El nuevo enfoque de la Fed sobre la inflación podría mantener bajas las tasas de interés

Por Emel Akan
27 de Agosto de 2020
Actualizado: 27 de Agosto de 2020

WASHINGTON—La Reserva Federal dio a conocer el 27 de agosto un importante cambio de política que tolera una mayor inflación, una medida que podría permitir que las tasas de interés se mantengan bajas durante un período de tiempo más largo.

Jerome Powell, presidente de la Fed, anunció que el banco central adoptaría “una forma flexible de metas de inflación promedio” como resultado clave de la revisión del marco de política monetaria.

“El mercado laboral históricamente fuerte no provocó un aumento significativo en la inflación”, dijo Powell en un discurso transmitido en vivo en el simposio anual de política económica del banco central en Jackson Hole, Wyoming.

“La persistente falta de inflación de nuestro objetivo del 2 por ciento a largo plazo causa preocupación”.

Para reflejar los cambios en la economía, el banco central aprobó por unanimidad corecciones a su “Declaración sobre objetivos a largo plazo y estrategia de política monetaria”, un documento que establece las bases para las acciones de política de la Fed, que se adoptó por primera vez en 2012.

La nueva declaración favorece un enfoque más flexible y complaciente de los objetivos de inflación y empleo de la Fed, según los economistas.

La declaración indica que la Fed buscará “lograr una inflación promedio del 2 por ciento a lo largo del tiempo”.

“Por lo tanto, después de períodos en los que la inflación ha estado por debajo del 2 por ciento, la política monetaria adecuada probablemente apuntará a lograr una inflación moderadamente superior al 2 por ciento durante algún tiempo”, afirma.

Powell señaló que la inflación que se mantiene persistentemente por debajo del nivel objetivo podría representar serios riesgos para la economía.

“Si las expectativas de inflación caen por debajo de nuestro objetivo del 2 por ciento, las tasas de interés bajarían en conjunto. A su vez, tendríamos menos margen para recortar las tasas de interés para impulsar el empleo durante una recesión económica, lo cual reduciría aún más nuestra capacidad para estabilizar la economía mediante la reducción de las tasas de interés”.

La Fed opera bajo un “mandato dual” de máximo empleo y estabilidad de precios. Para cumplir con el objetivo de la estabilidad de precios, las autoridades de la Fed establecieron un objetivo de inflación del 2 por ciento en 2012.

Sobre el tema del empleo, la Fed adoptará una respuesta asimétrica a la brecha de empleo.

Powell dijo que la modificación del documento reflejaba la opinión actual de la Fed de que “se puede mantener un mercado laboral sólido sin provocar un estallido de inflación”.

Esto implica que “una tasa de desempleo por debajo de la tasa natural estimada de desempleo no es una razón suficiente por sí sola para endurecer la política”, según Jan Hatzius, economista jefe de Goldman Sachs.

“En general, vemos los desarrollos de hoy como un cambio moderado a largo plazo significativo para la Fed, pero uno casi en línea con las expectativas”, escribió Hatzius en un informe.

El nuevo enfoque de la Fed sobre la inflación probablemente mantendrá bajas las tasas de interés durante mucho tiempo. La Fed se ha movido en esta dirección desde 2019 cuando recortó su tasa de referencia por primera vez en más de una década. Y en una respuesta urgente a la pandemia, el banco central recortó las tasas dos veces hasta casi cero.

La medida de la Fed afecta las tasas de endeudamiento y ahorro de los consumidores. Si la tasa de fondos federales es baja, a los bancos les resulta menos costoso pedir prestado unos a otros. Por lo tanto, los bancos pueden traspasar el menor costo de la deuda a los consumidores en forma de tasas de interés más bajas en hipotecas, préstamos para automóviles o tarjetas de crédito.

Las acciones subieron levemente luego de que Powell reveló la nueva estrategia del banco central. El promedio industrial Dow Jones subió un 0,6 por ciento y el S&P 500 ganó un 0,2 por ciento el 27 de agosto.

“Ambas revisiones moderadas estuvieron en línea con nuestras expectativas”, dijo Matthew Luzzetti, economista jefe para Estados Unidos en el Deutsche Bank, en un informe.

“Sin embargo, el hecho de que el Comité decidiera publicar los resultados de su revisión del marco de políticas en Jackson Hole abre la puerta más que antes a una modificación de su guía de tarifas y política de balance en la reunión de septiembre”.

Los analistas ahora esperan que el programa de compra de activos del banco se produzca en la reunión de política de septiembre en lugar de en noviembre, como se predijo anteriormente.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre

Funcionario del PCCh huye a EE.UU. para revelar la verdad dentro de China

TE RECOMENDAMOS