El Pentágono enumera a 20 compañías chinas respaldadas por el ejército chino

Por Frank Fang
25 de Junio de 2020
Actualizado: 25 de Junio de 2020

El senador Tom Cotton (R-Ark.) y el representante Mike Gallagher (R-Wis.) aplaudieron la decisión del Pentágono de publicar una lista de empresas chinas que son propiedad o están controladas por el ejército chino.

La lista de 20 empresas chinas se publicó el 24 de junio en respuesta a una petición de los senadores Cotton, Gallagher, Chuck Schumer (D-N.Y.) y Rubén Gallego (D-Ariz.). La solicitud de los senadores se plasmó por entonces en una carta al secretario de defensa Mark Esper y fue enviada en septiembre del año pasado.

Las empresas incluyen: el gigante de tecnología Huawei; los operadores de telefonía móvil China Mobile y China Telecom; el fabricante de vagones de ferrocarril CRRC; el fabricante de vigilancia de video Hikvision; las empresas de construcción naval CSIC y CSSC; la empresa aeroespacial AVIC; la empresa de defensa Norinco; y la empresa de computación en nube y centro de datos Inspur.

“Este informe es una pieza de una campaña más amplia que nuestra nación debe hacer contra el Partido Comunista Chino y sus esfuerzos de transferencia de tecnología parasitaria”, dijeron los dos legisladores en un comunicado de prensa del 24 de junio, y expresaron la esperanza de que el Pentágono agregue más a la lista pronto.

En la carta, los cuatro congresistas señalaron que bajo una ley de 1999, el Pentágono tenía el mandato de dar designaciones a cualquier empresa “propiedad o controlada” por el Ejército Popular de Liberación de China (EPL) que se dedique a la prestación de servicios comerciales, fabricación, producción o exportación.

“Instamos al presidente a que imponga sanciones económicas contra estas empresas militares chinas”, dijeron Cotton y Gallagher en el comunicado de prensa.

La Casa Blanca no comentó si sancionaría a estas empresas de la lista.

Un alto funcionario de la administración dijo que la lista puede ser “una herramienta útil para el gobierno de Estados Unidos, las empresas, los inversionistas, las instituciones académicas y los socios de ideas afines para llevar a cabo la debida diligencia con respecto a las asociaciones con estas entidades, en particular a medida que la lista crece”, según un informe de Reuters.

Enlaces militares

Las conexiones con el EPL están bien documentadas en muchas de las empresas que figuran en la lista del Pentágono.

Huawei tiene extensos lazos con el ejército chino, ya que su fundador, Ren Zhengfei, fue director de un departamento de ingeniería de información dentro del EPL. El gobierno de EE.UU. ya ha prohibido a Huawei participar en el despliegue de la próxima generación de redes móviles 5G en el país.

Hikvision, que es propiedad en un 42 por ciento de la empresa estatal china China Electronics Technology Corp (CETC), ha proporcionado su tecnología de vigilancia por video con inteligencia artificial para la defensa nacional y la seguridad de China, según un testimonio del Congreso en 2019.

Hikvision dijo a Reuters que no era una “empresa militar china” y que trabajaría con el gobierno de EE.UU. para resolver el asunto.

CETC, CRRC, China Telecoms e Inspur han apoyado públicamente la estrategia de fusión militar de China, una iniciativa dirigida por el estado que consiste en aprovechar la cooperación entre el ejército y la industria privada para avanzar en la innovación tecnológica. El esfuerzo de fusión es ahora supervisado por un organismo del gobierno chino llamado la Comisión Central para el Desarrollo de la Fusión Militar-Civil.

En mayo, el Departamento de Estado de los Estados Unidos emitió una declaración en la que explicaba la estrategia de fusión de China, que implica “el desarrollo y la adquisición de tecnologías clave a través de medios lícitos e ilícitos”, como la tutela de la colaboración académica y de investigación para obtener beneficios militares, la transferencia forzosa de tecnología, la recopilación de información de inteligencia y el robo descarado.

El 29 de mayo, el presidente Donald Trump emitió una proclama en la que prohibía a los estudiantes de postgrado e investigadores chinos que estuvieran relacionados con cualquier entidad que aplicara o apoyara la estrategia de fusión de China solicitar visados F o J para entrar en Estados Unidos. Las visas F son para estudiantes de tiempo completo y las visas J son para programas de intercambio cultural o educativo.

Trump añadió que el secretario de Estado debería considerar si a los ciudadanos chinos que actualmente tienen visas F o J se les debería revocar sus visas.

Cotton y Gallagher añadieron que “el Congreso debería actualizar esta ley de 1999 para abordar mejor los desafíos actuales que plantea la estrategia de fusión militar-civil de China”, en el comunicado de prensa.

CRRC ha conseguido contratos en Boston, Chicago, Los Ángeles y Filadelfia para construir vagones de metro, antes de que los legisladores estadounidenses plantearan sus preocupaciones sobre los acuerdos e introdujeran proyectos de ley destinados a evitar que se concediera dinero federal a las empresas chinas.

Norinco y AVIC son proveedores del EPL y grandes exportadores para la venta de armas de China. Ambas compañías han sido previamente abofeteadas con sanciones de los Estados Unidos por contribuir al desarrollo de varios programas de misiles de Irán.

La lista “es un comienzo, pero lamentablemente inadecuada para advertir al pueblo estadounidense sobre las empresas estatales y dirigidas que apoyan al gobierno chino y las actividades del Partido Comunista, que amenazan la economía y la seguridad nacional de EE.UU.”, dijo el senador Marco Rubio (Rep.-Fla.) en una declaración.

Reuters contribuyó a la elaboración de este artículo.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

FBI: Piloto de NASCAR no fue víctima de racismo. Trump: Bolton debería ir a la cárcel

TE RECOMENDAMOS