“En 50 años no vi nada como esto”: casas funerarias de Nueva York trabajan a máxima capacidad

Por Venus Upadhayaya
09 de Abril de 2020
Actualizado: 09 de Abril de 2020

Las casas funerarias de toda la ciudad de Nueva York están trabajando horas extremadamente largas, tratando con una tasa de muertos sin precedentes debido a la pandemia del COVID-19. Tampoco tienen, o pronto se les acabará, el equipo de protección personal suficiente para lidiar con la pandemia.

Desde el domingo, 975 personas murieron solo en la ciudad de Nueva York debido al virus del PCCh, mientras que el conteo total en la ciudad fue de 4571 y 14,865 a nivel nacional hasta hoy.

Gerald Joseph Neufeld, de 69 años, propietario de Gerald J. Neufeld, Inc. en Elmhurst, le contó a The Epoch Times por teléfono el martes, que antes de la pandemia del virus del PCCh, recibía unos siete funerales por semana. Sin embargo, debido a la pandemia, ha hecho 50 funerales en los últimos 10 días.

“En 50 años no he visto nada como esto. Espero no tener que ver algo como esto otra vez”, dijo, y agregó que su equipo de cuatro, incluyendo a su hijo, trabajan 24/7 para lidiar con el brote.

Cuando se le preguntó si se siente emocional o triste debido a la abrumadora tasa de muertes. Neufeld hizo una pausa antes de decir: “Solo debo hacerlo. Siendo honesto, solo tratamos de continuar. Es muy difícil. Simplemente no tengo tiempo de pensar”.

Neufeld dijo que la gente que cremó en los pasados diez días eran de diferentes nacionalidades, ya que el condado de Queens alberga gente de todo el mundo. Él vio muertos de Nepal, Indonesia, Filipinas, Laos, China, India, Pakistán, Sudamérica, Bután, Taiwán, Bangladesh, Burma, y Vietnam


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


El más joven que cremó tenía 23 años y el más viejo 107. “El virus no discrimina”, dijo, y agregó que se siente extremadamente mal por las familias que no pudieron hacer los ritos funerarios según su religión debido a la situación de la pandemia.

The Epoch Times se contactó con 23 casas funerarias en Elmhurst, Manhattan, y el Bronx, durante cuatro días y la mayoría dijeron que estaban lidiando con los muertos y no podían hablar. La declaración que la prensa oye más a menudo es “este no es el momento”.

The Epoch Times se contactó con Steve Baxter, de 53 años, de la Casa Funeraria Gannon en Manhattan en tres días diferentes. En la primer llamada dijo: “Acabo de poner a dos cuerpos en la morgue y tengo tres emails que revisar. Necesito tomar un respiro”.

La casa funeraria Gannon cremó 30 cuerpos en los últimos 10 días, mientras que previamente, solo recibían un cuerpo por semana en promedio.

Imagen de archivo de la Casa Funeraria Greenwich Village en la ciudad de Nueva York. (Chris Hondros/Getty Images)

John J. Sisto, el director de la Casa Funeraria Sisto Inc. en el Bronx, también dijo que su equipo estaba trabajando 24/7 y que están “recibiendo cuerpos todo el tiempo” antes de colgar rápidamente.

Heliot Lara, de 33 años, administradora de la Casa Funeraria Williams en el Bronx, pintó una situación grave el miércoles—la casa funeraria rompió la marca con 20 cuerpos cremados solo ese día.

“Estábamos recibiendo en promedio 15 por mes. Tuvimos más que eso solo la semana pasada”, dijo Lara. Él dijo que su equipo estaba trabajando desde la mañana a la noche, siete días a la semana.

“Es una situación que nunca hemos visto. Estamos tratando de lidiar con ella lo mejor que podemos”, dijo Lara.

Mike Lanotte, director ejecutivo y CEO de la Asociación de Directores Funerarios del Estado de Nueva York (NYSFDA), dijo que ya que la ciudad de Nueva York es el epicentro de la pandemia en Estados Unidos, las casas funerarias de la ciudad están trabajando a máxima capacidad y tienen desafíos de falta de lugar y dónde guardarlos. La NYSFDA fue establecida en 1889 y representa a 900 casas funerarias en el estado.

“Otras áreas del estado de Nueva York están teniendo más casos que lo normal, pero a este punto, no a la extensión de la ciudad de Nueva York y áreas circundantes”, dijo Lanotte en un email a The Epoch Times. Agregó que las casas funerarias están trabajando 24/7 a las 5 pm del lunes.

Cuando se le preguntó cómo lidian con tanta aflicción las casas funerarias, Lanotte dijo: “los profesionales del servicio funerario están entre la gente más dedicada y más trabajadora. Muchos de ellos lo afrontan buscando formas únicas y alternativas para continuar sirviendo a las familias. Están trabajando todo el día para apoyar a las comunidades locales y uno al otro”.

“Faltantes extremos de EPI”

Casi todas las casas funerarias que The Epoch Times contactó dijeron que no tienen el suficiente equipo protector individual (EPI) requerido o que pronto se les acabará debido al brote.

“Están a máxima capacidad y desafiados por la falta de lugar para almacenar, un faltante extremo de EPI, y una acumulación de fallecidos que necesitan atención”, dijo Lanotte.

Neufeld no estaba seguro de si tenía suficiente cantidad de equipo y dijo: “¡Probablemente no! Hacemos lo que podemos con lo que tenemos. Me siento inseguro. Siempre me preocupo”.

Baxter expresó preocupaciones similares. “No lo tenemos. No nos han dado nada”, dijo.

Lara y Sisto dijeron que el personal de sus casas funerarias tienen el EPI requerido, pero debido al aumento de número de funerales, pronto se acabarán.

El Departamento de Salud e Higiene Mental (DHMH) de la ciudad de Nueva York le contó a The Epoch Times en un email que la administración busca ahora limitar quién distribuye el equipo a quién, con prioridad a los trabajadores de la salud.

“En este momento, el Departamento de Salud no está distribuyendo EPI a las casas funerarias. Debemos priorizar el asegurar la disponibilidad del equipo protector para los trabajadores de la salud con pacientes con la grave enfermedad del COVID-19 en este momento”, dijo el portavoz del departamento, y agregó que está “trabajando agresivamente para proteger la salud y seguridad de los neoyorquinos durante esta crisis”.

En una reunión con los medios en el Brooklyn Navy Yard el lunes, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, le preguntó al comisionado del DHMH, el Dr. Oxiris Barbot, sobre la “naturaleza de lo que pasa con los cuerpos”.

Mascarillas protectoras N-95 sobre una mesa en una oficina en Washington, el 26 de febrero de 2020. (Eva Hambach/AFP/Getty Images)

Barbot respondió: “No hay precauciones especiales que se necesiten tomar con la gente que ha muerto por el COVID-19. Sabes, hemos hecho la comparación con otras enfermedades contagiosas en el pasado”.

Barbot dice que aunque hubo medidas de precaución muy específicas que se debían tomar con aquellos que morían de Ebola, la situación con el COVID-19 es diferente.

“La gente que muere debido al COVID-19 se trata de la misma manera que alguien que muere, digamos, de un ataque al corazón u otra razón”, dijo.

La Asociación de Directores Funerarios del Estado de Nueva York, dijo sin embargo a The Epoch Times que es importante que los trabajadores de las casas funerarias sigan las medidas de protección estándar ya que no pueden hacer la cuarentena en casa.

“Hemos alentado a todos los profesionales del servicio funerario que sigan las Precauciones Estándar de OSHA [Acta de Salud y Seguridad Ocupacional] y usen EPI apropiados cuando tratan con los fallecidos”, dijo el portavoz de NYSFDA. “Tanto el CDC como OSHA han provisto pautas”.

Las pautas del CDC usadas por la Asociación y compartidas con The Epoch Times son las mismas recomendadas para los trabajadores generales del cuidado de la salud y aquellos que realizan postmortems en los fallecidos por el COVID-19. Las pautas de OSHA incluyen recomendaciones para todos los lugares de trabajo.

La Asociación Nacional de Directores Funerarios (NFDA) dijo en un comunicado el 29 de marzo, que debido a la naturaleza sin precedentes de la pandemia, se ha observado algunos malentendidos y confusión en la comunicación entre “agencias locales, estatales y federales y las casas funerarias pidiendo EPI al nivel local o estatal”.

“La NFDA continúa pidiendo a los funcionarios federales—CDC, FEMA, Servicios Humanos y de Salud, el presidente, el Congreso, gobernadores del estado, y otros—asegurar que las casas funerarias estén en la lista de prioridad para recibir estos suministros críticos”, dijo la NFDA.

“Estamos también explorando vías privadas de todo el mundo para asegurar EPI a los profesionales funerarios”.

Siga a Venus en Twitter: @venusupadhayaya


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Sin techo y desamparados tras cierre de los hospitales improvisados de Wuhan

TE RECOMENDAMOS