Encontró a sus hijos de una vida pasada a través de sueños premonitorios, ¿evidencia de reencarnación?

Por Romina Garcia
18 de Octubre de 2019 Actualizado: 18 de Octubre de 2019

Los casos sobre reencarnación documentados son muchos, pero la  increíble experiencia de Jenny Cockell es una prueba fehaciente que la vida después de la muerte sí existe. Este es uno de los mas convincentes debido a la exactitud en la que los hechos son revelados.

Desde niña, Jenny comenzó a tener recuerdos y hacer dibujos de su vida pasada. Las premoniciones en sus sueños eran tan reales que podían describir cada escena vivida antes de reencarnar.

Jenny nació en Inglaterra y desde muy pequeña sabía que su nombre en su vida anterior fue Mary, una joven que había vivido en la dura Irlanda de los años 30. También sabía que murió dando a luz muy joven y que dejó huérfanos a sus 8 hijos. Siempre sintió angustia en su corazón de saber qué pasó con sus pequeños y eso fue lo que la empujó a desentrañar todos esos aparentes recuerdos y sensaciones.

Ni sus padres ni otras personas de su entorno dieron importancia a sus “historias”. Hasta que al cumplir los 40 años, y como sus hijos ya no eran niños, tuvo más tiempo para ir más a fondo e investigar definitivamente aquello que en sus sueños se repetía, según Thanatos.

Imagen ilustrativa. (Pxhere/CCO)

“Yo sentía la necesidad de saber si mis hijos de la vida pasada se encontraban bien y no podía estar tranquila sin esclarecer este hecho. Cuando observé el mapa de la región de Malahide, al norte de Dublin, sentí intuitivamente que había vivido allí con el nombre de Mary”.

Mediante la terapia regresiva logró visualizar su vida como Mary Sutton, y emprendió la búsqueda de su anterior familia en la pequeña localidad de Malahide, donde pudo confirmar que Mary había existido realmente y falleció en el hospital de Rotunda de Dublín el 24 de octubre de 1932, 21 años antes que Jenny naciera.

Cinco hijos de Mary aún vivían, y ya en sus 60 y 70 años llegaron a creer que podría tener razón. “Hay algo en alguna parte”, confesó Sonny Sutton, el hijo mayor de Mary, un camionero retirado que vive fuera de Londres y que ahora tiene 75 años. “No estoy seguro que sea la reencarnación, pero hay cosas que Jenny sabe que solo yo o mi madre sabríamos”, dijo según la publicación de People.

El psiquiatra Brian Weiss, autor de Many Lives, Many Masters, cree en Jenny. “Conocí a dos de los niños”, dice Weiss. “Recuerdan detalles muy específicos. El hecho de que les ayude a sentirse mejor con su madre no significa que sea una fantasía”.

“Todavía me cuesta creerlo, aunque sé que está diciendo la verdad”, dice. “Lo único que puedo pensar es que Mamy le pasó su alma a esta persona no nacida”.

Imagen ilustrativa. (Pxhere/CCO)

Luego de la muerte de Mary, la mayoría de ellos habían perdido el contacto con sus hermanos y hermanas durante casi 60 años. La búsqueda de Jenny los volvió a unir. Y una reunión de Jenny y los niños sobrevivientes de Mary en la casa de Betty en Dublín en 1993, fueron seis décadas de recuerdos, lágrimas y abrazos para compartir. “Fue muy conmovedor”, dice Phyllis. “Qué pena que no haya sucedido antes”, agregó.

Este caso es una gran evidencia de que la reencarnación no solo es una creencia sino que los hechos que parecen inexplicables tienen las más increíbles respuestas.

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS