Enigmático portal ancestral de Bolivia, ¿una creación de civilización de origen extraterrestre?

Por Blanca Téllez - La Gran Época
19 de Julio de 2019 Actualizado: 19 de Julio de 2019

Vestigios de civilizaciones antiguas como el enigmático portal ancestral de Bolivia, conocido como la Puerta del Sol, son considerados por los estudiosos de misterios como creaciones excepcionales por los materiales y formas que muestran un trabajo tan especializado que el conocimiento contemporáneo no alcanza a explicar y dejan un sinfín de interrogantes sobre su función original y su significado actual.

La Puerta del Sol está en la zona arqueológica de Tiahuanaco, en Bolivia. Es una obra megalítica en la zona andina que algunos consideran forma parte de un conjunto creado por seres distintos a los humanos actuales que, con otros vestigios ancestrales, permitiría la entrada a otras dimensiones.

La puerta de roca de Tiahuanaco mide 2,75 metros de altura, 3,84 metros de ancho, 0,50 metros de espesor y pesa unas 10 toneladas. Además tiene figuras talladas cuyas diversas interpretaciones generan grandes interrogantes.

Lo que atrae de esta puerta, además de ser una sola pieza de piedra, son sus enigmáticos grabados. Destaca entre estos una figura con cuerpo pequeño con gran cabeza que porta una especie de penacho con 24 líneas que asemejarían los rayos del sol.

En leyendas locales esta figura tallada representa al dios del Sol y su origen sería extraterrestre.

“Sus manos tienen cuatro dedos […] que recuerdan a otra de las leyendas sobre su origen, la de la Diosa ORIANA que tenía cuatro dedos en cada mano, y que, procedente de las estrellas, llegó a TIAHUANACO para crear a la humanidad”, explica un escrito sobre esta figura tallada en la puerta de Tiahuanaco.

Según la cosmogonía andina, esta figura mostraría en su base los tres niveles de la existencia. El mundo de la superficie donde viven los seres humanos (Cay Pacha), el inferior o mundo de la fertilidad y los muertos (Ucu Pacha), y el superior o morada de los dioses celestiales (Hanan Pacha).

Se ha dicho que esta figura representa a un sacerdote, pero en la tradición andina es conocido como el dios del Sol, de ahí el nombre de la puerta que la contiene. Según una antigua leyenda y diversas versiones andinas, el dios del Sol o Viracocha creó el mundo, a los seres humanos y a los gigantes y cíclopes en Tiahuanaco, al lado del lago Titicaca en un pasado remoto.

El calendario que un experto alemán propuso que la Puerta del sol contiene, tendría una antigüedad de más de 9 mil años antes de Cristo. Pero otras interpretaciones mencionan que su antigüedad es mucho mayor, como la del conjunto Tiahuanaco, inclusive anterior a la existencia de la Atlántida y se remontaría a Lemuria.

La ancestral civilización de Lemuria existió en Mu y sus habitantes tenían capacidades como la visión del tercer ojo, la comunicación por telepatía y vivían en armonía, hasta su desaparición por cataclismos, tsunamis e inundaciones en castigo de los dioses por su decadencia.

Los sobrevivientes se esparcieron por varias regiones del planeta, dando origen a civilizaciones similares muy distantes como la azteca, maya, andina, egipcia o del Tibet. Entre sus legados se mencionan monumentos megalíticos como la Puerta del Sol, el disco del Sol y rollos con manuscritos sagrados premonitorios que estarían dispersos en varios lugares.

La ocupación de Tiahuanaco por los descendientes lemurianos, mucho antes de la formación del lago Titicaca,  erigió un monasterio con gigantescos bloques de piedra que habrían sido cortados con “energía y fuerza lumínica”, según el libro El secreto de los Andes que reproduce la biblioteca Pléyades.

El monasterio subterráneo resguardaría la ciencia y cultura de la desaparecida Lemuria, añade el libro y menciona un gigantesco disco solar de oro, frente a un altar con un pilar en piedra tallada, que emitía una luz y además de simbolizar al sol era usado en rituales de meditación como foco de concentración y para la transportación interdimensional de los eruditos pre-incas, herederos de Lemuria.

Las piedras de la Puerta del Sol no tienen explicación hasta ahora de parte de los estudios arqueológicos: sus precisos cortes, el oro que la revestía ni su función. Pero se ha mencionado que estaría vinculada con dioses extraterrestres Anunnaki “que visitaron la Tierra en el pasado” para obtener el oro que salvaría a su planeta Nibiru.

Algunas leyendas dicen que “Tiahuanaco fue construido como un sitio religioso para celebrar la llegada de los dioses del cielo en Puma Punku”, sin embargo el dios Viracocha del “templo hundido” en el conjunto arqueológico de Tiahuanaco es similar a los antiguos dioses sumerios.

Además, los rostros tallados en el “templo hundido” mostrarían según algunos investigadores, todas las razas de la humanidad, incluyendo cabezas con cráneos alargados, caras con labios gruesos o cabezas con turbantes, sin relación aparente con los habitantes de Bolivia.

A los lados de la puerta hay 24 figuras de menor tamaño a cada lado de la abertura, con penachos o coronas y cada 21 de septiembre, durante el equinoccio de primavera, en la Puerta del Sol se pueden observar los rayos del sol pasando por el centro de la abertura de la puerta.

Se considera que Tiahuanaco y Puma Punku o “puerta del puma”, un complejo arqueológico cercano, están conectados mitológicamente: una “antigua leyenda sugiere que Tiahuanaco fue construido como un sitio religioso para celebrar la llegada de los dioses del cielo a Puma Punku”.

Paul Damon ha indicado que esta puerta estaría relacionada con Hayu Marca en Perú, considerada una puerta interestelar, que con otros sitios arqueológicos en la región, forman una cruz imaginaria cuyo centro es la meseta y el lago Titicaca.

Esta es una zona donde se ha tenido un profuso avistamiento de ovnis, con numerosos reportes de esferas azules de intenso brillo y objetos brillantes en forma de disco y donde se estima existe una base extraterrestre.

Los portales a otros mundos o puertas a otras dimensiones revelarían la existencia de mundos paralelos con los que estas puertas podrían conectar a quienes las atraviesan. Pero pasar a otras dimensiones no sería para cualquiera ni en cualquier momento.

Otra antigua leyenda de la zona menciona “la profecía de que la puerta de los dioses se abrirá un día ‘muchas veces más grande de lo que es actualmente’ y permitirá que los dioses regresen en sus naves solares”.

¿Cuál es el verdadero significado de la esvástica?

TE RECOMENDAMOS