El sindicato más grande de maestros en EE.UU. vota para “luchar contra la retórica anti-TCR”

Por GQ Pan
04 de Julio de 2021
Actualizado: 04 de Julio de 2021

El sindicato más grande de trabajadores y maestros ha votado para difundir y promover la enseñanza de la teoría crítica cuasi-marxista de la raza (TCR), cuyos promotores dicen que otorga un marco “razonable” y “apropiado” para que los estudiantes comprendan e interpreten el pasado y el presente de Estados Unidos.

La Asociación Nacional de Educación (NEA), que representa a más de 3 millones de empleados en la educación pública, inició el 30 de junio su 100ª Asamblea Representativa. Durante la convención online de cuatro días, el sindicato adoptó una medida que comprometería, al menos, USD 127,600 para avanzar en su agenda pro-TCR.

Según el plan, la NEA compartirá y publicará información sobre “qué es teoría crítica de la raza y qué no es”, dedicará un “equipo de personal” para ayudar a los miembros del sindicato que “quieren aprender más y luchar contra la retórica anti-CRT” y proporcionar un estudio que critique el “poder y la opresión” en la sociedad estadounidense, incluida la “supremacía blanca”, el “cisheteropatriarcado” y el capitalismo.

El sindicato también declaró que se opone a los intentos de prohibir la CRT y al muy controvertido “Proyecto 1619” del New York Times, que reformula la historia estadounidense con la afirmación de que Estados Unidos fue fundado y sigue siendo hoy una nación racista.

Además, la medida exige una enseñanza “precisa y honesta” de “aspectos desagradables de la historia estadounidense” y afirma que el TCR es un marco apropiado para que los educadores aborden esos temas.

“La Asociación también transmitirá que, al enseñar estos temas, es razonable y apropiado que el plan de estudios esté informado por marcos académicos para comprender e interpretar el impacto del pasado en la sociedad actual, incluida la teoría crítica de la raza”, dice la medida en el sitio web de la NEA.

La votación se produce después de que la NEA aprobara otra medida, que busca “investigar las organizaciones que atacan a los educadores que realizan un trabajo antirracista” y elaborar “una lista de recursos y recomendaciones para que los afiliados estatales, los lugareños y los educadores individuales los utilicen cuando sean atacados”.

“La investigación, los recursos y las recomendaciones se compartirán con los miembros a través de las redes sociales de la NEA, un artículo en la NEA Today y una presentación virtual/seminario web grabado”, dice el artículo aprobado con un presupuesto anual inicial de USD 56,500.

La razón detrás de la medida, según el sitio web de la NEA, es que los “ataques a maestros antirracistas están aumentando, coordinados por organizaciones bien financiadas como la Fundación Heritage”, y que el sindicato debe estar “mejor preparado para responder a estos ataques para que nuestros miembros puedan continuar con este importante trabajo”.

La Fundación Heritage, un grupo de expertos conservador con sede en Washington, ha estado acogiendo a opositores vocales de la TCR, incluido el autor y cineasta Christopher Rufo, quien ha escrito extensamente para exponer los orígenes marxistas de la TCR, cómo los teóricos críticos de la raza buscan socavar los cimientos de la sociedad estadounidense y cómo la ideología se infiltra en escuelas, empresas y agencias gubernamentales.

“El sindicato nacional de maestros está financiando una máquina de ataque contra mí, @Gundisalvus, y nuestros aliados”, escribió Rufo en Twitter en respuesta a la votación de la NEA, y etiquetó a Mike González, miembro senior de la Fundación Heritage. “Nacimos para esta lucha y no mostraremos piedad a los ideólogos corruptos que están arruinando la educación estadounidense. ¡Espadas arriba!”


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS