Trabajo esclavo de Corea del Norte es utilizado para procesar productos vendidos en el extranjero

06 de Octubre de 2017 Actualizado: 06 de Octubre de 2017

Una investigación reveló que los norcoreanos estaban siendo enviados a plantas procesadoras de pescado en una ciudad fronteriza china para procesar el pescado exportado a las tiendas de Estados Unidos y otros países.

Aldi y Walmart fueron identificados como vendedores de pescado usando mano de obra norcoreana, según una investigación de The Associated Press. Sujeta a sanciones, la práctica es ilegal. Estados Unidos considera actualmente todas las formas de trabajo norcoreano como esclavo.

Corea del Norte absorbe hasta el 70 por ciento de los salarios que ganan sus trabajadores en el extranjero, y utiliza el dinero para apoyar al régimen y su programa de armas nucleares de miles millones de dólares. Las plantas en Hunchun fueron encontradas utilizando obreros norcoreanos.

A los trabajadores norcoreanos no se les permite mezclarse con sus homólogos chinos en la misma fábrica, y sus capacidades de hablar y sus movimientos están fuertemente controlados y monitoreados. Un video de AP muestra imágenes de dos líderes comunistas norcoreanos fallecidos colgados en las paredes de los dormitorios frente a las literas metálicas.

Los expertos dijeron que China es la peor opción para los norcoreanos que trabajan en el extranjero, debido a las condiciones similares a una cárcel. Pero para los norcoreanos, un trabajo en el extranjero es muy codiciado. Incluso cuando el gobierno les quita el 70 por ciento de los salarios que ya son bajos, ganan un poco más de lo que podrían ganar en Corea del Norte. Y en una nación donde la salida o entrada está fuertemente restringida, dar incluso un pequeño paseo cruzando la frontera es muy codiciado.

Hay unos 3.000 norcoreanos trabajando en la ciudad de Hunchun. Los trabajadores exportados por Corea del Norte son explotados por una suma entre 200 y 500 millones de dólares por año, que se van al régimen. Algunos norcoreanos trabajan en Rusia u Oriente Medio, pero la mayoría lo hace en China.

“Si un norcoreano quiere ir al extranjero, China es su opción menos favorable”, dijo Andrei Lankov, experto de Corea del Norte en la Universidad de Kookmin, en Corea del Sur. “Porque en China, las fábricas tienen condiciones similares a las de una prisión”, explicó.

Los trabajadores son favorecidos por los dueños de las fábricas codiciosos porque tienen incluso menos derechos que los trabajadores chinos, y a menudo cobran menos. Trabajan 12 horas al día, seis días a la semana. No pueden tomar tiempo libre, y rara vez se les permite salir del recinto de la fábrica donde duermen y trabajan. Estarán lejos de sus familias durante años.

En vez de hacer las mercancías en Corea del Norte y tratar de exportarlas, lo que no funcionaría debido al régimen de sanciones, “se exporta a los norcoreanos”, dijo el ex embajador para el Monitoreo y Lucha contra la Trata de Personas Luis C. de Baca. “Fabrican la mercancía en otro lugar y luego vuelves con el dinero a Corea del Norte”, señaló.

Cerca de una docena de compañías estadounidenses venden pescado usando mano de obra esclava norcoreana, según la investigación. Algunas de esas empresas ya cortaron partes de sus redes de suministro, otras dicen que están investigando el asunto.

Desde NTD. tv

TE RECOMENDAMOS