Enseñar literatura en casa: una guía para las familias que educan en el hogar

Por Barbara Danza
06 de Agosto de 2021 9:46 AM Actualizado: 06 de Agosto de 2021 9:46 AM

Los padres que educan a sus hijos en casa pueden considerar que enseñarles a leer es una tarea sencilla. Sin embargo, cuando se trata de enseñar literatura, muchos se encuentran mal equipados.

Un recurso que merece la pena consultar es el CenterForLit, una organización que proporciona a los educadores y a los aficionados a la lectura herramientas y guías para explorar y disfrutar de los clásicos literarios. Adam Andrews y su mujer, Missy, son los cofundadores de CenterForLit, además de padres que educan en casa. Le pedí a Andrew su consejo sobre la enseñanza de la literatura en el hogar.

The Epoch Times: ¿Qué le inspiró a crear CenterForLit?

Adam Andrews: Mi mujer y yo fundamos CenterforLit en 2003. Como educadores profesionales y padres que educan en casa, vimos que el conocimiento de los Grandes Libros estaba en declive a nuestro alrededor. Ni los padres ni los profesores habían sido formados en las técnicas básicas de lectura y discusión de la literatura clásica; como resultado, los estudiantes crecían sin un sentido de su lugar como seres humanos en una tradición cultural. Creemos que este sentido cultural es muy importante y que enseñar a los alumnos a leer los Grandes Libros es una de las formas más poderosas de transmitirlo.

The Epoch Times: Muchos padres se embarcan por primera vez en el camino de la educación en casa y están abasteciendo sus bibliotecas. ¿Qué consejo le daría a un padre que no es un experto en literatura pero que desea ofrecer a sus hijos los mejores libros?

Sr. Andrews: Es importante señalar que nuestra civilización ha producido Grandes Libros durante miles de años. Ningún estudiante los leerá todos. Por suerte, una educación literaria, según nuestra definición, no requiere esto porque la educación no es un plan de estudios ni una lista de libros; es un momento de autorrealización. Puede ocurrir en el libro nº 50, en el nº 1 o fuera del aula. En CenterForLit, ayudamos a los profesores a utilizar los Grandes Libros de uno en uno, como oportunidades para confrontar a los estudiantes con su propia humanidad.

Dado que éste es el objetivo más importante, resulta que la forma de leer libros es al menos tan importante como lo que se lee. Centrarse en las técnicas adecuadas de lectura cuidadosa produce pensadores maduros que pueden beneficiarse de todo tipo de literatura, independientemente de su calidad.

Estas técnicas incluyen el reconocimiento de la estructura de la obra que tienen delante; la identificación de las partes del conjunto y sus relaciones entre sí; la comprensión del estilo del autor y su significado temático; la ubicación de la obra en el contexto histórico y personal de su autor y de su tiempo; la comparación de los temas de la obra con los de obras contemporáneas del mismo autor y de otros autores; y, por último, la evaluación de las respuestas implícitas y explícitas de la obra a ciertas preguntas universales sobre la naturaleza del hombre, de Dios y de la realidad. CenterForLit forma a los profesores en estas técnicas a través de su conocido seminario Teaching the Classics.

La aplicación de estas técnicas para cualquier libro puede dar lugar a un debate profundo, independientemente del libro que elijas. Esto no quiere decir que algunos libros no sean mejores que otros, por supuesto. CenterForLit publica listas de lecturas recomendadas para estudiantes de todas las edades, junto con guías para el profesor que ayudan a los padres y a los profesores a dirigir debates socráticos sobre los mejores libros jamás escritos.

The Epoch Times: ¿Por qué es importante centrarse en la literatura como educador?

Sr. Andrews: La capacidad de autoconocimiento es lo que nos hace humanos. Dado que la educación es un proceso de el cultivar la naturaleza humana en los estudiantes, llegamos a la conclusión de que la educación se produce cuando el estudiante vislumbra su condición de criatura pensante. En el mejor de los casos, este atisbo de autoconocimiento lo lleva más allá, a entenderse como una criatura imperfecta, una criatura pecadora, desesperadamente necesitada de gracia. Creemos que cualquier experiencia, académica o de otro tipo, que cree las condiciones para este tipo de autoconocimiento es una educación que vale la pena, y que todo el aprendizaje de libros en el mundo es inútil si no crea estas condiciones.

Sin embargo, resulta que los Grandes Libros de nuestra tradición llevan miles de años creando las condiciones para el autoconocimiento en todo tipo de lectores. Son los instrumentos educativos más fiables que ha producido nuestra civilización.

Una educación literaria, por tanto, es simplemente un viaje hacia el autoconocimiento utilizando las posibilidades que ofrecen los Grandes Libros. Esta es la razón por la que nos centramos en la literatura: Ofrece las mejores oportunidades de autoconocimiento —y, por tanto, de verdadera educación— que un educador puede encontrar.

The Epoch Times: ¿Cómo pueden los padres lograr que sus hijos se entusiasmen con la lectura de los clásicos, sobre todo los que suponen un desafío?

Sr. Andrews: La mejor manera de entusiasmar a los niños con los clásicos es darse cuenta que “clásico” no significa “libro aburrido escrito para adultos”. Resulta que algunos de los mejores libros de la historia fueron escritos para niños. Enseñar a los niños a leer bien estos libros creará el gusto por las grandes historias en sus mentes y corazones. Luego, cuando su nivel de lectura aumente, esa preferencia por la calidad hará que las historias más difíciles parezcan igual de emocionantes. Empieza siempre con grandes historias para niños.

The Epoch Times: ¿Cómo recomienda a los padres que aborden la enseñanza de la literatura en cada etapa del ciclo educativo, por ejemplo, en el nivel primario, en el secundario y en el de bachillerato?

Sr. Andrews: Lo más importante que hay que recordar al enseñar literatura es que las técnicas de la buena lectura siguen siendo las mismas a medida que el alumno madura. Esto se debe a que todas las historias, independientemente de su nivel de lectura, comparten la misma estructura básica. Los cuentos para niños de segundo grado tienen todas las mismas características, es decir, como “Hamlet” de Shakespeare o “Crimen y castigo” de Dostoievski.

Esto significa, a su vez, que las mismas estrategias pedagógicas funcionan tanto con los libros ilustrados como con las obras de Shakespeare. En concreto, se puede plantear el mismo conjunto de preguntas para ambos tipos de libros con el fin de conducir al alumno hacia la comprensión y el disfrute. Una vez que el profesor sabe cuáles son estas preguntas, puede enseñar fácilmente un libro de nivel elemental y un libro de nivel secundario con la misma confianza. Los debates que surjan de este único conjunto de preguntas variarán en función de la profundidad y la complejidad de los propios libros, pero el formador y sus alumnos pueden centrarse en repetir las mismas técnicas de clase una y otra vez. CenterForLit ha desarrollado y publicado estas preguntas como parte de su seminario de formación sobre la enseñanza de los clásicos.

The Epoch Times: ¿Qué libro le ha gustado más estudiar con sus hijos?

Sr. Andrews: Con nuestros hijos pequeños, nos encantan libros como “Todos los lugares para amar” de Patricia McLachlan y “Luna de búho” de Jane Yolen. A nuestros alumnos de secundaria les encantan las obras de Gary D. Schmidt, como “El camino de Anson” y “Las guerras de los miércoles”. En el nivel de secundaria, nunca nos saltamos “La pequeña Dorrit” de Charles Dickens o “Mientras no que tengamos rostro” de C.S. Lewis.

The Epoch Times: Si pudiera dar un consejo a los nuevos educadores en casa, ¿cuál sería?

Sr. Andrews: Yo animaría a los nuevos educadores en casa a recordar que han tomado una gran decisión, incluso cuando se sientan abrumados y poco preparados. Los padres son, lejos, los mejores maestros, independientemente de su formación o experiencia profesional. Hay un mundo de recursos de alta calidad disponibles en línea si se necesita experiencia en la materia —incluidas las clases en línea de CenterForLit para estudiantes de 5º curso en adelante—, pero la parte más importante de la educación de cualquier niño es el tiempo que pasa con sus padres. Al elegir la educación en casa, le has dado una ventaja permanente.

Barbara Danza es madre de dos hijos, tiene un MBA, es amante de la playa y es una niña de corazón. Aquí se sumerge en los retos y oportunidades de la crianza de los hijos en la era moderna. Está especialmente interesada en las numerosas opciones educativas disponibles para las familias de hoy en día, la renovada apreciación de la simplicidad en la vida de los niños, los beneficios de los viajes en familia y la importancia de la vida familiar en la sociedad actual.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.