En vísperas de la cumbre, la Casa Blanca se muestra optimista y firme

Por Charlotte Cuthbertson - La Gran Época
11 de Junio de 2018 Actualizado: 11 de Junio de 2018

SINGAPUR – Después de tres meses de preparaciones, negociaciones e interrupciones, ya casi llega el gran día. El presidente norteamericano Donald Trump se reunirá el 12 de junio con el dictador norcoreano Kim Jong Un para forjar una relación que espera lleve a una nueva era de la península coreana.

“Como dijo el presidente el sábado, esta es realmente una misión de paz”, dijo a los periodistas el secretario de Estado Mike Pompeo en Singapur el 11 de junio.

“El hecho de que nuestros dos líderes están sentándose cara a cara es un signo del enorme potencial para lograr algo que beneficiará inmensamente a ambos pueblos y al mundo entero”.

“El presidente Trump cree que Kim Jong Un tiene una oportunidad sin precedentes para cambiar la trayectoria de nuestra relación y traer paz y prosperidad a su país”.

Trump se ha mantenido en contacto con los aliados en la región, y el día anterior a la cumbre llamó al primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y al presidente surcoreano Moon Jae-In.

Pompeo dijo que el objetivo principal de la desnuclearización completa, verificable e irreversible de la península coreana se mantiene igual.

“Las sanciones permanecerán hasta que Corea del Norte elimine de manera completa y verificable sus programas de armas de destrucción masiva”, dijo Pompeo, y agregó que si las conversaciones se interrumpen, entonces habrá más sanciones.

Pompeo dijo que la estrategia de Trump es “fundamentalmente diferente” a los intentos pasados por relacionarse con Corea del Norte, y el contexto de las discusiones es “radicalmente diferente a lo que fueron antes”.

Corea del Norte buscará garantías de seguridad si accede a la desnuclearización, y Pompeo dijo que Estados Unidos está dispuesto a darlas.

“Estamos preparados para tomar acciones que les den suficiente certeza de que pueden quedarse tranquilos con que la desnuclearización no es algo que los hará acabar mal. De hecho, es justamente lo contrario, los llevará a un futuro mejor y más brillante para el pueblo de Corea del Norte”, dijo.

Pompeo no quiso dar detalles, pero dijo que Estados Unidos está preparado para dar garantías de seguridad diferentes a las que EE. UU. estuvo dispuesto a dar anteriormente.

Trump también está dispuesto a expandir el acceso de inversiones extranjeras en Corea del Norte y otras oportunidades económicas, dijo Pompeo.

“En cada uno de esos dos países hay solo dos personas que pueden tomar decisiones de esta magnitud, y esas dos personas estarán sentadas juntas en el mismo salón mañana”, dijo.

La Isla Sentosa de Singapur, donde se llevará a cabo la cumbre entre Donald Trump y Kim Jong-un. (Samira Bouaou/La Gran Época)

La prensa estatal de Corea del Norte ha sido tradicionalmente hostil hacia Estados Unidos, sin embargo, un artículo publicado el día anterior a la cumbre sugirió el deseo de que se forme una buena relación.

“Con la atención y las expectativas del mundo entero, la cumbre entre Estados Unidos y la RPDC, por primera vez en la historia se enfoca en temas de preocupación común”, dijo el medio estatal Rodong.

“Incluyendo el establecimiento de nuevas relaciones entre la RPDC y EE. UU. de acuerdo a los requisitos de una nueva era, el intercambio de opiniones sobre el establecimiento de un sistema de paz permanente y consolidado para la Península Coreana y el cumplimiento de la desnuclearización de la Península Coreana, etc”.

Robert Palladino, director de prensa para el Consejo de Seguridad Nacional, dijo a periodistas en Singapur que “debemos tener cierto optimismo” respecto al artículo.

La cumbre comenzará a las 9 de la mañana de Singapur, el 12 de junio en la Isla Sentosa.

Luego del saludo inicial, Trump y Kim participarán de una reunión privada, solo con la presencia de traductores, luego tendrán una reunión bilateral más amplia y un almuerzo de trabajo, anunció la Casa Blanca en un comunicado.

Trump hablará ante la prensa luego de la cumbre y planea partir de Singapur alrededor de las 8 de la noche, hora local.

La Casa Blanca dijo que las conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte están en desarrollo y han avanzado más rápido de lo esperado.

TE RECOMENDAMOS