El presidente de la Cámara invita a Biden a pronunciar discurso sobre el estado de la Unión

Por Tom Ozimek
06 de Enero de 2024 6:27 PM Actualizado: 06 de Enero de 2024 6:27 PM

En el aniversario de la irrupción en el Capitolio del 6 de enero de 2021, el presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson (R-La.), extendió una invitación oficial al presidente Joe Biden para que se dirija a una Sesión Conjunta del Congreso y presente el acostumbrado informe presidencial sobre el estado de la Unión.

“En este momento de gran desafío para nuestro país, es mi deber solemne extender esta invitación para que usted se dirija a una Sesión Conjunta del Congreso el jueves 7 de marzo de 2024, para que pueda cumplir con su obligación en virtud de la Constitución de EE. UU. de informar sobre el estado de nuestra unión”, escribió Johnson en una carta al presidente Biden, fechada el 6 de enero.

El Sr. Johnson posteó la carta en X, donde numerosos comentaristas hicieron referencia a la importancia de la fecha del 6 de enero, y algunos pidieron que el presidente la Cámara también publicara las 4000 horas de imágenes del 6 de enero que dijo que se retendrían por razones de seguridad.

Otros comentaristas aprovecharon la oportunidad para llamar la atención sobre el trato que reciben los presos del 6 de enero, decenas de los cuales siguen en la cárcel a la espera de juicio tres años después de la irrupción en el Capitolio.

Maria Rodriguez, abogada de defensa criminal y litigios civiles que vive en Florida que ha representado a varios acusados del 6 de enero, dijo a The Epoch Times en una entrevista anterior que lo que les está ocurriendo a los presos del 6 de enero es “una parodia”.

Algunos críticos de Biden se opusieron a la invitación del Sr. Johnson, alegando que el presidente podría informar al Congreso sobre el estado de la Unión en una carta, al mismo tiempo que se oponían a que el presidente de la Cámara diera aparentemente “prestigio” al presidente Biden con su invitación.

Este será el primer discurso sobre el estado de la Unión para el Sr. Johnson, quien tradicionalmente se sienta detrás y a la izquierda del presidente cuando éste pronuncia el discurso ante el Congreso.

Normalmente, los discursos sobre el estado de la Unión ofrecen a los presidentes la oportunidad de exponer su visión del país y sus prioridades políticas, y el hecho de que 2024 sea un año electoral añade un significado especial al discurso.

La invitación de Johnson ocurre tras el primer discurso de campaña del presidente Biden en 2024, centrado en atacar al expresidente Donald Trump por los sucesos del 6 de enero de hace tres años.

Biden celebra el encarcelamiento de los participantes en el 6 de enero

El 5 de enero, el presidente Biden viajó a Valley Forge, Pensilvania, para pronunciar un discurso con motivo del tercer aniversario de la irrupción del 6 de enero en el Capitolio, afirmando que el posible regreso del presidente Trump a la Casa Blanca supone una amenaza para la democracia.

“La elección está clara”, dijo. “La campaña de Donald Trump es sobre él, no sobre Estados Unidos, no sobre ustedes. La campaña de Donald Trump está obsesionada con el pasado, no con el futuro. Está dispuesto a sacrificar nuestra democracia para ponerse a sí mismo en el poder”.

“Nuestra campaña es diferente. Para mí y para Kamala, nuestra campaña es sobre América. Se trata de ustedes”, añadió.

El presidente Joe Biden habla durante un acto de campaña en el Montgomery County Community College el 5 de enero de 2024 en Blue Bell, Pensilvania. (Drew Angerer/Getty Images)

El presidente Trump respondió el viernes durante un acto de campaña en Iowa, acusando al mandatario de haber “usado al gobierno como arma” en su contra.

“Lo que le ha hecho a este país es impensable”, dijo el presidente Trump. “El historial de Biden es una racha ininterrumpida de debilidad, incompetencia, corrupción y fracaso”, continuó, al mismo tiempo que tachó de “patético” y “alarmista” el acto de campaña del presidente Biden en Pensilvania.

Durante su discurso, el presidente Biden también se refirió a los sucesos del 6 de enero de 2021 y a los encarcelados como consecuencia de ellos.

“Sabiendo cómo funciona su mente ahora, le quedaba un acto, un acto desesperado a su disposición: la violencia del 6 de enero”, dijo el presidente.

Manifestantes violaron la seguridad y entraron en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021, mientras el Congreso debatía las elecciones presidenciales de 2020. (Brent Stirton/Getty Images)

“Y desde ese día, más de 1200 personas han sido acusadas por su ataque al Capitolio. Casi 900 de ellas han sido condenadas o se han declarado culpables. Colectivamente, hasta la fecha, han sido condenados a más de 840 años de prisión”, continuó el presidente Biden, arrancando los aplausos del público.

“¿Y qué ha hecho Trump? En lugar de llamarlos ‘criminales’, ha llamado ‘patriotas’ a estos… insurrectos”, dijo. “Y ha prometido indultarlos si vuelve al cargo”.

El presidente Trump ha dicho en numerosas ocasiones que cree que los detenidos del 6 de enero están siendo sometidos a malos tratos a manos del Departamento de Justicia bajo la presidencia de Biden y ha prometido emitir indultos.

El 6 de enero como telón de fondo

El presidente Trump celebró un mitin cerca de la Casa Blanca el 6 de enero de 2021, en el que hizo declaraciones animando a sus partidarios a marchar hacia el Capitolio, donde el Congreso estaba en proceso de certificar los resultados de las elecciones presidenciales.

Aunque el presidente Trump pidió que los actos del día fueran pacíficos, un grupo de personas irrumpió en el Capitolio, lo que provocó un violento enfrentamiento con las fuerzas policiales.

Los acontecimientos de ese día han sido objeto de amplio escrutinio y debate, y los adversarios políticos del presidente Trump le acusan de incitar a una “insurrección”.

Las acusaciones de “insurrección” apoyan varios esfuerzos legales de los oponentes del presidente Trump para impedir que figure en las boletas de la carrera presidencial de 2024 por motivos de la 14ª Enmienda, tratando de retratarlo como el instigador del incidente del 6 de enero.

Estos casos argumentaban básicamente que el expresidente participó en una “insurrección” al pronunciar un apasionado discurso el 6 de enero antes de que se produjera la irrupción en el Capitolio.

Aunque el presidente Trump dijo en su discurso del 6 de enero que los manifestantes debían “hacer oír sus voces de forma pacífica y patriótica”, sus críticos han aprovechado una parte de sus declaraciones en las que dijo “luchamos en cuerpo y alma” y “si no luchan en cuerpo y alma, ya no tendrán un país” como un llamamiento a la violencia.

El expresidente ha negado en numerosas ocasiones haber hecho un llamamiento a las protestas violentas, insistiendo en que se refería metafóricamente a sus comentarios sobre luchar en cuerpo y alma.

Con información de Patricia Tolson.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.