Es hora de que Joe Biden encuentre nuevas respuestas para las viejas preguntas

Por Brian Cates
22 de Octubre de 2020
Actualizado: 22 de Octubre de 2020

Comentario

Un informe publicado a finales de septiembre por el Comité de Seguridad Nacional del Senado que detallaba los muchos y sombríos tratos que Hunter Biden había hecho en el extranjero mientras su padre era vicepresidente ya había provocado un gran escrutinio de la familia Biden.

Ahora, una laptop abandonada en un taller de reparaciones de Delaware en abril de 2019 parece haber hecho estallar toda la campaña presidencial del candidato demócrata Joe Biden.

Esto es lo que presuntamente sucedió, según el registro público:

  • Hunter Biden llevó tres computadoras dañadas a la tienda de reparaciones de John Paul Mac Isaac en Delaware el 12 de abril de 2019. Según Mac Isaac, solo una laptop MacBook era rescatable.
  • Luego que la laptop fuera reparada con éxito, la tienda notificó a Hunter numerosas veces que su artículo estaba listo para ser recogido. Mac Isaac dijo que Hunter nunca respondió.
  • El contrato de reparación que Hunter firmó, si es real, establece claramente que, si un artículo se deja en la tienda durante 90 días, se considera abandonado por la ley de Delaware y se convierte en propiedad de la tienda.
  • Al ver que el contenido de la laptop ahora era de su propiedad, Mac Isaac notó varios archivos que lo obligaron a contactar a las fuerzas del orden estatales y federales.
  • El FBI y el fiscal de Estados Unidos para Delaware, David Weiss, emitieron una citación federal a Mac Isaac y tomaron posesión de la laptop en diciembre de 2019, para presumiblemente iniciar sus propias investigaciones.

Sospecho que debido a lo que se ha divulgado posteriormente en relación con el contenido de la laptop, se están realizando múltiples investigaciones.

El contenido de la laptop

Señalar el contenido de esta explosiva laptop sería una subestimación masiva. Los correos electrónicos difundidos hasta ahora, si son reales, no solo muestran flagrantes esquemas de tráfico de influencias, corrupción financiera y la venta de acceso a Joe Biden, sino que van mucho más allá. Presuntamente, cantidades masivas de dinero cambiaron de manos entre los Biden, sus socios comerciales y gobiernos extranjeros en China, Ucrania, Rusia y otros lugares. Creer que esta clase de dinero estaba cambiando de manos sin ataduras sería un desafío a la creencia.

Hunter Biden tiene un largo historial de abuso de drogas y las imágenes publicadas el 14 de octubre por el New York Post, presuntamente de su laptop, lo muestran consumiendo drogas. En una fotografía, parece estar desmayado con una pipa de crack junto a su cara.

Luego de una semana de que este artículo dominara los medios de comunicación (a pesar de los intentos de algunas plataformas de redes sociales de censurarla), cabe señalar que ni Joe Biden, ni Hunter Biden, ni ningún miembro de la familia Biden, ni la campaña de Biden han emitido una declaración afirmando que los correos electrónicos o las imágenes publicadas no son auténticas.

Aunque muchos demócratas del Congreso y miembros de los medios de comunicación han calificado las revelaciones de la laptop como “desinformación rusa”, las personas en mejor posición para verificar o refutar la autenticidad de estos correos electrónicos e imágenes han permanecido en silencio. Eso es muy revelador.

El equipo de Biden responde ocultando

Pasó una semana sin que la campaña de Biden lo niegue. El 18 de octubre, después de un pequeño evento, la campaña de Biden anunció que el candidato presidencial no haría ninguna aparición pública hasta el debate del 22 de octubre con el presidente Donald Trump.

En esta etapa de la carrera presidencial, que uno de los candidatos desaparezca de la campaña durante cuatro días es simplemente inaudito.

La razón declarada para la desaparición de Biden es la “preparación del debate”. Sospecho que la verdadera razón es que el equipo de Biden espera más revelaciones explosivas de la laptop a medida que la semana transcurre y están haciendo todo lo posible para limitar la exposición del candidato a las preguntas sobre ello.

¿Cómo es que los Biden se salieron con la suya por tanto tiempo?

Incluso en 2014, cuando Hunter Biden ocupó el tan publicitado trabajo en la junta corporativa de la compañía energética ucraniana Burisma, hubo noticias y comentarios al respecto.

Pero eso es todo —unos pocos artículos de los medios de comunicación. Los Biden simplemente se metieron durante años en el pantano de D.C. con poco retroceso o responsabilidad.

Por supuesto, de vez en cuando un reportero preguntaba sobre los flagrantes conflictos de intereses y las “preocupantes apariencias”. Cuando eso sucedía, Joe Biden rechazaba airadamente la pregunta, la llamaba mentira, o declaraba que nunca había hablado con sus familiares sobre sus negocios. El tema se dejaría de lado y todo el mundo seguiría adelante.

Esta estrategia de negación enojada siempre le ha servido bien a Joe Biden (…) hasta ahora.

Ahora, ante esta nueva evidencia, una simple negación enojada de que nunca habló de los negocios de su familia en países extranjeros donde él era el hombre designado por la administración de Obama no va a obtener el mismo resultado.

Y eso es algo bueno. Ya es hora de que Joe Biden encuentre nuevas respuestas a estas viejas preguntas.

Brian Cates es un escritor radicado en el sur de Texas y el autor de “Nadie me pidió mi opinión… ¡pero aquí está de todos modos!” Se puede contactar con él en Twitter @drawandstrike.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

El PCCh prefiere que Trump no gane un segundo mandato

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS