Encuentran en un meteorito un mineral nunca antes visto en la naturaleza

Por Sebastian Puerta
27 de Diciembre de 2019 Actualizado: 27 de Diciembre de 2019

Científicos de la Universidad de California confirmaron a finales de agosto la existencia de un nuevo mineral albergado en un meteorito que cayó en Australia en 1951, el nuevo compuesto nunca había sido observado en la naturaleza.

El material nombrado edscottita es de color rojo y negro, y se encontró en un meteorito de aproximadamente 210 gramos que cayó hace 68 años en Australia y cuyo contenido marcó un gran interés para científicos de diferentes partes del mundo.

En la actualidad solo hay 75 gramos del objeto caído de los cielos, de nombre Wedderburn, en el museo que le dio albergue desde su descubrimiento, el Museo Victoria. La causa de dicha disminución se debe a investigadores de todo el planeta que han logrado acceder a pequeñas porciones del preciado material, de acuerdo con The Age.

Uno de tales científicos es el Dr Edward R. D. Scott, profesor emérito del Instituto de Geofísica y Paleontología de la Universidad de Hawaii en Mānoa. Cuando el profesor pudo acceder al material del meteoro, en 1971, pudo identificar junto a su colega, el DR Stuart O. Agrell, carburo de hierro, pero en ese momento la tecnología estaba inmadura para caracterizar completamente su estructura y fases asociadas.

Fue solo 48 años después del análisis de los científicos hawaianos que otro equipo de investigación, conformado por el Dr. Chi Ma y el Dr. Alan Rubin, de la Universidad de California, que se descubrió que el material era algo nunca antes visto en la naturaleza.

Dentro de la muestra se descubrieron delgadas astillas de un nuevo mineral que, vistas bajo el microscopio, se observan como pequeños cristales blancos. Las astillas estaban conformadas por átomos de hierro y carbono mezcladas en un patrón definido.

“Este meteorito tenía una gran cantidad de carbono. Y a medida que se enfriaba lentamente, el hierro y el carbono se unieron y formaron este mineral”, dice el Dr. Stuart Mills, funcionario del Museo Victoria, en entrevista realizada por The Age.

El nombre del nuevo compuesto fue aprobado por la Comisión de Nuevos Minerales y ahora se encuentra dentro de la nomenclatura y clasificación formales que incluyen a todos los compuestos descubiertos en el mundo.

Sin embargo, a pesar de que la edscottita nunca había sido observada en entornos naturales, sí había sido vista en plantas de fundición, cuando el hierro fundido se enfría rápidamente.

Un nuevo compuesto, esta vez hecho por el hombre

A pesar de que el descubrimiento de nuevos compuestos en la naturaleza es un suceso que causa extrañeza en la comunidad científica, tal como el descubrimiento de la edscottita, la creación de nuevos compuestos sintéticos es algo que se presenta con mucha más frecuencia.

Una investigación de la Universidad de Burgos, en España, permitió desarrollar y sintetizar nuevos compuestos de Iridio que permiten que se produzcan reacciones químicas mediante la acción de la luz, de igual manera que lo hacen las plantas cuando se da el proceso de fotosíntesis.

El estudio concluyó que los fotocatalizadores de iridio son capaces de obtener energía química a partir de la luz solar, situación que permite realizar transformaciones químicas de manera eficiente, selectiva y sostenible, tal como lo hace la naturaleza.

Le puede interesar

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

TE RECOMENDAMOS