En China te pueden meter en la cárcel si “difundes rumores” por la web

09 de Noviembre de 2015 Actualizado: 10 de Noviembre de 2015

De acuerdo con un nuevo artículo de la legislación china promulgado el 01 de noviembre, los internautas que sean culpables de “difundir rumores” o “información fabricada” en la web pueden ser encarcelados por más de siete años.

La novena enmienda a la ley penal china fue aprobada el 29 de agosto de este año en la 16ª sesión del Comité Permanente del Congreso Popular Nacional.

De acuerdo con la estatal Diario del Pueblo, aquellos que publiquen falsas alarmas sobre desastres naturales, información sobre la policía, o difundan deliberadamente rumores en Internet será encarcelado por más de tres años si el acto ha perturbado el orden social. Aquellos cuyos rumores alarmistas provoquen “serias consecuencias” estarán tras las rejas de tres a siete años.

Las nuevas leyes parecen ser una expansión de una interpretación judicial con 10-cláusulas a partir de 2013 que define los tipos de comportamiento en la internet que para ellos constituye “información inventada que calumnia a los demás” y “graves violaciones”. Se establece que las personas se enfrentan a cargos de difamación si el contenido ofensivo es visto por más de 5.000 internautas o retweeteado más de 500 veces.

Herramientas de supresión

Los activistas dicen que la nueva normativa sólo aumenta el grado al cual el Partido Comunista restringe la libertad de expresión y los derechos humanos en nombre de “mantener la estabilidad” y “la armonía social”. También es cuestionable en cuanto a si la ley se aplicará con igualdad y justicia.

El activista de la provincia de Hunan, Ou Biaofeng le dijo a Voz de América que muchos rumores genuinos a través de Internet, de hecho, se derivan de la misma falta de libertad de expresión y de información que el régimen chino aplica. Le preocupa que la nueva regulación sea utilizada contra activistas, disidentes y comentaristas sobre temas de actualidad.

Ou dijo que “la intención es suprimir a los defensores de derechos humanos y disidentes. Las autoridades no pueden tolerar la crítica. Se trata de una supresión adicional a la libertad de expresión en nombre de la legislación y la ley y crea un estado de miedo en la sociedad”.

El activista Wu Bin cuestionó los criterios para discriminar entre la información verdadera y falsa, así como la forma de determinar cuáles individuos serán verdaderamente culpables o simplemente las víctimas de mensajes engañosos.

“Ellos establecen las normas”, dijo Wu a Voz de América, “con el fin de tener flexibilidad en la manipulación. Si quieren atraparte, dirán que lo sabías y que lo difundías. Para disidentes como nosotros, los que criticamos al gobierno, van a hacer todo lo posible para ponernos una trampa”.

Los internautas han criticado la aparente contradicción entre la habitual falsificación de los medios de comunicación del estado o la distorsión de los informes económicos, reportes de víctimas en accidentes y desastres naturales, entre otros contenidos que adornan, y la nueva regulación de Internet, que tiene como objetivo exactamente tal comportamiento.

Wu Bin, dijo que el régimen debe dar ejemplo antes de hacer exigencias a la gente. Sospecha que la nueva normativa no se aplicará al así llamado grupo “50 Centavos del partido”, que son los usuarios de Internet a sueldo del régimen los cuales producen mensajes en apoyo de la política de régimen o dicho de otra manera subvierten o se oponen a las voces disidentes. 

TE RECOMENDAMOS