‘El PCCh destruye la democracia y la libertad’: Declaración al Subcomité de DD.HH. de Australia

Por The Epoch Times
20 de Septiembre de 2021
Actualizado: 20 de Septiembre de 2021

Una investigación del gobierno australiano ha recibido declaraciones que dejan en claro que la interferencia del Partido Comunista Chino (PCCh) está amenazando la democracia, la libertad y los derechos humanos en Australia.

La Dra. Lucy Zhao, presidenta de la Asociación de Falun Dafa de Australia, le dijo al Subcomité de Derechos Humanos del Comité Permanente Conjunto de Asuntos Exteriores, Defensa y Comercio de Australia que los derechos humanos de los practicantes australianos de Falun Dafa (también llamado Falun Gong) se han visto gravemente afectados por la interferencia del PCCh durante más de 22 años.

“El PCCh ha convertido el tema de Falun Gong en una ‘línea roja’ de política exterior y ha entrenado de manera eficaz al gobierno australiano y a muchos otros para evitar este tema como si fuera un tabú”, dijo Zhao.

Señaló que era un resultado directo de la demonización por parte del régimen comunista hacía Falun Gong, una disciplina que combina ejercicios de meditación y enseñanzas espirituales.

La Dra. Zhao, presidente de la Asociación de Falun Dafa de Australia, habló en un mitin en el centro de Sydney, el 10 de diciembre de 2019, Día Internacional de los Derechos Humanos. (An Pingya/The Epoch Times)

Por ejemplo, las universidades de Sidney, Melbourne y Adelaida han cancelado las proyecciones de documentales como “En el nombre de Confucio” y “Carta de Masanjia“, que exponen la infiltración y la persecución a los derechos humanos por parte del PCCh en China.

El documental “En el nombre de Confucio” cuenta la historia de Zhao Qi, un exprofesora del Instituto Confucio, y expone el verdadero propósito de Beijing al infiltrarse en el extranjero a través del Instituto desde una perspectiva de alguien que perteneció a dicha institución.

La película también ha sido uno de los principales objetivos de la injerencia del régimen chino, haciendo que las universidades cancelen sistemáticamente las proyecciones de la película. Un ejemplo fue la decisión de la Universidad de Victoria de cancelar unilateralmente la reserva de un lugar para una proyección del documental que se llevaría a cabo el 18 de septiembre de 2018.

Los documentos obtenidos por The Australian a través de la Ley de Libertad de Información revelaron que la universidad tomó la decisión luego de una intervención del Consulado chino.

(Suministrado por el sitio web oficial de “En el nombre de Confucio”)

Zhao también citó ejemplos de consulados chinos en Nueva Gales del Sur y Victoria que advirtieron a los legisladores estatales para que no asistieran a una actuación de Shen Yun.

Shen Yun es una compañía norteamericana de artes escénicas que demuestra técnicas históricas de danza china, técnicas que se perdieron durante la revolución cultural del PCCh. También, mediante sus actos en escena que involucran la danza y el canto, Shen Yun expone la persecución en China hacía los practicantes de Falun Gong.

Además, Zhao explicó que, en 2014, el consulado chino en Sydney emitió un comunicado de prensa a todos los legisladores de Nueva Gales del Sur, alegando que Falun Gong estaba dañando las relaciones entre China y Australia y que era un grupo político anti-chino. El consulado aconsejó a los legisladores que no asistieran a las presentaciones de Shen Yun ni se reunieran con los practicantes de Falun Gong.

El testimonio de Zhao se dio luego de una presentación de la Asociación de Falun Dafa de Australia al Parlamento federal, el 28 de agosto de 2020 (pdf), que describe cómo las embajadas y consulados chinos en Australia, así como sus enviados en negocios, medios de comunicación y de la academia, han trabajado para denigrar e incitar la discriminación y el odio contra Falun Dafa.

Un método común es que los representantes de la embajada y de los consulados envían correos electrónicos y cartas a varios niveles de legisladores australianos y figuras de la comunidad, así como a varias organizaciones, advirtiéndoles que no tengan nada que ver con Falun Gong o sus actividades.

Las cartas amenazan a los asistentes con consecuencias (que no definen) para el futuro de esa persona u organización.

Zhao también le dijo al comité que el PCCh se había esforzado mucho por controlar los medios de comunicación en chino para promover e incitar el odio contra la comunidad de Falun Gong y contra otros disidentes.

Alegó que, a través de incentivos económicos y coacción, los medios de comunicación en idioma chino en Australia publican regularmente artículos de propaganda preparados por el PCCh difamando a Falun Gong.

Los artículos tienen como objetivo incitar al odio hacia la práctica espiritual y a sus practicantes dentro de la comunidad de inmigrantes chinos.

Estudiantes chinos internacionales maldicen a quienes apoyan los movimientos prodemocráticos de Hong Kong en un mitin pro-PCCh en Sydney, el 17 de agosto de 2019. (An Pinya/The Epoch Times)

Zhao hizo un llamado al gobierno australiano para que intensifique sus investigaciones sobre las organizaciones asociadas con el Departamento de Trabajo del Frente Unido del PCCh y sobre la Asociación de Estudiantes y Académicos de China (CSSA). Dijo que estas organizaciones son agentes del régimen chino, que operan sólo para promover la propaganda comunista y amenazan los valores e intereses democráticos de Australia.

La Asociación de Falun Dafa también le pidió al gobierno australiano que adopte el requisito de que cualquier chino que se convierta en ciudadano australiano o residente permanente renuncie a su vinculación al PCCh.

“Es inconcebible que alguien pueda convertirse en ciudadano australiano mientras todavía es miembro del partido gobernante de un país extranjero cuyos intereses nacionales, con frecuencia, no se alinean con los valores e intereses nacionales de Australia”, dijo la Asociación Australiana de Falun Dafa.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS