Encuesta de Morning Consult indica que DeSantis entró en declive para 2024

Por Roger Simon
10 de Mayo de 2023 8:55 PM Actualizado: 10 de Mayo de 2023 8:55 PM

Opinión

Las cosas no pintan bien para el gobernador de Florida, Ron DeSantis, en su búsqueda (todavía sin anunciar, pero muy probable) de la nominación presidencial republicana de 2024 a partir del 9 de mayo.

Él está detrás del expresidente Donald Trump por la enorme cantidad de 41 puntos porcentuales (60-19) en una encuesta de Morning Consult realizada del 5 al 7 de mayo. En otras palabras, Trump tiene más del triple de apoyo que DeSantis, según esta encuesta.

Es uno de los peores resultados del gobernador de Florida de las varias docenas registradas por Real Clear Politics desde hace más de un año. El promedio ya mostraba a Trump por delante por 29.1 puntos incluso sin esta última encuesta.

Es cuestionable que un anuncio “oficial” en este momento vaya a variar mucho las cifras.

Por detrás de DeSantis por solo 14 puntos (en comparación con su déficit de 41 puntos) en la encuesta de Morning Consult están el exvicepresidente Mike Pence (también sin anunciar) y el empresario de biotecnología Vivek Ramaswamy (ya no es tan sorprendente ya que su apoyo está creciendo) a 5 cada uno. Detrás de ellos se sitúan la exembajadora ante la ONU Nikki Haley (3) y la excongresista Liz Cheney (2). El resto, incluidos grandes nombres como el senador Tim Scott (R-S.C.), que ha formado un comité exploratorio, y el exgobernador de Arkansas Asa Hutchinson, apenas aparecen en los registros.

La advertencia, por supuesto, es que ninguna encuesta es remotamente científica. Morning Consult solo acertó en el 73% de las ocasiones, según FiveThirtyEight, que supervisa estas cosas. Y se supone que MC es relativamente bueno. ¿Le iría peor al ciudadano promedio adivinando los resultados a ojo de buen cubero? Los candidatos tienden a recordarnos lo poco científicas que son las encuestas, excepto cuando una les da ventaja.

Sin embargo, dados sus números constantemente deprimentes que no demuestran ningún progreso—de hecho, lo contrario—es difícil no preguntarse si DeSantis no ha entrado (o considerado entrar) en la campaña presidencial prematuramente y por lo tanto—para adoptar un término utilizado para explicar los programas de televisión—”entró en declive”, lacerando sus posibilidades de una campaña en 2028, cuando podría haber sido el aparente heredero.

Desafortunadamente, parece haber sido víctima de lo que llamo “lujuria política” en mi próximo libro “American Refugees”.

Pero una razón por la que esta encuesta de Morning Consult podría ser sospechosa es que muestra a Trump por detrás de Joe Biden por 2 puntos y a DeSantis por detrás de él por 4. Realizada solo un día antes, más o menos, una encuesta de ABC/Washington Post muestra a Trump por delante de Biden por 6 puntos. No pueden tener razón ambas.

Sin embargo, creo que esto es en gran medida irrelevante, porque estoy entre los que creen que el presidente Biden no se postulará para la reelección. Los augurios están por todas partes, siendo el menor de ellos la salida de Susan Rice de su administración. Rice, aunque no es una posible candidata viable, ha sido durante años la leal verdugo de Barack Obama.

¿Ella está buscando a un sustituto o preparando el terreno para alguien ya elegido?

Es probable que Obama, quien nos ha dicho directamente sobre su preferencia por “gobernar desde el sótano” mientras mantiene sus manos limpias ante el público, se haya hartado de Biden, cada vez más discapacitado cognitivamente, como su amanuense, por no hablar de sus políticas que están destrozando el país. Se suponía que debía hacerlo despacio, para no ser detectado.

Ha llegado el momento de encontrar ese reemplazo viable (no es una tarea fácil con la bancada actual del Partido Demócrata) y poner toda la energía detrás de él, ella o ellos. (“Ellos” probablemente no tendrá éxito entre el pueblo… al menos no todavía).

Esto es aún más cierto con la repentina aparición de Robert F. Kennedy Jr. como posible candidato. Kennedy se opone claramente a muchas de las políticas de Obama.

La exposición continua de Kennedy, incluido su conocimiento significativo de los detalles científicos del fraude de la política gubernamental del COVID-19, representa una clara amenaza para la administración actual (y en menor medida también para Trump). Esto es cierto, incluso aunque haya medios de comunicación corruptos que hagan todo lo posible por ignorar cómo Europa—sobre todo los suizos—se están retractando de la eficacia de las vacunas de ARNm y cómo el Informe Cochrane demostró que el uso de mascarillas durante los años de la COVID fue una medida inútil y destructiva, especialmente para nuestros hijos.

Peor aún para el Partido Demócrata sería que se descubriera la implicación de la CIA en el asesinato del tío de Kennedy, John Fitzgerald Kennedy. Eso podría poner de cabeza al Partido Demócrata y, con él, al país.

En las dos encuestas más recientes—las únicas desde la declaración de Kennedy—RFK Jr. cuenta ya con el 20% de los votos frente al 66% de Biden. No está claro a dónde irá a partir de ahora. Lo que está claro es que, en estos momentos, hay sorprendentemente más incertidumbre en el lado demócrata que en el republicano.

El rápido, casi instantáneo, ascenso de Kennedy sin duda da más ímpetu al partido de Obama para encontrar ese reemplazo de Biden.

Últimamente, a Michelle Obama se le ha visto haciendo coros de Bruce Springsteen en España. Jill Biden estuvo en la coronación de Carlos III en lugar de su marido, que prefirió, sin razón aparente, ir a Irlanda una semana antes y declinar, por primera vez, un acontecimiento tan trascendental con nuestro más antiguo aliado.

¿Está ocurriendo una especie de lucha por el poder en el Partido Demócrata? Eso parece.

Mientras tanto, al terminar este artículo, un jurado de Manhattan ha declarado en un juicio civil que Trump abusó sexualmente y difamó a la columnista E. Jean Carroll, de 79 años.

Trump, por supuesto, apelará, pero es probable que sea ante otro juez de Manhattan, por lo tanto, otro tribunal amañado en una ciudad que una vez fue grande, donde un buen hombre que probablemente salvó la vida de varios pasajeros en un metro puede estar a punto de enfrentarse a cargos penales. ¡Vaya lugar!

Puede que al final Trump tenga que pagar USD 5 millones a la señora que ya consiguió sus 15 minutos de fama.

No hace falta decir que esto no es un buen augurio para el 45º presidente y principal candidato republicano a ser el juicio más serio del 47º en el caso relacionado con Stormy Daniels.

Pero por tenso que parezca, ¿algo de esto será bueno, malo o indiferente para los números de su encuesta? Yo me inclino por este último.

El decimocuarto libro de Roger L. Simon, “American Refugees / Tales of the Mass Migration from Blue States to Red”, será publicado por Encounter en septiembre.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.