Es poco probable que variante ómicron cause enfermedades graves a vacunados, dice fundador de BioNTech

Por Jack Phillips
30 de Noviembre de 2021
Actualizado: 30 de Noviembre de 2021

El fundador de BioNTech, una industria farmacéutica fabricante de vacunas COVID-19, dijo que no es probable que la nueva variante ómicron del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) cause una enfermedad grave en las personas vacunadas, reafirmando las declaraciones hechas por médicos en Israel y la Universidad de Oxford.

Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) designó la semana pasada a ómicron como una “variante de preocupación”, varios países impusieron restricciones a países del sur de África y sugirieron que los cierres podrían estar pronto sobre la mesa. El pánico por la variante también provocó que el mercado de valores experimentase caídas en los últimos días, con el Dow Jones perdiendo más de 500 puntos al mediodía del martes.

El cofundador de BioNTech, Ugur Sahin, dijo al Wall Street Journal que la gente no debería entrar en pánico.

“Nuestro mensaje es: No se asuste, el plan sigue siendo el mismo: Acelere la aplicación de una tercera vacuna, de refuerzo”, dijo Sahin este martes. La firma BioNTech se asoció con Pfizer para crear una de las vacunas más usadas en el mundo.

Basándose en lo que los investigadores saben sobre el virus, Sahin dijo que asumió que las personas vacunadas podrían evitar una enfermedad grave de ómicron, una variante que la OMS y otros investigadores afirmaron que tenía numerosas mutaciones. Sahin no mencionó a las personas con inmunidad natural resultante de una infección de COVID-19 previa.

La variante Delta de COVID-19, que según los funcionarios federales de salud es la cepa dominante en Estados Unidos, parecía ser más infecciosa que la cepa Alpha, pero la mayoría de las personas experimentan síntomas leves, comentó Sahin.

“Si un virus logra un escape inmunológico, lo logra contra los anticuerpos, pero existe el segundo nivel de respuesta inmunológico que protege de una enfermedad grave: las células T”, dijo. “Incluso si fuera una variante con escape inmunológico, el virus difícilmente podrá evadir por completo las células T”.

Según los datos compilados por la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos ha visto una tasa de supervivencia de COVID-19 de aproximadamente el 99 por ciento hasta la fecha.

Sin embargo, a pesar de su perspectiva optimista, Sahin también dijo que algunos países como Alemania, que están experimentando un aumento de casos de COVID-19, ellos podrían necesitar imponer restricciones adicionales. Los pasaportes y las órdenes de vacunación han demostrado ser un tema divisivo en Europa, con decenas de miles de personas que salen a las calles semanalmente en las principales ciudades para manifestarse en su contra.

“Ciertas medidas pueden reducir las cifras de infección con relativa rapidez (…) en la situación actual estoy a favor de las medidas eficaces”, dijo Sahin sin dar más detalles.

Los comentarios del ejecutivo de BioNTech se producen cuando la Universidad de Oxford, que ayudó a crear la vacuna contra COVID-19 de Oxford-AstraZeneca, emitió una declaración similar.

“A pesar de la aparición de nuevas variantes durante el transcurso del año, las vacunas han continuado a proporcionar niveles muy altos de protección contra enfermedades graves y hasta ahora no hay evidencia de que ómicron sea diferente”, dijo Oxford en una declaración el martes, añadiendo que “sin embargo, contamos con las herramientas y los procesos necesarios para el desarrollo rápido de una vacuna COVID-19 actualizada si fuera necesario”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS