobre el empleo por el salario que aporta o por las cantidades que su empresa aporta a la FSA. Sin embargo, los aportes realizados por su empleador para proporcionar cobertura para el seguro de cuidados a largo plazo deben incluirse en los ingresos”, según el IRS.

“Al principio del año del plan, debe designar la cantidad que desea aportar. A continuación, su empresa deducirá las cantidades periódicamente (por lo general, cada día de pago) de acuerdo con su elección anual. Puedes cambiar o revocar tu elección solo si la ley y el plan lo permiten específicamente.”

Los particulares pueden retirar el importe total que hayan decidido aportar durante el año en cualquier momento del periodo de cobertura.

Durante la retirada, debe proporcionarse a la FSA sanitaria una declaración escrita de un tercero independiente que confirme que el particular ha incurrido en un gasto médico. También debe indicarse el importe de dicho gasto.

La persona debe proporcionar una declaración escrita en la que conste que el gasto no ha sido pagado ni reembolsado en virtud de ninguna cobertura sanitaria.

Las empresas pueden aportar hasta USD 500 a la FSA de sus empleados aunque la persona no aporte nada a la cuenta.

Sin embargo, cualquier aporte del empleador a partir de 501 solo puede hacerse sobre la base de la contribución del empleado dólar a dólar. Esto significa que si un empleado no aporta nada, el empresario tampoco puede hacerlo. Si un empleado aportara USD 1000, el empresario puede conceder un máximo de USD 1000.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.