El líder chino Xi Jinping se enfrenta a una lucha por el poder

Por Yang Wei
05 de Enero de 2021 10:25 PM Actualizado: 05 de Enero de 2021 10:25 PM

Opinión

Sabemos que el PCCh se infiltró en Estados Unidos hace mucho tiempo.

Después de que Xi Jinping asumió el poder en China, hizo pública la estrategia del PCCh para lograr la hegemonía global; pero debido a su exceso de confianza, la táctica ha tropezado con una serie de reveses. Cerca del final de 2019, el régimen chino ocultó el brote del virus del PCCh en Wuhan y apuntó a culpar a otros países, provocando su aislamiento de la comunidad internacional. Xi también intentó atacar desde todos los flancos, lo que llevó al desacoplamiento de Estados Unidos con China.

Ahora, la autoridad de Xi dentro del Partido está en peligro. El líder del PCCh ha continuado con una dura estrategia de defensa para encubrir los errores en su estrategia para el ámbito internacional. Este tipo de incitación nacionalista está perdiendo aceptación dentro del PCCh.

Los altos funcionarios del PCCh han hecho todo lo posible para encubrir sus luchas internas. Sin embargo, el PCCh estaba aturdido cuando recientemente se filtró una base de datos de 1,95 millones de miembros del Partido. El 16 de diciembre de 2020, un artículo publicado en los medios estatales, titulado “La enfermedad de adorar y arrodillarse ante Estados Unidos tiene que irse”, reveló diferentes voces dentro del PCCh. Está surgiendo una nueva ronda de luchas internas.

Un artículo de Xinhua

Un artículo, publicado en el medio de comunicación estatal, Xinhua, fue atribuido a Xin Shiping. Xin Shiping no es una persona real, sino un seudónimo que usa el liderazgo de Xi para transmitir información.

El artículo, por supuesto, estaba completamente dirigido a las diferentes voces dentro del Partido Comunista.

Xi se vio obligado a retirarse después de una serie de sanciones y duras acciones contra empresas chinas por parte de la administración Trump. Sin embargo, todavía se negó a admitir que juzgó mal la situación. En cambio, adoptó una postura de fuerte resistencia que podría desencadenar una dura reacción en el PCCh.

El Politburó y el Comité Permanente del Politburó del PCCh celebró recientemente reuniones sucesivas, pero los informes de los medios estatales no mencionaron ninguna discusión sobre la relación entre Estados Unidos y China. Este tema probablemente generó feroces disputas internas sin consenso, por lo que fue imposible incluirlo en un informe de noticias. Se estima que algunos miembros de alto nivel del PCCh han presentado una propuesta para aliviar las tensiones con Estados Unidos; en otras palabras, abandonar la confrontación y hacer un gesto de sumisión de manera abierta y proactiva para restablecer las relaciones entre Estados Unidos y China. La estrategia que propusieron en realidad cuestiona la estrategia fallida de Xi. Naturalmente, Xi se vio obligado a hablar a través del medio estatal Xinhua.

El artículo afirmaba: “Durante algún tiempo, algunas personas han difundido varias teorías para adorar y arrodillarse ante Estados Unidos: ya sea admirando la ‘democracia’ y la ‘libertad’ estadounidenses, o promocionando el statu quo de los derechos humanos en Estados Unidos, o exagerando las “capacidades restauradoras” del sistema estadounidense. Es más, fantasean y admiran la capacidad de Estados Unidos para combatir la pandemia”.

Tales comentarios no podrían ser inventados por el secretario de Xi, un pequeño grupo de personas en particular o individuos. De hecho, las personas que dicen esto solo pueden ser altos funcionarios del Politburó o miembros del Comité Permanente del Politburó, y más de uno o dos. El debate no habría sido una especie de comunicación privada, sino un discurso público en las reuniones políticas. De lo contrario, los medios del Partido no habrían hecho público tal argumento.

El artículo continuó criticando a Estados Unidos: “Las personas que adoran y se inclinan ante los Estados Unidos a menudo también menosprecian a China… Creen que la luna siempre es más brillante en los países extranjeros… A su vez, los grandes logros de China no son dignos de mención a sus ojos… La China de la nueva era no tiene valor ante sus ojos”.

Este párrafo en realidad muestra que hay personas que tenían serias dudas sobre las decisiones de Xi. Ésta es la idea central del artículo.

El artículo decía más directamente: “Algunas personas… están tan enfermas y débiles ideológicamente que son las que se ‘rindieron’ en la lucha… intercambian intereses por seguridad, confían en el compromiso para protegerse… incluso afirman que esto es ‘objetivo’, ‘profundo’, ‘perspicaz’… Debemos luchar resueltamente… para eliminar su influencia”.

Tales palabras también confirman que algunas personas hablaron públicamente sobre el abandono de la estrategia de confrontación de China, algo que consideraban “objetivo, profundo y perspicaz”. Pero esta charla ha impactado la reputación de Xi.

El final del artículo decía: “Frente a fuertes vientos y olas, siempre que tengamos la confianza y la determinación para manejar nuestros propios asuntos, cualquier obstáculo será superado”.

Xi ha intentado mantener la confianza del Partido, pero sin darse cuenta admitió que los “obstáculos” actuales no son fáciles. Sin embargo, fue el propio Xi quien creó esos obstáculos. Ahora, no solo ha vuelto a ser cuestionado públicamente por el Partido, sino que otros están intentando hacer resonar la situación.

¿Quién filtró la base de datos?

Estados Unidos ha establecido nuevas restricciones a las visas para los miembros del PCCh y sus familias inmediatas, y ha sancionado a 14 funcionarios chinos de alto rango. Estas medidas deberían poner en pánico a todo el Partido.

En este momento crítico, una lista de 1,95 millones de miembros del PCCh fue expuesta repentinamente al mundo exterior. En la lista se expone a miembros del PCCh que trabajan en las sucursales de Shanghai de grandes corporaciones multinacionales, instituciones académicas y agencias gubernamentales, incluidas Pfizer, Airbus, Boeing, Rolls Royce, HSBC y Standard Chartered Bank, e incluso en el consulado británico en Shanghai.

Se ha verificado el nombre, el sexo, el número de tarjeta de identificación nacional, la dirección de residencia y el método de comunicación registrados en esta lista. Lo más probable es que alguien dentro del PCCh filtró la sumamente detallada información.

Xi está al borde de una tormenta. Es probable que tal operación estuviera ideada para que la facción anti-Xi golpee fuertemente al actual líder del régimen.

Ante tal trastorno interno, Xi Jinping tuvo que hablar públicamente en los medios estatales, atacar a los miembros rebeldes del Partido y tratar de justificar sus fracasos.

El 16 de diciembre, Xinhua publicó un informe que expuso a Xiong Xianghui, un agente secreto del PCCh que una vez sirvió como espía dentro del ejército del Kuomintang.

El artículo decía que Xiong era “un miembro del Partido Comunista que luchaba en un frente oculto” y enfatizó que los agentes secretos nunca serán “ocultos por el humo y el polvo de la historia”.

Xinhua elogió deliberadamente las historias de espías de una manera sumamente destacada, lo que confirmó indirectamente que hay una feroz lucha interna dentro del Partido.

Yang Wei ha seguido de cerca los asuntos de China por larga data y ha contribuido desde 2019 con comentarios políticos sobre China para la versión en idioma chino de The Epoch Times.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


A continuación

Analistas dicen que fueron eliminados cerca de medio millón de votos para Trump en Pensilvania

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.