Empleados de Huawei tienen profundos vínculos con el ejército y la inteligencia de China, según un estudio

Por Cathy He
09 de Julio de 2019 Actualizado: 09 de Julio de 2019

Empleados del gigante chino de telecomunicaciones Huawei trabajaron con anterioridad para el ejército o agencias de inteligencia de China, según un análisis de los registros de empleo de miles de empleados que fueron filtrados en Internet, lo que plantea más preguntas sobre los vínculos de la empresa china con el régimen de Beijing.

Un estudio reciente de Christopher Balding, profesor asociado de la Universidad Fulbright de Vietnam, realizado con el centro de estudios Henry Jackson Society, con sede en el Reino Unido, analizó una base de datos de currículums filtrados y descubrió que unos cien empleados de Huawei tenían vínculos con el ejército o agencias de inteligencia de China.

“Existe evidencia directa significativa de que el personal de Huawei actúa bajo la dirección de la inteligencia estatal china con múltiples vínculos de relaciones que se superponen a través del Estado chino”, concluyó el estudio.

Balding examinó un conjunto de datos de 2 millones de currículums, de los cuales unos 25.000 eran de empleados de Huawei, que se habían filtrado en Internet a través de plataformas de contratación de personal no seguras.

Un ingeniero de software, cuyo trabajo en Huawei parece darle “un enorme control sobre el acceso a los datos de usuarios y proveedores”, es simultáneamente empleado como profesor e investigador por la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa de China, una de las principales instituciones dirigidas por el ejército chino, oficialmente conocido como Ejército Popular de Liberación (EPL), de acuerdo con la investigación. El estudio plantea la hipótesis de que las tareas de este ingeniero caerían dentro de la rama del EPL que supervisa “las capacidades de guerra espacial, cibernética y electrónica del ejército chino”.

En otro caso, el estudio encontró a un empleado de Huawei que se describió en su currículum como “representante” del Ministerio de Seguridad del Estado, la principal agencia de inteligencia de China. Entre las responsabilidades enumeradas en su currículum estaba “desarrollar la capacidad de interceptación legal en los equipos de Huawei”, lo que sugiere que su rol en la compañía incluía “plantar tecnología o software de captura de información en los productos de Huawei”, según el estudio.

Los investigadores plantearon que el empleado podría haber estado involucrado en la presunta construcción de puertas traseras en equipos suministrados por Huawei a Vodafone en Italia hace una década, según informó por primera vez Bloomberg en abril pasado. El informe Bloomberg señala que entre 2009 y 2011, la empresa británica de telecomunicaciones descubrió puertas traseras en los equipos de Huawei que podrían haberle dado acceso a su red italiana de línea fija, que proveía Internet a millones de usuarios.

Tanto Vodafone como Huawei reconocieron las vulnerabilidades y dijeron que las habían solucionado en 2011 y 2012.

El estudio también encontró a un empleado que antes trabajó en la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (CCTAC), una empresa estatal que desarrolla tecnología espacial y de misiles. Ese empleado de Huawei trabajó en el desarrollo de sistemas de comunicaciones para el EPL cuando era empleado de CCTAC.

Según The Telegraph, otro ingeniero de Huawei, que estuvo involucrado en el desarrollo de estaciones base de 5G, escribió en su currículum que no se le permitía decir nada sobre su empleo anterior “debido a que ivolucraba secretos militares”.

El estudio concluyó que “el Estado chino y los activos de recopilación de inteligencia están ubicados en Huawei dentro de una organización sistémica diseñada para facilitar los flujos de información”.

Añadió que esa conclusión contradice directamente las reiteradas afirmaciones de Huawei de que no tiene ninguna relación con los servicios de inteligencia y el ejército chino.

Un portavoz de Huawei dijo el 5 de julio a The Telegraph que la compañía “no trabaja en proyectos militares o de inteligencia para el gobierno chino”.

“Esta información no es nueva y no es secreta, ya que está disponible gratuitamente en los sitios web de oportunidades para profesionales. No es inusual que Huawei emplee a gente del servicio público y del gobierno. Estamos orgullosos de sus antecedentes y somos abiertos respecto a ello”.

La compañía china, en una declaración al Financial Times el 7 de julio, agregó que requiere que los posibles empleados con antecedentes militares o gubernamentales brinden documentación que demuestre que dejaron de trabajar para dichas instituciones.

Los resultados del estudio plantean nuevas preocupaciones sobre los vínculos de Huawei con el régimen chino, ya que varios países de la UE, incluido el Reino Unido, están a punto de decidir si permitirán a la empresa china participar en el despliegue de redes 5G de próxima generación.

Estados Unidos advirtió reiteradamente que el equipo de la compañía china podría ser utilizado por Beijing para espionaje o para interferir las redes de comunicación, dados los estrechos vínculos de Huawei con el ejército y los servicios de inteligencia chinos. Además, las leyes de seguridad nacional chinas obligan a las empresas chinas a cooperar con el Estado cuando se les pide que así lo hagan.

Huawei negó sistemáticamente esas acusaciones.

Por otra parte, Bloomberg informó el 27 de junio que los empleados de Huawei trabajaron en por lo menos 10 proyectos de investigación conjunta con organismos vinculados al EPL durante la última década. Bloomberg analizó en detalle varios artículos de publicaciones y bases de datos de investigación online utilizadas principalmente por académicos y especialistas de la industria chinos.

Las áreas de investigación abarcaron desde la inteligencia artificial hasta las comunicaciones por radio, dijo el medio. Huawei negó esa afirmación, diciendo que “no tiene ninguna colaboración en I+D ni asociaciones con instituciones vinculadas al EPL”.

Sin embargo, los resultados del último estudio contradicen esta afirmación. Balding dijo al Financial Times que su análisis de los currículums reveló profundos vínculos entre la empresa china y las agencias de seguridad del Estado chino.

“Fue bastante fácil encontrar personas que tienen doble designaciones”, dijo.

John Hemmings, director de Henry Jackson Society, dijo a Forbes que “en las primeras etapas del análisis de estos datos ocultos, estamos encontrando que estos currículums muestran un patrón que conecta a los empleados Huawei con el ejército y el Ministerio de Seguridad del Estado”.

“Si bien se encuentran algunos exespías en las telecomunicaciones occidentales, encontrar estas conexiones en un Estado autoritario es extremadamente diferente. Una vez más, vemos por qué la inclusión de Huawei en la [red] 5G occidental debe ser considerada muy cuidadosamente”.

***

A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS