El régimen chino tiene como objetivo aprovechar la pandemia para cumplir sus ambiciones comerciales

Por Frank Fang
26 de Marzo de 2020 Actualizado: 26 de Marzo de 2020

Mientras que muchos países del mundo siguen luchando por contener el brote del virus del Partido Comunista Chino (PCCh) dentro de sus fronteras, Beijing está tratando de aprovechar la crisis sanitaria mundial para avanzar con sus objetivos económicos.

Horizon Advisory, una consultora independiente con sede en Estados Unidos, revisó las políticas y avisos recientes anunciados por los organismos del gobierno central chino, los gobiernos regionales y los institutos de investigación. Su informe, publicado el 15 de marzo, encontró que Beijing comenzó a formular estrategias desde febrero para cumplir con sus ambiciones mientras el virus del PCCh se propagaba por todo el país.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y provocara una pandemia mundial.

Promover la fabricación china

“Beijing tiene la intención de utilizar la desarticulación y la recesión mundiales para atraer inversiones extranjeras, para aprovechar la cuota de mercado y los recursos estratégicos, especialmente los que obligan a la dependencia [de China]”, se afirma en el informe.

Esto incluiría la promoción del uso de tecnologías chinas, como la infraestructura 5G del gigante tecnológico Huawei.

Este mes, varios funcionarios chinos expresaron sus opiniones sobre cómo la epidemia podría proporcionar oportunidades económicas para China.

El 4 de marzo, Han Jian, director de la Asociación Económica Industrial de China, que opera bajo el Ministerio de Asuntos Civiles, escribió en el medio estatal Xinhua Daily que “es posible convertir la crisis [de la pandemia] en una oportunidad para aumentar la confianza y la dependencia de los diferentes países en ‘Made in China'”.

Un día después, el gobierno municipal de Chengdu, la capital de la provincia de Sichuan, en el suroeste de China, informó a un diario local sobre su plan económico en relación con el virus.

“Aprovechen la importante ventana que se abre tras la epidemia y concéntrense en las oportunidades estratégicas, como la nueva revolución tecnológica que traerá consigo”, declaró el gobierno de Chengdu. También pidió que los sectores locales se “integren más profundamente” en la cadena de suministro mundial, señalando la importancia de desarrollar sectores locales como la robótica y la biomedicina.

El 12 de marzo, Song Zhiping, exrepresentante del Congreso Nacional del Pueblo, y expresidente de la empresa estatal China National Building Materials Group, escribió en un comentario publicado en el periódico estatal People’s Daily que China “convertirá la crisis en oportunidad”.

A medida que las cadenas industriales mundiales se enfrentan al reto de la “reorganización” tras la epidemia de China, las empresas chinas deberían mejorar su competitividad, escribió.

Además, el Consejo de Estado, un organismo similar a un gabinete, ha insistido en que se promuevan las siguientes áreas: fabricación del 5G, electricidad de ultra alto voltaje, ferrocarriles urbanos de alta velocidad, vehículos de nueva energía, grandes datos en infraestructura, inteligencia artificial e Internet industrial, escribió Song.

El gran plan

Estos sectores destacados son los mismos que se consideran prioritarios en la planificación estatal de China en el marco de políticas económicas como “Made in China 2025” y “China Standards 2035”.

China puso en marcha el plan industrial “Made in China 2025” en 2015, con el objetivo de convertir a China en un competidor mundial en 10 sectores tecnológicos para 2025. A finales de 2018, Beijing puso en marcha el plan “China Standards 2035” para acelerar los esfuerzos por convertirse en líderes de los florecientes sectores tecnológicos, como los grandes datos, la inteligencia artificial y el Internet of Things (IoT).

En febrero, antes de que aparecieran en los medios de comunicación estatales debates explícitos sobre el aprovechamiento del brote, Beijing anunció el apoyo estatal a las industrias que tenían que cerrar en medio de las medidas de aislamiento en todo el país para evitar la propagación del virus.

Beijing señaló que se daría prioridad a los sectores estratégicos para recibir fondos estatales, según un anuncio del 9 de febrero del Ministerio de Industria y Tecnología de Información de China.

El grupo de expertos también esbozó las formas en que Beijing planeaba asegurar la inversión extranjera después de la epidemia, “para perseguir su ambición estratégica”.

Por ejemplo, en un aviso del 9 de marzo publicado por la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China se pedía a las autoridades regionales que realizaran tareas específicas para garantizar que las empresas extranjeras y las cadenas de suministro locales reanudaran la producción lo antes posible, como coordinar y acelerar los proyectos de inversión extranjera que “se ajustaran” a las políticas gubernamentales.

Vínculos con Europa

Mientras tanto, el régimen chino planea hacer uso de la pandemia para estrechar las relaciones con los países europeos.

“Beijing pretende revertir los recientes esfuerzos de EE.UU. para contrarrestar la subversiva presencia internacional de China; al mismo tiempo, para desbaratar las relaciones entre EE.UU. y Europa. En otras palabras, Beijing utilizará el COVID-19 para acelerar su larga y estratégica ofensiva”, escribió Horizon Advisory, señalando los recientes comentarios hechos por el profesor chino Tian Feilong, profesor adjunto de la Universidad de Beihang.

Tian, en un artículo del 12 de marzo publicado en una plataforma académica en línea llamada China-US Focus, declaró: “Europa puede caer en una recesión económica bajo el golpe de la epidemia. Surgirán y se profundizarán necesidades y oportunidades mutuas sin precedentes en la cooperación económica entre China y la UE, incluso en las industrias 5G”.

Tian añadió que la recesión impulsaría a los países europeos, a Rusia y a China a formar un nuevo “orden económico”, para que cooperen entre ellos y menos con los Estados Unidos.

Sigue a Frank en Twitter: @HwaiDer

***

Descubra

“¡Despierten todos los ciudadanos de China!”

TE RECOMENDAMOS