Elección de obispo de Hong Kong por parte del Vaticano marca un rumbo independiente de Beijing

Por Bree Dail
08 de Junio de 2021
Actualizado: 10 de Junio de 2021

Análisis de noticias

VATICANO —Después de dos años de consultas, la Santa Sede anunció el 17 de mayo que el papa Francisco ha elegido al jesuita Stephen Chow Sau-yan como próximo obispo de Hong Kong, pasando por encima de la persona que, según se decía, era la elegida por Beijing para el cargo.

Chow, de 62 años, originario de Hong Kong, ha sido el Provincial (o jefe) de la Orden de los Jesuitas en China, además de haber sido profesor en varias universidades e instituciones educativas. Chow tiene varios títulos universitarios, incluido un doctorado en Desarrollo Humano y Psicología por la Universidad de Harvard.

En declaraciones a Epoch Times cuando se anunció el nombramiento, el cardenal Joseph Zen, obispo emérito de Hong Kong, declaró: “No lo conozco muy bien [al obispo electo, el padre Chow], pero al menos el Vaticano no ha elegido al consagrado por Beijing, el padre Peter Choy Wai-man. Solo por esto, ya es algo bueno”.

En una entrevista exclusiva de dos partes con National Catholic Register, durante su estancia en Roma el año pasado, el cardenal Zen expresó su preocupación por las maquinaciones del PCCh para influir en el próximo obispo de Hong Kong.

“Tener ‘la bendición de Beijing’ significa, hoy en día, con la ley de seguridad nacional, apoyar su objetivo, que es silenciar cualquier voz que reivindique la libertad y la democracia”, declaró el cardenal.

Epoch Times Photo
El cardenal Joseph Zen, obispo emérito de Hong Kong, habla durante una rueda de prensa en la Casa de Estudios Salesianos de Hong Kong el 26 de septiembre de 2018. (Anthony Wallace/AFP vía Getty Images)

Los fieles laicos en China expresaron sentimientos similares, algunos de los cuales utilizaron las redes sociales para expresar su apoyo y sus advertencias.

Un hombre laico que escribe bajo el nombre de “Peter” y que, según las fuentes, trabaja dentro de la diócesis de Hong Kong, escribió “Me complace saber que el padre Stephen Chow Sau-yan, el provincial de la Provincia China de la Compañía de Jesús, fue nombrado por el papa Francisco como el noveno obispo de la diócesis de Hong Kong. El padre Chow tiene talento e integridad, diligencia y un amplio conocimiento espiritual, ¡que creo que puede aportar a la Diócesis una nueva visión!”

Sin embargo, Peter expresó una advertencia al obispo entrante. “El padre Choy ha sido llamado ‘el hijo de la dinastía y cortesano’. Ya cuando el cardenal John Tong Hon era obispo de Hong Kong, el padre Choy supo que tenía muchas posibilidades de sucederle. Colocó desesperadamente a sus compinches para que sirvieran en diferentes instituciones de la diócesis. El ejemplo más evidente es el individuo que nombró como redactor jefe del Kong Kao Po Weekly (el periódico diocesano) el año pasado”.

Peter continuó: “Esto es como el viejo cortesano de la antigüedad, que aunque haya abdicado, sigue haciendo todo lo posible por colocar a su confidente junto al emperador, queriendo desesperadamente influir en las políticas del emperador, e incluso dominar y controlar al emperador”.

Peter concluyó: “Espero que los consejos diocesanos se comuniquen con el nuevo obispo lo antes posible para corregir los nombramientos inadecuados del padre Choy. Cualquier nombramiento de personal que no haya sido aprobado y confirmado por el nuevo obispo debe considerarse inválido”.

The Epoch Times se puso en contacto con el padre Peter Choy para pedirle un comentario, y recibió una respuesta del director de comunicación social de la diócesis, afirmando que “el reverendo Choy no está preparado para responder a acusaciones infundadas”.

En una conferencia de prensa celebrada el 18 de mayo, Chow abordó lo que parecen ser graves fracturas y “desunión” dentro de su diócesis. Cuando se le preguntó qué medida tomaría para lograr una nueva “unidad”,

Chow comentó que no tenía “ningún gran plan”, aunque dijo que cree que Dios quiere la unidad en lo que se ha convertido en una iglesia cada vez más polarizada. “Unidad no es lo mismo que uniformidad”, continuó Chow. “Una cosa que siempre he mencionado últimamente en las escuelas es que la unidad es pluralidad. Tenemos que respetar la pluralidad”.

En una entrevista con South China Morning Post, del 12 de septiembre de 2020, Chow reiteró su deseo de participar diplomáticamente, a la vez que promovía el “diálogo y el debate” en las instituciones escolares sobre la recién promulgada “Ley de Seguridad Nacional” de Hong Kong, una medida que, al parecer, desagradó a los defensores de la ley de Beijing dentro de la Oficina de Educación de Hong Kong.

“Debatir el tema (de la Ley de Seguridad Nacional) no significa que apoyemos la noción de independencia de Hong Kong. Pero los estudiantes pueden entender cuál es la idea, cuáles son los pros y los contras, y las discusiones pueden tener lugar solo después de que tengan una comprensión”, declaró Chow.

“Cuando tengan una mayor comprensión, probablemente sabrán que, en la realidad más amplia, no hay forma de que la noción [de la independencia de Hong Kong] pueda avanzar. Y nos detendremos ahí (…) [Es importante] que no promovamos la idea”.

Epoch Times Photo
La gente sostiene velas mientras camina cerca del Parque Victoria después de que la policía cerrara el lugar donde los hongkoneses se reúnen tradicionalmente cada año para llorar a las víctimas de la represión de la Plaza de Tiananmen en 1989, en el distrito de Causeway Bay en Hong Kong el 4 de junio de 2021. (Anthony Kwan/Getty Images)

Asimismo, Chow declaró en su rueda de prensa del 18 de mayo que, aunque tenía la intención de rezar por las víctimas de la masacre china de la Plaza de Tiananmen el 4 de junio, garantizaría el cumplimiento de todas las leyes de la ciudad de Hong Kong.

Los reportes del evento —que la policía de Hong Kong canceló, al parecer debido a las restricciones por el COVID-19 y citando la Ley de Seguridad Nacional— dicen que cientos de personas asistieron a las misas programadas en toda la ciudad, incluida una misa celebrada por el cardenal Joseph Zen.

“Nos negamos a ser pesimistas”, dijo el cardenal Zen durante su homilía. “No nos sentiremos decepcionados. En el recuerdo de los difuntos –los asesinados hace 32 años, nuestra oración es también para que el Señor lleve a los gobernantes a caminar por la senda de la justicia y la paz”.

Cuando se le preguntó si tenía un mensaje para el obispo electo Chow, el cardenal Joseph Zen respondió: “Prometo rezar por su servicio a la Iglesia de Hong Kong”.

Chow no ha respondido a los mensajes en los que se le solicitaba un comentario.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS