Empleados de la salud demandan a hospital por negarles exenciones religiosas ante regla de vacunación

Por Jack Phillips
26 de Octubre de 2021
Actualizado: 26 de Octubre de 2021

Catorce empleados del Sistema de Salud de la Universidad NorthShore, con sede en Illinois, presentaron una demanda contra el proveedor de atención médica. Argumentan que el proveedor buscaba despedirlos a pesar de las objeciones religiosas por las vacunas anti-COVID que habían presentado.

Liberty Counsel, que representa a los 14 trabajadores de la salud, dijo en una declaración enviada por correo electrónico a The Epoch Times, el lunes, que presentó una demanda colectiva en el Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito Norte de Illinois.

Los “demandantes han dado a conocer estas creencias religiosas, y otras, con NorthShore, y han pedido a NorthShore una exención y ajustes razonables para estas creencias, pero NorthShore se ha negado ilegal y cruelmente”, dice la denuncia (pdf).

La demanda insta al tribunal de distrito a otorgar una orden judicial temporal contra el reglamento de vacunación antes del 31 de octubre, un día antes de la fecha límite que estableció NorthShore para remover a los demandantes y a otros empleados con objeciones.

“Desde el pasado viernes”, dice el comunicado de Liberty Counsel, “NorthShore ya había empezado a purgar a los empleados con objeciones religiosas sinceras a su ‘Política de vacunación obligatoria COVID-19′”, eliminando a muchos de esos empleados del calendario laboral de noviembre, incluidos aquellos cuyas apelaciones estaban aún pendientes”.

Las pautas de la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo dicen que los empleados pueden solicitar ser exentos de los requisitos de vacunas debido a razones religiosas o médicas. Los empleadores no necesariamente tienen que otorgar las exenciones bajo ciertas circunstancias, agrega la guía de la agencia.

NorthShore no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre la presentación judicial. No obstante, en un comunicado a los medios locales, Northshore, que tiene seis hospitales, dijo que la mayoría de sus empleados han recibido la vacuna.

El sistema hospitalario dijo que entiende “que vacunarse puede ser una decisión difícil para algunos de los miembros de nuestro equipo”, según su comunicado. “Valoramos su servicio comprometido y respetamos sus creencias. Sin embargo, COVID-19 ha presentado desafíos únicos que continúan amenazando a nuestras comunidades y, por lo tanto, debemos priorizar la seguridad de nuestros pacientes y miembros del equipo en apoyo a nuestra misión general”.

Sin embargo, Liberty Counsel afirmó que NorthShore había concedido anteriormente exenciones a algunos trabajadores, pero que posteriormente las denegó en septiembre. Las denegaciones de la empresa no tuvieron explicación o dijeron que las solicitudes de exenciones no cumplían con sus criterios.

“NorthShore entonces sólo dio a los empleados tres días hábiles para presentar una apelación sin indicar lo que faltaba en la solicitud original. En esa apelación, NorthShore también juzgó aparentemente la validez de sus creencias religiosas al exigirles que incluyeran todo su historial de vacunación desde los dieciocho años. Sin embargo, NorthShore nunca pidió a los empleados que proporcionaran información sobre las vacunas anteriores en sus solicitudes iniciales de exención”, dijo la organización.

En respuesta, NorthShore declaró el lunes que había “considerado cada solicitud en función de varios criterios” y que examinó la información enviada, los problemas de seguridad y las “condiciones actuales”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS