El principal sindicato policial de Nueva York pide el fin de la aplicación de distanciamiento social

Por Bowen Xiao
07 de Mayo de 2020
Actualizado: 07 de Mayo de 2020

NUEVA YORK–Mientras la Policía de Nueva York reevalua sus políticas para hacer cumplir el distanciamiento social, el principal sindicato policial de la ciudad que representa a los oficiales, está pidiendo que se ponga fin a dicha aplicación.

La Asociación de Benevolencia de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYC PBA) argumenta que los mensajes vagos y a menudo confusos de los funcionarios de la ciudad están empañando la imagen de los oficiales cuando intentan hacer cumplir sus mandatos. Esto se da luego de que apareciera un vídeo en Internet que mostraba a un oficial arrestando violentamente a un hombre que supuestamente violó las medidas de distanciamiento social. El oficial en cuestión está actualmente bajo investigación.

John Nuthall, director de comunicaciones de la NYC PBA, dijo que hay una creciente reacción violenta en contra de la comunidad policial.

“El punto al que queremos llegar es que el oficial de policía no es el que está creando estas estrategias de aplicación de la ley”, dijo a The Epoch Times. “Esas quejas deben ser dirigidas a los líderes del departamento de policía de la ciudad”.

Si es necesario hacer cumplir y promover las directrices de distanciamiento social, Nuthall sugirió que no debería ser el trabajo de los agentes de policía, cuyo principal objetivo debería ser la actividad delictiva.

“Durante esta pandemia, se está viendo una tremenda tensión en cada aspecto de nuestro tejido social”, dijo. “Ahora, si todos los recursos se desvían a la aplicación de la ley de distanciamiento social, no vamos a ser capaces de ejecutar adecuadamente nuestra misión principal de seguridad pública”.

Más de 1500 reclusos han sido liberados de las cárceles de Nueva York desde el 16 de marzo, según la Oficina de Justicia Penal del Alcalde de Nueva York.

La oficina dijo que están priorizando “la liberación de los mayores de 50 años de edad, y aquellos con las condiciones de salud subyacentes que ponen a las personas en mayor riesgo de la COVID-19, incluyendo enfermedades autoinmunes, cardíacas y pulmonares, diabetes y cáncer”.

Nuthall dijo que la NYC PBA “claramente tiene la preocupación de que las acciones con respecto a la justicia penal, la falta de apoyo a los agentes de policía, las iniciativas de seguridad pública básicas van a tener realmente un efecto perjudicial en la ciudad”.

“Estamos en medio de una crisis de salud pública y nadie lo disputa”, dijo. “Probablemente hay otros empleados de la ciudad que son más adecuados [para la aplicación del distanciamiento social]”.

El presidente de la NYC PBA, Patrick J. Lynch, dijo en un comunicado el 4 de mayo, que los funcionarios de la ciudad han dado a las fuerzas del orden “nada más que vagas directrices y mensajes confusos, dejando a los policías en las esquinas de las calles para que se defiendan por sí mismos”.

“Pero ahora que ha llegado el inevitable contraataque, nos están tirando una vez más debajo del autobús”, dijo.

Lynch acusó a los políticos de “diluir nuestras leyes, liberar a los verdaderos criminales, y desalentar la aplicación proactiva de la evasión de pagos y los problemas de calidad de vida”.

Además señaló que los metros son ahora “un caos” y las enfermeras son “asaltadas en su camino a nuestros hospitales”.

The Epoch Times se comunicó con la policía de Nueva York para pedir comentarios. Un portavoz se refirió a las declaraciones del alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, en una rueda de prensa del 5 de mayo.

“Yo quiero advertir que cada vez que ese oficial le pida a alguien que observe el distanciamiento social o que se ponga una mascarilla (… ) la respuesta debe ser seguir las instrucciones del oficial y la gente tiene que entender eso”, dijo de Blasio, añadiendo que cada incidente es observado cuidadosamente.

“También quiero recordar a la gente que lo que los neoyorquinos tienen que hacer es respetar también a la policía de Nueva York y respetar las instrucciones, y ciertamente nunca, nunca pelearse con un oficial de la policía de Nueva York”, añadió. “Eso no es aceptable”.

Mientras los dueños de negocios en Estados Unidos luchan contra la pérdida de sus medios de vida por el cierre de sus negocios, el gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció el 7 de mayo que está ajustando las reglas para asegurar que los dueños de negocios que violen las medidas de cierre no sean encarcelados.

Los restaurantes y negocios considerados por los funcionarios como “no esenciales” en todo el país han estado desafiando abiertamente las medidas mientras luchan por sobrevivir con sus ahorros que se están agotando.

Una moción para liberar a una dueña de un salón de belleza en Dallas, quien fue encarcelada por 7 días por no cumplir con las órdenes, fue liberada por la Corte Suprema de Texas el 7 de mayo, según el Texas Tribune.

“Meter a la cárcel a los tejanos cuyos negocios han sido cerrados por causas ajenas a su voluntad está mal”, anunció Abbott en Twitter. “Estoy eliminando la cárcel por violar una orden, retroactiva al 2 de abril, que sustituye a las órdenes locales.

“Los criminales no deberían ser liberados para evitar la COVID-19, solo para poner a los dueños de negocios en su lugar”, añadió.

Shelley Luther, la dueña del Salón À la Mode en Dallas, recibió un gran cantidad de apoyo, al crease una página en GoFundMe en el que se ha recaudado más de USD 500,000 hasta el cierre de este artículo.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

La subversión comunista china de la OMS socavó la respuesta a la pandemia

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS