En vez de neutralizar, anticuerpos de vacunas interfieren ante los cambios de una proteína, dice médico

Por Zachary Stieber
20 de Julio de 2022 3:33 PM Actualizado: 20 de Julio de 2022 3:33 PM

Los anticuerpos desencadenados por las vacunas contra COVID-19 están interfiriendo en el sistema inmunitario de las personas a medida que surgen nuevas variantes del virus, afirma el Dr. Harvey Risch.

Las dos vacunas más utilizadas en Estados Unidos, producidas por Pfizer y Moderna, actúan enviando ARN mensajero a las células musculares, donde produce una parte de la proteína espicular  (proteina Spike) del virus que causa COVID-19. La proteína Spike desencadena la producción de anticuerpos, que se cree que ayudan a prevenir la infección por el SARS-CoV-2, causante del COVID-19, y a combatir la enfermedad si uno está infectado.

Pero las vacunas se basan en la proteína Spike de la variante original del virus, que fue desplazada al principio de la pandemia. Desde entonces, una serie de cepas más nuevas se han impuesto en todo el mundo, siendo la última la BA.5.

“Las vacunas solo producen una gama muy estrecha de anticuerpos contra la proteína Spike”, en comparación con la exposición más amplia que se experimenta cuando uno se infecta, dijo Risch, profesor de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Yale, en una entrevista en el programa American Thought Leaders (Líderes del pensamiento estadounidense) de EpochTV.

“El problema con esto es, por supuesto, que cuando la proteína Spike cambia debido a las nuevas cepas del virus, la capacidad del sistema inmunológico para producir anticuerpos que se correlacionen con las nuevas cepas se reduce, hasta el punto de que puede ser casi ineficaz durante períodos de tiempo más largos”, agregó.

Esto lleva a que los anticuerpos que desencadenan las vacunas no se unan con la suficiente fuerza para neutralizarlos.

“Lo que significa es que se convierten en anticuerpos que interfieren en lugar de anticuerpos neutralizadores”, dijo Risch. “Esa es la razón por la que creo que hemos visto lo que se llama beneficio negativo —eficacia negativa de las vacunas durante un tiempo más largo— más de cuatro a seis u ocho meses después de la última dosis de la vacuna, en que uno ve que el beneficio de las vacunas se vuelve negativo”.

La eficacia baja en medio de los cambios de la proteína Spike

Varios estudios recientes indican que las personas que fueron vacunadas tienen más probabilidades de infectarse con COVID-19 después de un período de tiempo, incluido el ensayo clínico de Pfizer en niños pequeños (pdf). Algunos datos del mundo real también muestran mayores tasas de infección entre los vacunados. Otras investigaciones indican que las vacunas siguen proporcionando cierta protección a medida que pasa el tiempo después de recibir la inyección, pero la protección disminuye considerablemente. Todas las investigaciones se refieren a la variante ómicron, que pasó a ser la variante dominante a fines de 2021, y a sus subvariantes.

Hubo relativamente pocos cambios en la proteína espicular cuando surgieron las variantes iniciales, lo que significó que las vacunas seguían proporcionando un beneficio bastante bueno, dijo Risch. Pero ómicron apareció con más de 50 cambios en la proteína Spike y las subvariantes de ómicron, como la BA.5, añadieron aún más.

Los datos comunicados por las autoridades sanitarias del Reino Unido en marzo (pdf) —que los funcionarios dejaron de comunicar después de eso—indican que las personas que habían recibido tanto una serie de vacunas primarias como un refuerzo tienen una tasa de infección sintomática tres veces mayor que las personas no vacunadas.

“Después de la segunda dosis de las vacunas basadas en ARNm, parece que estas proporcionan un beneficio contra la infección sintomática para (…) la mayoría de las personas durante quizás 10 a 12 semanas”, dijo Risch.

“Después de la primera dosis de refuerzo, la tercera, la eficacia disminuye a seis u ocho semanas. Después de la cuarta dosis de refuerzo, pueden pasar tan solo cuatro semanas antes de que la eficacia desaparezca y empiece a ser negativa”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.