Enfermera adopta a un bebé de una adicta a la heroína y el pequeño vuelve a sonreír

Por La Gran Época
24 de Marzo de 2019 Actualizado: 24 de Marzo de 2019

Un trabajo de enfermería con la fundación Make a Wish se convirtió en un viaje de adopción para Kelly Lively de Kokomo, Indiana. Se necesita un ser humano valiente y desinteresado para convertirse en un padre consciente y se necesitan niveles astronómicos de amor y cuidado para adoptar a un niño con serios problemas de salud. Pero para Kelly, el desafío llegó en el momento justo.

Kelly, una enfermera capacitada, perdió a su madre a causa del cáncer en 2014 y a su padre ocho años antes. Kelly se abrió a The Kokomo Tribune y dijo que perder a sus padres la hacía sentir “vacía”. Había considerado seriamente la posibilidad de formar una familia, pero era incapaz de concebir hijos.

Ella comentó: “Comencé a rezar a Dios para que me devuelva la alegría”. Ella decidió alcanzar y encontrar su propia felicidad ayudando a facilitar la felicidad de otros. Así que utilizó sus habilidades y experiencia para solicitar un puesto de enfermera voluntaria en la fundación Make a Wish, trabajando con numerosos niños merecedores con necesidades de cuidados intensivos. Kelly tenía conocimiento de muchas conversaciones sobre niños en varias etapas de salud y enfermedad, pero un día la historia de un niño en particular llamó su atención.

Marcus tenía 13 meses y había nacido prematuramente de una mujer que sufría de adicción a la heroína. Poco después fue abandonado. Al nacer, Marcus pesaba solo una libra (aproximadamente 454 gramos) y tenía un 30 por ciento de posibilidades de vivir hasta los dos años de edad. Kelly preguntó por el bebé, se le mostró una fotografía e inmediatamente se echó a llorar. Recordó: “No había vida en sus ojos”. “Estaba tan enfermo”.

(Cortesía: Kelly Lively)

Nadie estaba interesado en adoptar al bebé debido a su intimidante lista de serios problemas de salud y el sombrío pronóstico de sus médicos. Pero tocó el corazón de Kelly. Relató ese momento: “Estos niños merecen un hogar amoroso tanto como cualquier otro. No podía permitir que Marcus acabara en una institución”.

Se reunió con Marcus a principios de 2017. Tammy, la hermana de Kelly, publicó en Internet: “Este fue el día que Kelly conoció a Marcus”. Tomó fotos para grabar el momento para la posteridad. Añadió: “Nació muy prematuro“, “adicto a cualquier tipo de droga que se le ocurra y se lo mantuvieron vivo con un respirador. Es un pequeño luchador”.

Kelly ya sabía cómo se sentía y lo que quería. Todo lo que quedaba era hacerle una pregunta al niño huérfano de madre, Ella pregunto suavemente: “Mi nombre es Kelly. Quiero ser tu madre. ¿Quieres venir a casa conmigo?”. Marcus no podía hablar, pero respondió al amoroso abrazo que le dio y sonrió ampliamente en sentido afirmativo. Expresó: “Sabía que iba a hacer todo lo posible para darle una oportunidad a este bebé”. “Sabía que era mi hijo”.

(Cortesía: Kelly Lively)

Después del primer encuentro de Kelly con Marcus, conversó sobre la posibilidad de adoptar al niño con los médicos y trabajadores sociales, quienes naturalmente no creían que ella quisiera dar este paso.

Megan Deweese, directora de servicios sociales de Especially Kidz, destacó: “Me sorprendió”. Simplemente no hay personas que quieran enfrentarse a niños médicamente complicados y mucho menos amarlos como si fueran suyos y tratarlos como si fueran suyos”. Me dejó boquiabierto con toda honestidad”.

En diciembre de 2017, Kelly adoptó al pequeño Marcus.Como prueba viviente de que un poco de amor llega muy lejos, Marcus prospera hoy en día. Además, está recibiendo más que un poco de amor de su nueva madre, Kelly, que fue apodada “un ángel caído del cielo” por los médicos, que también le aconsejaron que siguiera adelante. Marcus nunca estuvo tan feliz ni tan sano. Megan Deweese, directora de servicios sociales, señaló: “Simplemente no hay gente que quiera enfrentarse a niños médicamente complicados y mucho menos quererlos como si fueran suyos” “Ella me sorprendió”.

El tubo de traqueostomía que Marcus usó durante meses debe ser removido pronto y Kelly tiene grandes esperanzas de que el niño comience a hablar. Actualmente utiliza el lenguaje de señas para comunicarse. Kelly destacó: “Es la mayor alegría de mi vida”. “Son muchas lágrimas, muchas noches de insomnio y emociones mezcladas, pero valió la pena”.

El pequeño niño es inteligente, despierto y tímido.

Afirmó: “Superó todas las probabilidades”. “Tuvo tanto éxito. Marcus es un verdadero milagro. Los médicos dijeron lo mismo. Dijeron: “Lo que sea que estés haciendo por este niño, sigue haciéndolo”. No pueden creerlo”.

(Cortesía: Kelly Lively)

“Sé que Dios nos unió”.

¿Te conmueve o te sientes reflejado con alguno de los temas de la historia de Kelly? Comparte este conmovedor relato de la increíble adopción de un niño pequeño con su familia, amigos y seres queridos.

Papás le presentan a la abuela su nuevo bisnieto

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS