Elección de Taiwán envía “importantes mensajes” a la región, dice exfuncionario del Pentágono

Por BONNIE EVANS
24 de Enero de 2020 1:24 PM Actualizado: 24 de Enero de 2020 1:24 PM

Noticias de análisis

WASHINGTON – El ex alto funcionario de políticas del Pentágono para Asia dice que las recientes elecciones presidenciales de Taiwán permitieron a la “joven democracia” enviar “importantes mensajes” a la región.

Randall Schriver, quien fue secretario adjunto de Defensa de Estados Unidos para Asuntos de Seguridad Indo-Pacífico hasta el mes pasado, habló el 16 de enero en la Escuela Keough de Asuntos Mundiales de la Universidad de Notre Dame sobre “Más allá de la votación: Las elecciones de Taiwán y sus implicaciones en la política de EE.UU.”.

El 11 de enero, Taiwán reeligió a la presidenta Tsai Ing-wen, quien recibió el 57% de los votos; esa es la mayor cantidad de votos para un candidato del Partido Demócrata Progresista (DPP) en una elección presidencial. La participación en las elecciones fue del 75%, la más alta en las elecciones nacionales en 12 años.

Tsai, después de perder en las elecciones locales de 2018 en Taiwán, fue capaz de caracterizar con éxito las continuas protestas en Hong Kong como un augurio de lo que podría pasarle a Taiwán si aceptaba la fórmula de “un país, dos sistemas” ofrecida por Beijing.

Sin embargo, el ejemplo de Taiwán contrasta mucho con la solución que Beijing quiere que tome. Como señaló Schriver, Taiwán es “una democracia joven”.

“La democracia no es un punto final, es un experimento que envía mensajes importantes a la región”.

“Las personas en china prestan atención. Seguramente hay gente allí que se pregunta por qué no tienen los mismos derechos. Algún día, podría suceder, y esperamos que ocurra en China”.

Se habrían inspirado en Taiwán, añadió Schriver.

Schriver dice que es probable que esta elección no provoque ningún cambio en China en sus “trayectorias o tácticas hacia Taiwán”.

“No muestran signos de tener un amplio conjunto de herramientas o estar muy matizados. Despojar a los aliados diplomáticos de Taiwán y navegar a través del Estrecho de Taiwán” puede ser el alcance de los poderes de persuasión de Beijing, señaló.

Schriver conoce a Tsai “bastante bien; es pragmática, y habla de un ambiente constitucional”. No es sorprendente que “Beijing no sea receptivo a lo que dice”.

Compromiso de EE.UU. y Taiwán con la región

Por el lado estadounidense, la Estrategia de Defensa Nacional de 2018 se comprometió con una “región Indo-Pacífica libre y abierta”, también conocida como “free and open Indo-Pacific region” o FOIP. Esa “no es una política antichina y no está dirigida hacia ningún país”, dijo Schriver.

El documento del Departamento de Defensa amplía el concepto.

“Fortaleceremos nuestras alianzas y asociaciones en el Indo-Pacífico para lograr una arquitectura de seguridad interconectada capaz de disuadir la agresión, mantener la estabilidad y asegurar el libre acceso a los dominios comunes”, dice.

FOIP se basa en principios duraderos y casi universales, dijo Schriver. Por lo tanto, Estados Unidos se encuentra en contraste con China en términos de cuestiones de soberanía, derecho internacional y normas. Taiwán, sin embargo, es un socio en estos conceptos, dijo.

FOIP se basa en principios duraderos y casi universales, dijo Schriver. Por su parte, Estados Unidos se encuentra en una situación opuesta con China en lo que respecta a cuestiones de soberanía, derecho internacional y normas. Taiwán, sin embargo, es un socio en estos conceptos, dijo.

“Hay un sentido de urgencia para atender sus necesidades de defensa”, dijo, refiriéndose a Taiwán. “Queremos que Taiwán preserve su estatus y que se ocupe de su independencia de facto”.

Para ello, Schriver hace referencia al Almirante Lee His-ming, jefe del estado mayor de Taiwán, quien en 2017, “silenciosamente propuso un nuevo y revolucionario enfoque para la defensa de Taiwán (…) llamado Concepto de Defensa Global”.

Este emplea una estrategia de defensa asimétrica que maximiza sus ventajas defensivas, mientras que apunta a una fuerza invasora cuando está en su punto más débil, escribió Drew Thompson en “War on the Rocks” (Guerra en las rocas).

El concepto “tiene mucho sentido”, dijo Schriver. Incorpora capacidades que harían que Taiwán estuviera a salvo de un ataque anfibio.

Taiwán se está moviendo en esa dirección y Estados Unidos está haciendo cosas para apoyar eso. Pero, dijo Schriver, “necesitamos que Taiwán tenga un sentido de urgencia y haga inversiones”.

Schriver señaló que Estados Unidos “está involucrado en un esfuerzo de mejoramiento propio”, refiriéndose a las mejoras de capacidad planeadas por su Ejército y Armada en el Comando Indo-Pacífico.

“Taiwán es un objetivo muy, muy difícil, y hay 80 millas de agua entre él y el territorio continental chino”, aunque todavía hay mucho pesimismo sobre la capacidad de Taiwán para defenderse.

Asociaciones, redes y ventas de armas

Hay otras maneras en las que Taiwán puede ser un socio, dijo Schriver.

“La promoción de una región interconectada es un reconocimiento de que los desafíos de seguridad en Asia y el Pacífico sean de naturaleza multilateral. Para poder tratarlos de manera efectiva, los socios deben estar conectados en red”.

Dijo que Estados Unidos cree que Taiwán tiene mucho más por hacer en esa área.

“El principal promotor de la modernización del Ejército Popular de Liberación (People’s Liberation Army – PLA) sigue siendo Taiwán, el principal sentido de fricción es Taiwán, el área más probable de crisis es Taiwán”, señaló Schriver.

A Estados Unidos, por supuesto, le gustaría ver que ambas partes resuelvan las cosas de manera pacífica.

Por otra parte, Schriver indicó que “nuestras ventas de armas tienen un historial de promoción y mejora de las relaciones entre los dos lados a lo largo del conflicto”.

Citó el paquete de ventas masivas de armas de la administración Bush a Taiwán en abril de 2001, que fue originalmente de 18.000 millones de dólares. Eso “estuvo precedido por la entrada de Taiwán y China en la Organización Mundial del Comercio”.

“Hemos visto a China cambiar algunos hechos sobre el terreno. Han completado la reclamación de tierras y se han militarizado”, dijo, refiriéndose a la ocupación de la isla de Beijing en el Mar del Sur de China.

Schriver dijo que personalmente apoya que Estados Unidos ratifique la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS). Sin embargo, es poco probable que el Senado la tome en cuenta, agregó.

La ironía es que “China la ha ratificado y no la honra, mientras que Estados Unidos la ha firmado, no la ha ratificado, pero sí la honra”, dijo el exfuncionario del Pentágono.

“Queremos ver que Taiwán permanezca libre y abierta”, dijo Schriver. “Estamos haciendo FONOPS (operaciones de libertad de navegación) y ejercicios conjuntos, pero tiene que ser un esfuerzo sostenido porque su hay alguna brecha China llenará el vacío”.

“Debemos vigilar el Mar Meridional de China”, instó.

***

Mira a continuación:

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.