El PCCh busca un nuevo orden global a “costa de todos los demás”: Almirante estadounidense

Por Andrew Thornebrooke
10 de Marzo de 2022 7:40 PM Actualizado: 10 de Marzo de 2022 7:40 PM

El Partido Comunista Chino (PCCh) está comprometido en un esfuerzo generalizado para socavar el orden internacional basado en normas y promover su propio tipo de autoritarismo, según los líderes militares y políticos de Estados Unidos.

“La República Popular China es el competidor estratégico más importante al que se ha enfrentado Estados Unidos”, afirmó el almirante John Aquilino, comandante del Mando Indo-Pacífico de Estados Unidos.

“Están ejecutando una campaña dedicada que utiliza todas las formas de poder nacional en un intento de desarraigar el orden internacional basado en normas en beneficio propio y a expensas de todos los demás”.

Aquilino ofreció su testimonio ante el Comité de las Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes durante una audiencia celebrada el 9 de marzo sobre los retos de seguridad nacional en el Indo-Pacífico.

El presidente del Comité, Adam Smith (D-Wash.), respaldó las opiniones de Aquilino y dijo que el PCCh era la mayor amenaza para la continuidad del liderazgo mundial de Estados Unidos.

Dijo que el liderazgo estadounidense estaba trabajando para asegurar la paz mundial, pero que el secretario general del PCCh, Xi Jinping, parecía decidido a buscar el conflicto.

“China es sin duda el país más capaz de competir con Estados Unidos en términos de su fuerza económica, en términos de su creciente fuerza militar, [y] en términos de su alcance global”, dijo Smith.

“Todos queremos un mundo en el que China y Estados Unidos coexistan pacíficamente, y para eso estamos trabajando”, dijo Smith. “Pero en el transcurso de la última década, al menos, ha quedado claro que el presidente Xi y China pretenden algo más combativo que eso”.

Smith dijo que Estados Unidos tendría que hacer un mejor trabajo para convencer a las naciones del mundo de que seguir el autoritarismo del PCCh no terminaría en su favor. Para ello, dijo que Estados Unidos trabajaría para equilibrar la paz en Asia oriental mediante la cooperación con los socios regionales.

La audiencia se produce tras la publicación de la Evaluación de Amenazas anual publicada por la Oficina del Director de Inteligencia Nacional, que determinó que China es la amenaza número uno para Estados Unidos en 2022.

Ely Ratner, secretario adjunto de Defensa para asuntos de seguridad en el Indo-Pacífico, dijo al comité que Estados Unidos seguiría centrado en la región del Indo-Pacífico como su prioridad estratégica, resolviendo la incertidumbre sobre si la invasión de Rusia en Ucrania atraería el foco de atención de Estados Unidos hacia Europa.

“El Indo-Pacífico es el escenario prioritario del Departamento”, dijo Ratner.

“Estamos comprometidos con el mantenimiento de una región Indo-Pacífica libre y abierta, en la que todas las naciones, grandes y pequeñas, estén seguras de su soberanía, y puedan buscar oportunidades económicas, resolver disputas sin coerción, y ejercer las libertades de navegación y sobrevuelo en consonancia con un orden internacional abierto y estable”.

Ratner condenó el “apoyo a la agresión rusa” del PCCh, y dijo que la competencia de Estados Unidos con China a lo largo del siglo definirá la política internacional y dará forma al orden mundial.

“La competencia estratégica con la RPC [República Popular China] será un rasgo definitorio del siglo XXI y nuestros esfuerzos colectivos durante la próxima década determinarán si Beijing consigue socavar las reglas y normas que han beneficiado a la región del Indo-Pacífico y al mundo durante décadas”, dijo Ratner.

Para frenar la influencia maligna del PCCh en todo el Indo-Pacífico, Ratner dijo que era necesario reforzar las redes regionales.

Calificó la red de alianzas y asociaciones de Estados Unidos como una de sus “mayores fortalezas”, y dijo que su estrategia de defensa seguiría centrándose en el desarrollo de relaciones con aliados y socios en toda Asia para aumentar la prosperidad y defenderse del autoritarismo.

“Nuestro enfoque pretende construir una arquitectura de seguridad más amplia en la región del Indo-Pacífico que pueda sostener un orden libre y abierto y disuadir la agresión”, dijo Ratner.

“Estamos centrados en reforzar nuestra posición militar a largo plazo mediante la profundización de la cooperación con nuestros aliados y socios en términos de planificación, operaciones y mayor colaboración en el desarrollo de capacidades”.

Para ello, Ratner dijo que Estados Unidos estaba reforzando sus capacidades y mejorando la interoperabilidad con aliados y socios regionales como Japón, Australia, India, Tailandia, Filipinas, Singapur, Vietnam, Indonesia, Malasia y Timor Oriental.

“La capacidad de Estados Unidos de perseguir objetivos comunes de seguridad y económicos con naciones afines es una piedra angular de nuestro éxito”, dijo Ratner.

Ratner destacó varios ejemplos de agresión del PCCh en el Indo-Pacífico, como el uso de la milicia marítima china para invadir las fronteras marítimas de sus vecinos, el uso de su ejército para empujar la frontera norte de la India hacia el interior, y la actual campaña de intimidación de sus fuerzas aéreas contra Taiwán.

Para ello, Ratner dijo que se había alcanzado un consenso amplio y bipartidista en el sentido de que Estados Unidos debería centrar su atención en el Indo-Pacífico y en la continua competencia con el PCCh.

“Ha surgido un poderoso consenso bipartidista en torno al desafío de China y a la necesidad de que Estados Unidos vuelva a centrar su tiempo, energía y recursos en la región del Indo-Pacífico”, dijo Ratner.

“La reserva de apoyo a este enfoque es amplia y profunda, y debemos seguir trabajando juntos para preservar este bipartidismo que es fundamental para nuestra capacidad de competir eficazmente en la región”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.