En medio de la tensión comercial la inversión china en EE. UU. cae drásticamente

Por Emel Akan - La Gran Época
19 de Enero de 2019 Actualizado: 19 de Enero de 2019

WASHINGTON – La inversión extranjera directa (IED) china en Estados Unidos disminuyó drásticamente el año pasado en medio de las crecientes tensiones comerciales con Beijing y la intensificación de la ofensiva estadounidense contra las inversiones extranjeras.

La tendencia a la baja, que comenzó en 2017, se profundizó el año pasado, según Rhodium Group, una empresa de investigación.

“Las políticas chinas más restrictivas, la intensificación de la selección de inversiones de Estados Unidos y el deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y China frenaron el apetito de los inversores chinos por los activos estadounidenses en 2017”, según un informe del Grupo Rhodium. “En 2018, esta desaceleración se profundizó a medida que las nuevas inversiones caían a su nivel más bajo de los últimos siete años”.

La inversión china en Estados Unidos fue de solo 4800 millones de dólares el año pasado, en comparación con 29.000 millones en 2017 y 46.000 millones en 2016.

El flujo de inversiones de China hacia el resto del mundo se disparó entre 2010 y 2016. Y Estados Unidos siguió siendo un mercado clave para las empresas chinas. Las industrias inmobiliaria y hotelera de Estados Unidos eran las favoritas, y California era el estado más popular para los inversionistas chinos.

Las empresas chinas completaron más de 950 transacciones e invirtieron más de 100.000 millones de dólares en un amplio abanico de industrias estadounidenses entre 2010 y 2016.

Sin embargo, esta tendencia se invirtió en 2017. Tanto Washington como Beijing implementaron políticas en los últimos dos años que redujeron el apetito de la inversión china, según el Grupo Rhodium.

El régimen chino impuso estrictos controles de capital sobre las inversiones en el extranjero. Entretanto, Estados Unidos mejoró el actual proceso de selección de inversiones para hacer frente a las amenazas a la seguridad nacional que plantean, en particular, las inversiones chinas.

La Ley de Modernización de la Revisión de Riesgos de la Inversión Extranjera fue aprobada por el Congreso de Estados Unidos con un apoyo bipartidista abrumador y fue promulgada por el Presidente Donald Trump en agosto de 2018.

El proyecto de ley fortalece el Comité de Inversión Extranjera en los Estados Unidos al incluir nuevas transacciones bajo su autoridad de revisión. Además permite al comité examinar y bloquear los acuerdos que impliquen la transferencia no solo de acciones de control, sino también de participaciones minoritarias en empresas que operen en infraestructuras o tecnologías críticas.

Campaña de desendeudamiento de China

La inversión neta china en Estados Unidos fue, de hecho, negativa en 2018, si se tienen en cuenta también las ventas de activos. Los inversores chinos vendieron activos estadounidenses por valor de 13.000 millones de dólares el año pasado, principalmente debido a las presiones de desendeudamiento de Beijing, según el informe Rhodium.

Algunos de los principales inversores chinos que impulsaron la ola de compras de 2015-2016 se vieron obligados por el régimen chino a vender sus activos para reducir los niveles de deuda.

“Contamos con un total de 13.000 millones de dólares en desinversiones completadas en 2018, y otros 20.000 millones de dólares que aún están pendientes”, dice el informe.

Cuando se contabilizan las desinversiones, las entradas netas de IED de China a Estados Unidos caen a un nivel negativo del orden de los 8000 millones de dólares el año pasado.

En 2019, se espera que Beijing continúe con los controles de capital en el extranjero y su campaña de desendeudamiento financiero para solucionar su alto problema de deuda. Debido a las dificultades económicas, el régimen chino no puede abandonar el camino del desendeudamiento y aflojar los controles de capital en el extranjero a corto plazo, según los expertos.

A pesar de la ralentización de la inversión extranjera directa, la inversión china en capital riesgo alcanzó un nivel sin precedentes el año pasado. El financiamiento de capital de riesgo chino en empresas estadounidenses aumentó de 2100 millones de dólares en 2017 a 3100 millones de dólares en 2018 debido a la reducción de los obstáculos reglamentarios, según el informe.

Los mayores beneficiarios de la financiación de capital de riesgo fueron el fabricante de baterías Farasis Energy, la empresa de juegos de azar Epic Games y las empresas de biotecnología Grail y Viela Bio.

Se espera que la presión de la inversión persista este año. El flujo de inversiones chinas pendientes en Estados Unidos está en su punto más bajo en cinco años, y la mayoría de los obstáculos persistirán o se profundizarán, según el informe.

“Las inciertas perspectivas para las relaciones económicas más amplias entre Estados Unidos y China continuarán pesando sobre el sentimiento de los inversores”, señala el informe.

La administración Trump lanzó una campaña arancelaria a principios del año pasado como parte de una estrategia para poner fin a las prácticas comerciales desleales de China. Después de meses de tensiones comerciales entre Washington y Beijing, ambas partes acordaron una tregua de 90 días sobre los aumentos arancelarios. Las negociaciones siguen en curso y el resultado de estas conversaciones será un factor importante para las perspectivas de inversión para 2019.

El auge de los proyectos totalmente nuevos

Un punto positivo del informe Rhodium es el aumento de las inversiones chinas en nuevas instalaciones, en las que una empresa construye sus operaciones en Estados Unidos desde cero.

“En el segundo semestre de 2018 se registró un aumento notable de los proyectos recientemente anunciados en respuesta a las barreras comerciales, especialmente en los sectores de materiales básicos, automotriz y algunos sectores de consumo”, señala el informe.

El aumento de los aranceles es uno de los factores que motiva a los extranjeros a invertir en el mercado estadounidense, ya que la IED les da una presencia local en la economía más grande del mundo.

En 2018, Estados Unidos encabezó por sexto año consecutivo el Índice de Confianza en la IED de la firma consultora de gestión A.T. Kearney. Los inversionistas extranjeros son atraídos a Estados Unidos debido a su gran mercado de consumo, su sólido desempeño económico y los recientes recortes de impuestos corporativos.

“La retórica y las acciones proteccionistas del gobierno, pueden estar también motivando a algunas empresas a invertir en Estados Unidos para mantener el acceso al mercado”, declaró un informe de A.T. Kearney.

La IED sigue siendo una estrategia empresarial crucial para las empresas que tratan de mitigar los efectos de los crecientes sentimientos antiglobalización y proteccionistas en todo el mundo.

Sigue a Emel en Twitter: @mlakan

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. Memorias de un esclavo del comunismo es el viaje de un hombre que busca revelar lo que cree que lo ha mantenido a él y a su pueblo como rehenes durante demasiado tiempo.

TE RECOMENDAMOS