El Plan de Rescate Estadounidense de Biden es un paso sigiloso hacia el socialismo

Por Chris Talgo
24 de Febrero de 2021
Actualizado: 24 de Febrero de 2021

Opinión

El Plan de Rescate Estadounidense de USD 1,9 billones del presidente Joe Biden se está enmarcando como otro proyecto de ley obligatorio que es necesario para combatir los estragos del COVID-19.

Según Biden, el Plan de Rescate de Estadounidense “cambiaría el curso de la pandemia”.

Teniendo en cuenta que Estados Unidos está vacunando a más de 1 millón de estadounidenses por día y que el número de casos de COVID-19 está disminuyendo significativamente, no parece que sea necesario un cambio de rumbo.

En realidad, el Plan de Rescate Estadounidense de Biden no contiene muchos programas de salud pública, pero sí propuestas que acercarían a Estados Unidos al socialismo.

De hecho, el mal llamado Plan de Rescate Estadounidense contiene una gran cantidad de elementos que no tienen nada que ver con la salud pública, pero tienen mucho que ver con la dependencia al gobierno, la redistribución de la riqueza y otros principios del socialismo.

El proyecto de ley de 591 páginas, considerado corto de acuerdo a los estándares actuales, gasta muy poco en programas de salud pública para abordar la pandemia de COVID-19.

Según una verificación de hechos de Newsweek, “el gasto total para la salud pública es de USD 400,000 millones, o aproximadamente el 21 por ciento del paquete de estímulo propuesto”. Eso significa que el 79 por ciento del proyecto de ley de USD 1.9 billones, aproximadamente USD 1.5 billones, no aborda la apremiante crisis de salud pública.

Entonces, ¿a dónde se dirigirán los USD 1.5 billones?

Para empezar, el proyecto de ley incluye otra ronda de controles de estímulo sin objetivos claros. Esta vez, los estadounidenses que ganaron menos de USD 75,000 al año (USD 150,000 para parejas casadas) según los registros de impuestos de 2019, serán los afortunados destinatarios de un cheque de USD 1400 del Tesoro de EE.UU.

No importa que millones no necesiten los cheques, ya que su situación laboral nunca se vio afectada por la pandemia. Bajo el Plan de Rescate de Estadounidense, la redistribución de la riqueza a través de controles de estímulo es un imperativo.

Otro aspecto del plan de Biden que no tiene absolutamente nada que ver con la reducción de COVID-19, pero sí mucho que ver con el aumento de la proclividad de los estadounidenses a la dependencia del gobierno, es la expansión y extensión de los beneficios por desempleo.

Según el plan de Biden, el complemento semanal actual de USD 300 del gobierno federal a los beneficios estatales de desempleo se ampliaría a USD 400 por semana y se extendería hasta agosto de 2021.

Esto no tiene sentido. Ahora que la economía de Estados Unidos finalmente se está reabriendo y se están ampliando los puestos de trabajo, ¿por qué el gobierno federal querría pagar más dinero a las personas para que no trabajen?

Como si eso no fuera suficientemente malo, el plan de socialismo sigiloso y anti-rescate de Biden duplicaría con creces el salario mínimo federal de USD 7.25 a USD 15 por hora. Según la Oficina de Presupuesto del Congreso, esta idea descabellada destruiría, al menos, 1,4 millones de puestos de trabajo para 2025.

Brillante idea. Saquemos a otros 1.4 millones de estadounidenses de la fuerza laboral para que puedan cobrar los beneficios federales por desempleo. Quién sabe, tal vez Biden extienda los beneficios adicionales hasta 2025, para asegurarse de que el Tío Sam cuide adecuadamente a estos estadounidenses.

El Plan de Rescate de Estadounidense de Biden también incluye un rescate de USD 350,000 millones a los gobiernos estatales y locales que han gastado como marineros borrachos durante las últimas décadas. Esto no es más que una redistribución de la riqueza a nivel estatal y local.

Por último, pero ciertamente no menos importante, el proyecto de ley de Biden contiene una serie de obsequios en forma de mayores programas de asistencia nutricional (también conocidos como cupones de alimentos), ayuda para la vivienda y expansión de Medicaid.

El Plan de Rescate Estadounidense de Biden, como la Ley de Recuperación y Reinversión Estadounidense de 2009 del presidente Barack Obama, haría poco para revivir la economía estadounidense de libre mercado y crear empleos bien pagados, por el contrario, haría mucho para que el socialismo sea más común en Estados Unidos.

Chris Talgo es editor del Instituto Heartland.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS