Elizabeth Warren promete encarcelar transgéneros junto con aquellos con los que dicen identificarse

Por Victor Westerkamp
23 de Diciembre de 2019
Actualizado: 23 de Diciembre de 2019

La aspirante presidencial demócrata Elizabeth Warren quiere usar el dinero de los contribuyentes para pagar la operación de cambio de sexo hasta de un criminal si así lo desea. Parece que ha dado un giro de 180 grados con su postura al respecto.

En 2012, cuando un asesino convicto solicitó una operación de cambio de sexo financiada por el estado, dijo durante una entrevista con WTKK-FM, “Tengo que decir que no creo que sea un buen uso de los dólares de los contribuyentes”.

Warren se ha vuelto cada vez más abierta a los derechos de los LGBTQ y a la defensa de los derechos de los transexuales. En su plan “Asegurando los derechos y la igualdad de los LGBTQ+”, publicado el 10 de octubre, dijo:

“Me dirigiré a la Oficina de Prisiones para que pongan fin a la peligrosa política de la administración Trump de encarcelar a las personas transgénero en instalaciones basadas en su sexo asignado al nacer y garantizar que todas las instalaciones satisfagan las necesidades de las personas transgénero, incluyendo la prestación de la atención médicamente necesaria, como las cirugías relacionadas con la transformación, mientras están encarcelados”.

Por lo tanto, Warren busca revertir la política de la administración Trump por la cual “La designación a una institución según el género identificado del recluso sería apropiada solo en casos raros”, según la guía actualizada en el Manual de Transgénero por el DOJ del 11 de mayo de 2018.

(De izq. a der.) Los aspirantes presidenciales demócratas, el alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren, y el ex vicepresidente Joe Biden participan en el sexto debate de las primarias demócratas de la temporada de la campaña presidencial de 2020, organizado conjuntamente por PBS NewsHour & Politico en la Universidad Loyola Marymount de Los Ángeles, California, el 19 de diciembre de 2019. (Robyn Beck/AFP vía Getty Images)

Otros aspirantes demócratas compartieron opiniones similares sobre el tema de los transexuales.

En una primaria estatal de Iowa en 2019, el candidato presidencial demócrata Joe Biden declaró que haría todo lo posible por hacer retroceder las políticas del área de Trump, prometiendo “deshacer todo el daño que el presidente Trump ha hecho revocando las órdenes ejecutivas de nuestra administración”. Se refirió al conjunto de órdenes ejecutivas que Obama emitió para abordar el asunto de si encerrar a los criminales con aquellos de su género biológico o con el tipo con el que se identifican, reportó NBC.

“En la prisión, la determinación debe ser que su identidad sexual se defina por lo que usted dice que es, no por lo que de hecho la prisión dice que es”, señaló Biden, confundiendo la sexualidad con la identidad de género.

En mayo, el Senado de California aprobó la SB 132, un proyecto de ley que otorga el derecho a los reclusos a ser encarcelados junto con aquellos con los que se identifican, sin ninguna prueba documentada, prueba médica o tratamiento hormonal, solo la preferencia declarada por el convicto- incluyendo a los abusadores de mujeres, asesinos y violadores.

Incluso organizaciones firmemente feministas, como el grupo feminista radical Frente de Liberación de la Mujer, expresaron “una oposición categórica”, diciendo que el proyecto de ley “pondría a las presas y a las guardias y personal de las prisiones, en grave riesgo de violencia masculina”, y dijeron que el proyecto de ley era “un atroz ataque a las mujeres encarceladas y uno de los ejemplos más extremos de cómo elevar los sentimientos de los hombres por la seguridad física y psicológica de las mujeres”, informó National Review.

 

A continuación

Cámara oculta muestra a una víctima de tortura en China

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS