Errores del censo 2020 afectan las elecciones, ayudan a estados azules y perjudican a los republicanos

Por Petr Svab
29 de Octubre de 2022 12:23 PM Actualizado: 29 de Octubre de 2022 12:24 PM

Los estados de tendencia republicana perdieron al menos tres escaños en el Congreso y votos del colegio electoral porque el conteo de su población fue subvalorado en el censo de 2020. En cambio, los estados de tendencia demócrata recibieron al menos un escaño y un voto extra debido al conteo excesivo en el censo y mantuvieron al menos dos asientos que deberían haber perdido, según un análisis de la encuesta posterior al censo realizado por la misma Oficina del Censo.

La oficina reconoció los errores, pero dijo que no hay forma de corregirlos hasta el próximo censo en 2030.

Varios expertos y al menos un legislador expresaron su preocupación por estos errores.

“Esto es un conteo subvalorado sistemático de los estados rojos y conteo sobrevalorado sistemático de los estados azules”, comentó Hans von Spakovsky, director de la Iniciativa para la Reforma de la Ley Electoral de la conservadora Heritage Foundation.

Spakovsky lo calificó como “una coincidencia muy extraña”, señalando que “hasta ahora, la Oficina del Censo no ha explicado realmente cómo y por qué han cometido estos errores”.

Al parecer, el primero en dar la voz de alarma sobre este asunto en junio fue Fair Lines America (FLA), una organización sin ánimo de lucro de tendencia conservadora centrada en cuestiones de redistribución de distritos.

“Es obviamente preocupante que haya un patrón en el error del censo”, dijo Adam Kincaid, director ejecutivo de FLA y del National Republican Redistricting Trust.

La Oficina del Censo identificó 14 estados con errores estadísticamente significativos en el recuento del censo. Arkansas, Florida, Illinois, Mississippi, Tennessee y Texas —todos ellos dominados por el Partido Republicano, salvo Illinois— subvaloraron el conteo. En cambio, Delaware, Hawái, Massachusetts, Minnesota, Nueva York, Ohio, Rhode Island y Utah —todos con predominio demócrata, excepto Ohio y Utah— registraron un conteo sobrevalorado.

A modo de comparación, ningún estado tuvo un error significativo en los censos de 2000 y 2010.

El patrón de error de 2020 se mantiene cuando se incluyen los estados en los que el recuento erróneo no alcanzó una significación estadística. Entre los 50 estados y el Distrito de Columbia, solo dos estados de tendencia demócrata registraron un recuento insuficiente: Illinois y Maryland. Por otra parte, 12 estados de tendencia demócrata registraron un recuento superior al 1 %, en comparación con cinco estados de tendencia republicana: Alaska, Ohio, Oklahoma, Utah y Virginia Occidental. Los estados sin tendencia clara, como Michigan, Pensilvania y Virginia, tendieron a tener recuentos relativamente precisos.

Preguntas sin respuesta

El Censo de 2020 no tiene precedentes en varios aspectos. Debido a las políticas de COVID-19, los trabajadores del censo fueron inicialmente impedidos de llamar a las puertas de las personas que no respondieron al censo en línea o por correo. Además, un gran número de personas se trasladó temporalmente durante los cierres. En cierta medida, el acceso se limitó en las instalaciones en las que el virus se propagaba con especial rapidez, como las residencias de ancianos, así como a las prisiones. Los estudiantes universitarios fueron enviados en su mayoría a sus casas. La Oficina del Censo trató de llenar las lagunas en la cobertura, adivinando cuántas personas vivían en cada lugar utilizando registros administrativos, como los datos del permiso de conducir. Todos estos factores presentaron desafíos adicionales que podrían explicar por qué este censo fue particularmente inexacto.

Sin embargo, estos factores no responden a por qué los errores beneficiaron a los demócratas de forma tan consistente, dijeron Kincaid y von Spakovsky.

Algunos de los estados con los cierres más prolongados, como Michigan, Nueva Jersey, Nuevo México y Connecticut, donde se esperaba que los trabajadores del censo tuvieran más problemas para superar las restricciones relacionadas con COVID, tuvieron algunos de los recuentos más precisos.

Además, la oficina aún no ha explicado completamente qué métodos utilizó para superar estos desafíos. ¿Cómo se aseguró, por ejemplo, de que los registros administrativos que utilizó reflejaban la realidad?

“No tenemos buenas respuestas para esas cosas”, dijo Kincaid.

También dijo que su grupo trató de obtener más datos y respuestas de la oficina a través de solicitudes de la Ley de Libertad de Información, pero la mayor parte de la información fue denegada por motivos de confidencialidad.

“Lo que el patrón sugiere es que hay algún tipo de problema con la metodología que parece favorecer a los estados azules sobre los rojos, y sigo creyendo que es importante que la Oficina del Censo abra sus libros y sea más transparente”.

La falta de transparencia es especialmente perniciosa cuando se combina con los retos de los confinamientos que parecen haber hecho más opaco el proceso.

“Esto abrió la puerta a más prejuicios, ya sean intencionados o no”, dijo Kincaid.

Von Spakovsky instó al Congreso a que inicie una investigación sobre el asunto y obtenga respuestas de la oficina “para que podamos decidir si se trató de un sesgo intencionado o si simplemente fueron malos procedimientos y malas prácticas. Tiene que ser una cosa o la otra”.

“Desde luego, no puede volver a ocurrir esto y el Congreso tiene que averiguar si hay alguna forma de solucionarlo”, dijo Spakovsky.

Hasta el momento, parece que sólo hay un legislador que se pregunta sobre el asunto, el representante Troy Nehls (R-Texas).

En una carta enviada el 24 de octubre al director de la Oficina del Censo, Robert Santos, Nehls calificó el asunto de “profundamente preocupante para la legitimidad de nuestra democracia”.

“Esto no fue una coincidencia porque cosas como esta no ocurren porque sí. El pantano de Washington tiene una agenda. Ellos quieren a los demócratas en el poder y no dejarán que nada se interponga en su camino”, dijo el representante en un comunicado de prensa ese día.

“Nosotros debemos llegar al fondo de lo ocurrido. Cuando los republicanos recuperen la mayoría en la Cámara de Representantes, utilizaremos nuestra autoridad de supervisión para investigar a la Oficina del Censo y determinar cómo y por qué se produjeron estos importantes errores para garantizar que esto no vuelva a ocurrir”.

La Oficina del Censo no respondió a las preguntas enviadas por correo electrónico.

Los intentos de contactar con el Comité Nacional Demócrata de Delimitación de Distritos para obtener comentarios fueron infructuosos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.