Encuentran 18 menores entre los 680 trabajadores ilegales arrestados por ICE en Mississippi

Por Charlotte Cuthbertson
09 de Agosto de 2019 Actualizado: 09 de Agosto de 2019

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) condujo su mayor redada dentro de un estado en toda su historia, en seis ciudades centrales de Mississippi el 7 de agosto.

El brazo de investigación de ICE, la rama de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), detuvo a 680 inmigrantes ilegales en siete plantas procesadoras de carne, mientras ejecutaba órdenes de allanamiento federales. Los agentes también incautaron registros comerciales en todas las plantas.

Los arrestos fueron la culminación de una investigación de un año en cinco compañías, según ICE.

El director interino de ICE, Matthew Albence, dijo que los 680 casos serán manejados individualmente, dependiendo de las circunstancias de las personas.

A las 4 p.m. del 8 de agosto, ICE dijo que 303 personas ya habían sido liberadas, incluidos 18 menores que fueron encontrados trabajando, uno de tan solo 14 años.

Aquellos que fueron liberados recibieron un aviso para comparecer, que iniciará sus procedimientos de inmigración y deportación, si un juez determina que no son elegibles para quedarse.

ICE realiza una operación en un centro de trabajo en Canton, Miss., el 7 de agosto de 2019. (ICE)

De los detenidos, en centros de Louisiana y Mississippi, algunos serán procesados ​​penalmente, posiblemente con cargos relacionados con el robo de identidad o el fraude de documentos.

“Hay víctimas reales asociadas con el robo de identidad que impactaron significativamente el historial crediticio, el historial médico y otros aspectos de la vida cotidiana de un individuo”, dijo Greg Nevano, director asistente de programas de investigación de HSI.

Algunas de las 680 personas ya han pasado por procedimientos de inmigración y un juez de inmigración les ordenó que las retiraran; serán deportados.

Jere Miles, agente especial a cargo de HSI en Nueva Orleans, dijo que las escuelas con niños afectados fueron alertados de la operación mientras se realizaba.

“Se les dijo mucho antes de que apareciera cualquier inmigrante en nuestro centro de procesamiento”, dijo Miles a los medios durante una llamada el 8 de agosto.

Según ICE, las investigaciones en los centro de trabajo a menudo involucran violaciones atroces por parte de empleadores como el tráfico de personas, el fraude de documentos, el lavado de dinero o la explotación de los trabajadores, como el uso de amenazas o coerción, y salarios o condiciones de trabajo deficientes.

ICE realiza una operación en un centro de trabajo en Canton, Miss., el 7 de agosto de 2019. (ICE)

Mike Hurst, fiscal estadounidense para el Distrito Sur de Mississippi, dijo que no puede divulgar muchos detalles sobre la investigación en curso, pero está buscando enjuiciar a cualquiera que haya violado la ley penal federal.

“Para aquellos que se aprovechan de extranjeros ilegales, para aquellos que usan extranjeros ilegales para una ventaja competitiva o para ganar dinero rápido, tenemos algo que decirles: ‘Si descubrimos que han violado la ley penal federal, iremos tras de ti’”, dijo Hurst en una conferencia de prensa el 7 de agosto.

“Si bien damos la bienvenida a personas de otros países, tienen que seguir nuestras leyes. (…) Tienen que venir aquí legalmente, o no deberían venir aquí en absoluto”.

La mayoría de los inmigrantes ilegales vienen a los Estados Unidos por razones económicas, según el jefe de la Patrulla Fronteriza del Sector Yuma, Anthony Porvaznik.

“En la custodia de la Patrulla Fronteriza en Yuma, realmente tenemos un porcentaje muy pequeño de personas que realmente solicitan asilo o temor creíble bajo nuestra custodia, es menos del 10 por ciento”, dijo Porvaznik el 17 de abril.

“Más del 90 por ciento están realmente aquí por razones económicas o para unirse con alguien que ya conocen en los Estados Unidos. Y ninguna de esas razones es motivo de asilo o miedo creíble”.

El exjefe de ICE, Tom Homan, anunció en 2017 que ICE tenía el objetivo de cuadruplicar sus redadas en centros de trabajo y que los trabajadores ilegales deberían ser arrestados durante dichas operaciones.

Los trabajadores extranjeros ilegales rebalsó los límites durante la era de Obama, cuando las detenciones se desplomaron de más de 1600 personas en el año fiscal 2009 a 106 personas en el año fiscal 2016.

Nevano dijo que ICE ha aumentado sus arrestos criminales en los centros de trabajo en un 460 por ciento desde el año fiscal 2017 hasta el año fiscal 2018, mientras que los arrestos administrativos aumentaron en un 757 por ciento.

“Continuaremos las redadas en el centro de trabajo, enfocándonos en los empleadores y los empleados que están violando las leyes de los Estados Unidos”, dijo Nevano.

Video relacionado

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

TE RECOMENDAMOS