Economía mexicana crece 2,5 % gracias a consumo privado y dinamismo en EE.UU.

Por EFE
23 de Noviembre de 2018 Actualizado: 23 de Noviembre de 2018

La economía de México creció 2,5 % en el tercer trimestre del año empujado por un saludable consumo interno gracias a un desempleo bajo y por el dinamismo en Estados Unidos, que empujó las manufacturas.

Según cifras divulgadas hoy por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el crecimiento del PIB fue impulsado por incrementos en el sector terciario (3,2 %), el primario (2,2 %) y el secundario (1,1 %) si se compara al periodo julio-septiembre de 2017.

De esta manera, en el acumulado enero-septiembre la economía creció 2,1 %, en el rango bajo de la expectativa del Banco de México para este año, que estima un incremento de entre 2 % y 3 % para el presente año.

En el tercer trimestre, la economía creció gracias a unas “actividades terciarias beneficiadas por el bajo desempleo y el repunte de la confianza del consumidor”, explicó a Efe el gerente de Análisis Económico del Banco Ve Por Más, Alejandro Saldaña.

Adicionalmente, los sectores primario y secundario aumentaron “principalmente por la manufactura, gracias al buen crecimiento en Estados Unidos y la importancia para las exportaciones”, agregó el experto.

En el sector terciario, los sectores que más ganaron fueron servicios financieros y de seguros (8,5 %), comercio al por menor (5,5 %), información en medios masivos (4,4 %) y transportes, correos y almacenamiento (3,4 %).

De hecho, solo una partida retrocedió, la de otros servicios excepto actividades gubernamentales (1,4 %).

El aumento del consumo, pese a riesgos inflacionarios, se vio aupado por el bajo desempleo, de 3,5 % en el tercer trimestre.

El secundario se vio empujado por la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, agua y gas (4 %), las industrias manufactureras (2,3 %) y la construcción (0,7 %).

En este apartado, sobresale el buen desempeño en las manufacturas, estrechamente relacionadas con las exportaciones de mercancías a Estados Unidos, el primer socio comercial de México, donde la economía ha dado señales positivas en los últimos meses.

En el tercer trimestre del año, por ejemplo, la primera potencia mundial creció al 3,5 % anual.

“Creemos que seguirán creciendo las exportaciones a doble dígito pero para 2019 se anticipa una desaceleración de Estados Unidos”, apuntó a Efe la directora de Análisis Económico-Financiero de Banco BASE, Gabriela Siller.

El resultado dado hoy a conocer por el instituto de estadísticas mexicano supone una ligera disminución, de 0,1 puntos porcentuales, frente a la estimación preliminar del PIB de 2,6 % publicada el pasado 30 de octubre.

De acuerdo con cifras desestacionalizadas, sin factores coyunturales por temporada), el PIB mexicano aumentó un 0,8 % en comparación con el trimestre anterior.

Según Saldaña, ello se debe en parte a que se eliminaron elementos de incertidumbre en la economía mexicana como la continuidad del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que rebautizado como T-MEC (abreviatura de Tratado México-EE.UU.-Canadá), se firmará finalmente el 30 de noviembre.

El tercer trimestre del año arrancó también con la victoria en la contienda por la Presidencia de México del líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador, poniendo fin a una larga campaña que abrió también un periodo de incertidumbre.

Ello podría haber detonado el consumo interno, opinó Siller, al desatar “la euforia” por la holgada victoria de López Obrador, con más de 50 % de los votos.

Ve Por Más estima que el año cierre con un crecimiento de 2,2 % en México, y augura un retroceso en el último trimestre del año, debido a algunas de las decisiones dadas ya a conocer por el presidente electo, como la cancelación del aeropuerto de Texcoco, una magna obra de 13.300 millones de dólares.

“Vimos un efecto inmediato en los mercados cambiarios y financieros, y en un plazo más largo puede tener efecto en decisión de inversión privada”, apuntó el experto.

Para Siller, la cancelación del aeropuerto no impactará este cuarto trimestre pero da un “panorama más sombrío, más no de crisis” de cara a 2019, porque puede frenar las inversiones y, al impactar en el tipo de cambio, elevar la inflación.

Banco BASE estima que la economía crecerá este año 2,2 %.

El PIB de la mayor economía latinoamericana después de Brasil aumentó 2 % en 2017, cifra inferior al 2,9 % registrado en 2016 y al 2,6 % de 2015.

A continuación

Cómo un exitoso y trabajador empresario encontró el alivio al estrés y un significado más profundo para la vida.

TE RECOMENDAMOS