El misterio del Triángulo de las Bermudas ha sido ‘resuelto’, dicen científicos y escépticos

Por Michael Wing - La Gran Época
22 de Mayo de 2019 Actualizado: 22 de Mayo de 2019

El Triángulo de las Bermudas es un campo muy debatido donde los teóricos conspiran y los escépticos se arriesgan. Cientos de barcos y aviones desaparecieron a lo largo de los años sin dejar rastro y no sabemos por qué.

Las leyendas náuticas hablan de portales interdimensionales, OVNIS y extraterrestres, la ciencia habla de fenómenos climáticos extraordinarios, los escépticos hablan de nuestra tendencia para inventar historias. ¿Estamos seguros?

Con toda nuestra tecnología moderna, ¿podemos concluir de una vez por todas la verdad detrás del triángulo? ¿Cuánto de esto es un hecho y cuánto es ficción? ¿Qué tiene que decir la ciencia?

El famoso Triángulo de las Bermudas

(Crédito: © Google Maps)

Las Bermudas es una isla rodeada de naufragios, cuyos peligrosos arrecifes que rodean la isla volcánica son poco profundos y devastadores para las embarcaciones, ya sean de madera o metálicas.

El área ligeramente definida por los límites que unen las Bermudas, Puerto Rico y Miami constituye el triángulo donde se registraron muchas desapariciones misteriosas a lo largo de un siglo.

El barco más famoso que desapareció en el triángulo es el USS Cyclops, el barco más grande de la Armada de los Estados Unidos que ese día suministró combustible a la flota estadounidense en la Primera Guerra Mundial. Los que estudiaron el buque señalaron que la principal debilidad del buque era su fondo plano y, por lo tanto, propenso a inclinarse. Llevando carga pesada, el barco desapareció misteriosamente con 309 tripulantes a bordo mientras viajaba de Barbados a Baltimore en 1918.

El USS Cyclops. (Crédito: © Dominio público)

Para agregar más misterios, las dos naves hermanas del Cyclops también desaparecieron en la misma ruta en 1941.

La leyenda del triángulo se profundizó en 1945 cuando cinco aviones estadounidenses TBM Avenger, conocidos como el Vuelo 19, desaparecieron sin dejar rastro sobre la cercanía del triángulo. Además, el avión de Martin Mariner enviado a buscar al vuelo 19 también desapareció. No se encontraron sobrevivientes, ni se recuperó ningún resto.

Esto es solo la punta del iceberg de las desapariciones documentadas a lo largo de los años. Al menos 1000 personas desaparecieron abordo de barcos y aviones de los que se perdió el rastro total. Lo llamativo es que antes de desaparecer, las comunicaciones por radio se mantienen sin alertas e incluso registran buen tiempo.

Vuelo 19. (Crédito: © Dominio público)

¿La ciencia explica el misterio?

Algunas de las teorías propuestas para explicar estos misterios incluyen las olas traicioneras, los gases metano que se elevan del lecho oceánico y las bombas de aire o “micro ráfagas” que pueden estrellar aviones y hundir barcos.

El triángulo es propenso a las tormentas, donde a veces hay varios frentes de tormenta a la vez. Se registran olas convergentes que se amplifican en tamaño, causando olas engañosas que aparecen de la nada.

Las leyendas náuticas describen olas aterradoras de más de 30 metros de altura. Las pruebas realizadas con simuladores de olas con el modelo del buque USS Cyclops demostraron que una ola de más de 15 metros de altura podía volcarlo y hundirlo.

En los últimos años, las imágenes satelitales descubrieron nubes hexagonales o en forma de “panal” en las proximidades del triángulo. Usando nueva tecnología de imágenes, se determinó que estas formas eran marcas de explosiones de aire altamente enfocadas hacia abajo, llamadas “microexplosiones” o “bombas de aire”. Tales explosiones pueden alcanzar los 274 km/h y pueden enviar fácilmente tanto aviones como barcos a una tumba acuática.

Explosiones de aire. (Crédito: © NASA / Jacques Descloitres, MODIS Land, equipo de respuesta rápida Team)

Otra teoría se refiere a los hidratos de metano (acumulaciones de materia orgánica en descomposición) en el fondo del océano. Una alteración podría causar que el hidrato de metano suba y se convierta en gas. Descrito como “eructos de la muerte”, este gas podría, teóricamente, afectar la flotabilidad de los barcos, causando que se hundan o incluso interferir con los motores de los aviones.

A la lista de peligros se suman el clima extremo y la niebla eléctrica, algunos afirmaron que las brújulas apuntan al norte auténtico en lugar de al norte magnético debido a las perturbaciones magnéticas en el triángulo, incluso Colón notó que la brújula funcionaba mal en su época.

Los escépticos y las teorías de la conspiración

Imagen ilustrativa. (Crédito: IgorZh / Shutterstock)

Afirmaciones más excéntricas incluyen teorías de portales de grandes dimensiones, anomalías gravitacionales o magnéticas. Los fantasmas de esclavos desechados que hundían barcos y, por supuesto, secuestros extraterrestres. También se reportaron avistamiento de ovnis.

Mientras tanto, los escépticos explican todo negando que es un misterio. Citan que la región es uno de los lugares más transitados del mundo, el número de barcos perdidos en el mar es el mismo que en cualquier otro lugar. Fin de la historia.

A decir verdad, la respuesta puede estar en algún lugar en medio de todas estas teorías que son solo teorías. Aún no se logra una respuesta satisfactoria para satisfacer a la mayoría. En cuanto a los extraterrestres, hasta el día en el que se sepa todo, seas científico, escéptico o teórico conspirador, todas las ideas deben permanecer sobre la mesa.

Mira el video a continuación:


Clima extremo en todo su esplendor: ¡El poder de la naturaleza!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS