Empleados del gobierno demandan a Biden y a Yellen para forzar la anulación del techo de la deuda

Por Tom Ozimek
09 de Mayo de 2023 10:55 AM Actualizado: 09 de Mayo de 2023 10:55 AM

El presidente Joe Biden y la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, han sido demandados por un sindicato que representa a unos 75,000 empleados del gobierno exigiendo que la administración ignore el techo de la deuda con el argumento de que el límite de endeudamiento es inconstitucional.

La Asociación Nacional de Empleados Gubernamentales (NAGE), que presentó la demanda en un tribunal federal de Boston el lunes, argumenta que la ley de límite de deuda, aprobada hace más de un siglo, va en contra de la separación de poderes de la Constitución al obligar al presidente a recortar gastos ya aprobados por el Congreso para evitar un incumplimiento.

La Enmienda 14, que dice en parte que la “validez” de la deuda pública de Estados Unidos “no será cuestionada”, se ha interpretado en el sentido de que el presidente debe encontrar dinero para pagar las deudas nacionales ya contraídas. La demanda argumenta que la ley de límite de deuda socava el deber presidencial de cumplir con las obligaciones de deuda del país según lo estipulado en la Enmienda 14, violando así la Constitución.

El sindicato quiere que la ley de límite de deuda se congele temporalmente mientras el caso avanza en los tribunales, lo que permitiría al Tesoro emitir nuevos valores gubernamentales y utilizar el dinero para liquidar las deudas existentes.

Actualmente, el límite de la deuda es de USD 31.4 billones. Se alcanzó en enero, lo que obligó al Tesoro a recurrir a “medidas extraordinarias” para seguir liquidando obligaciones y evitar un incumplimiento, pero el margen para continuar con estas acciones especiales se está agotando.

Yellen advirtió que la llamada fecha X, cuando el gobierno ya no puede pedir prestado y debe depender de los ingresos entrantes para liquidar sus obligaciones, podría llegar tan pronto como el 1 de junio a menos que el Congreso acepte levantar el techo de la deuda.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, testifica sobre la propuesta de presupuesto federal para el año fiscal 2024 de la administración Biden ante el Comité de Finanzas del Senado, en el Dirksen Senate Office Building, en el Capitolio, el 16 de marzo de 2023. (Chip Somodevilla/Getty Images)

La demanda establece que una vez que se alcance la fecha X, Yellen tendría que elegir qué obligaciones federales pagar con los ingresos fiscales entrantes. Algunos analistas han argumentado que el gobierno podría priorizar los pagos de los bonos del Tesoro de EE.UU., considerados durante mucho tiempo una de las inversiones más seguras a nivel mundial y un activo de reserva clave en poder de muchos de los bancos centrales del mundo.

Sin embargo, la demanda argumenta que la Constitución otorga poder de gasto al Congreso, por lo que Biden y Yellen no tienen la autoridad para decidir qué pagos realizar una vez que se agote el margen para seguir utilizando las maniobras contables extraordinarias.

Los aproximadamente 75,000 empleados representados por el sindicato pueden perder su salario o ser despedidos si no se eleva el techo de la deuda y el Tesoro prioriza los pagos de la deuda a partir de los ingresos fiscales.

“Nada en la Constitución o cualquier decisión judicial que interprete la Constitución permite que el Congreso deje discreción sin control al presidente para ejercer el poder de gasto conferido al poder legislativo cancelando, suspendiendo o negándose a realizar gastos ya aprobados por el Congreso”, dice la demanda.

The Epoch Times se ha comunicado con el Departamento del Tesoro y la Casa Blanca en busca de comentarios.

Invocando la Enmienda 14

Los tribunales no han abordado en su mayoría el asunto de la 14° Enmienda que se invoca para evitar una crisis de la deuda, y los expertos legales no están de acuerdo sobre si se puede usar de esta manera.

La Casa Blanca ha analizado la posibilidad de invocar la Enmienda 14, básicamente usando el poder ejecutivo para declarar inconstitucional el techo de la deuda, como una medida de último recurso para evitar un incumplimiento en caso de que las negociaciones sobre el techo de la deuda entre demócratas y republicanos no logren romper el estancamiento actual.

Ante la creciente amenaza de que la fecha X llegará sin un acuerdo para emitir nueva deuda para liquidar obligaciones anteriores y, por lo tanto, un posible incumplimiento, Biden acordó reunirse con el presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), para discutir posibles salidas al estancamiento.

Biden y los demócratas han insistido en una legislación sin condiciones previas para elevar el techo de endeudamiento, mientras que McCarthy y los republicanos han exigido recortes de gastos a cambio de su apoyo para levantar el tope de endeudamiento.

Durante una entrevista en MSNBC el 5 de mayo, se le preguntó al presidente si está “preparado para invocar la Enmienda 14 y superar el techo de la deuda”. El entrevistador dijo que hay miembros del Congreso que podrían estar dispuestos a permitir que el incumplimiento de la deuda del gobierno perjudique políticamente al presidente.

“Aún no he llegado a ese punto”, respondió Biden, añadiendo que está dispuesto a negociar con los republicanos un presupuesto, pero no la última propuesta legislativa del Partido Republicano de elevar el tope de la deuda a cambio de recortes del gasto.

El presidente Joe Biden habla en la Rosaleda de la Casa Blanca, en Washington, el 1 de mayo de 2023. (Madalina Vasiliu/The Epoch Times)

Los republicanos de la Cámara de Representantes han presentado una propuesta que combina el aumento del límite de la deuda en USD 1.5 billones con USD 4.5 billones en recortes de gastos durante una década.

“La Cámara ha dado un primer paso responsable al sentarse a la mesa con sus propuestas. Es imperativo que el presidente ahora haga lo mismo”, escribieron unas dos docenas de senadores republicanos en una carta reciente al líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.), expresando su compromiso de oponerse a aumentar el límite de la deuda si no se hacen “reformas sustanciales al gasto y al presupuesto”.

El proyecto de ley de 320 páginas de los republicanos -denominado Ley de Limitación, Ahorro y Crecimiento de 2023– pretende devolver el gasto discrecional a los niveles de 2022, limitar el crecimiento del gasto al 1 por ciento anual y derogar ciertos créditos fiscales.

McCarthy ha dicho que espera que la propuesta republicana impulse las negociaciones.

“Recuerden lo que es este proyecto de ley. Este proyecto de ley es para llevarnos a la mesa de negociaciones. No son las disposiciones finales”, dijo McCarthy a los periodistas en el Capitolio a finales de abril.

Hasta ahora, Biden se ha negado a ceder, insistiendo en un proyecto de ley sin modificaciones para aumentar el límite de la deuda, aunque su reunión del 9 de mayo con McCarthy podría suponer un gran avance.

El presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), habla frente al Capitolio de EE.UU., el 20 de abril de 2023. (Saul Loeb/AFP vía Getty Images)

Riesgo de “crisis constitucional”

Se le preguntó a Yellen sobre la posibilidad de que Biden invocara la Enmienda 14 en una entrevista de ABC el 8 de mayo, y minimizó la idea de que esta sería una solución viable.

“Todavía no tengo exactamente claro si está sobre la mesa o fuera de la mesa”, le dijo George Stephanopoulos de ABC a Yellen. “¿Es una opción de ‘romper vidrio en caso de emergencia’?”

Yellen dijo que no quiere centrarse en la perspectiva de medidas de emergencia de última hora y reiteró su llamado al Congreso para que actúe.

“Lo importante es que los miembros del Congreso reconozcan cuál es su responsabilidad y eviten lo que seguramente será -independientemente de cómo se maneje, de qué opción se utilice para manejarlo- una catástrofe económica y financiera”, dijo.

Stephanopoulos luego dijo que parece que Yellen no está descartando la opción.

“No hay otra forma de proteger nuestro sistema financiero en nuestra economía que el Congreso haga su trabajo y eleve el techo de la deuda y nos permita pagar nuestras facturas. Y no deberíamos llegar al punto de tener que plantearnos si el presidente puede seguir emitiendo deuda”, dijo Yellen.

“Esto sería una crisis constitucional”, agregó.

Nunca se ha llevado a cabo un intento de anular el techo de deuda exigido por el Congreso, aunque se ha sugerido como una opción de emergencia en enfrentamientos anteriores sobre el límite de deuda.

Durante el último estancamiento del techo de la deuda, en 2011, el expresidente Bill Clinton dijo que, si estuviera en la piel del entonces presidente Barack Obama, estaría preparado para invocar la Enmienda 14 “sin dudarlo y obligar a los tribunales a detenerme”.

El Congreso finalmente resolvió esa crisis del techo de la deuda al aprobar la Ley de Control Presupuestario de 2011, que permitió aumentar el tope de la deuda en USD 2.4 billones en dos fases.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.