Es probable que consumidores sufran más la inflación, ya que indicador de costes para empresas se dispara

Por Tom Ozimek
12 de Octubre de 2022 7:41 PM Actualizado: 12 de Octubre de 2022 7:41 PM

La inflación desde el punto de vista de los costes empresariales —que suelen repercutir en los consumidores— se disparó en septiembre, invirtiendo el descenso del mes anterior y duplicando las previsiones de los mercados, lo que apunta a una prolongada lucha de la Fed contra los precios altos.

El índice de precios al productor (IPP) aumentó un 0.4% entre agosto y septiembre, según los datos publicados el 12 de octubre por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés).

Las previsiones de consenso preveían un ritmo de inflación de los costes empresariales del 0.2 por ciento, y los datos del miércoles supusieron una sorpresa al alza.

“No son grandes noticias en la lucha contra la inflación”, dijo Liz Young, jefa de estrategia de inversión de SoFi, en un posteo en Twitter.

En agosto, la inflación de los precios de producción cayó un 0.2% revisado mes a mes. Y en julio, cayó un 0.4 por ciento, y la lectura de septiembre sugiere una tendencia al alza de las presiones inflacionistas.

“Simplemente malo. Absolutamente”, dijo Daniel Lacalle, economista jefe del fondo de cobertura Tressis en una declaración en las redes sociales, al comentar el decepcionante dato.

El economista Paul Krugman trató de encontrar un lado bueno a las turbias cifras, y dijo en Twitter que más de una cuarta parte del aumento de los precios de producción en septiembre podía deberse a un incremento del 6.4% en los precios de los servicios de alojamiento para viajeros.

“¿Todo por los hoteles?”, bromeó Krugman.

Aunque el grado en que las empresas trasladan el aumento de los costes de los insumos a los usuarios finales en forma de inflación de los precios al consumo ha variado históricamente, CME Group dijo en una nota que la medida del IPP debería “considerarse un buen indicador previo de las presiones inflacionistas”.

En términos interanuales, la inflación de los costes empresariales se redujo del 8.7% en agosto al 8.5% en septiembre.

“El IPC seguirá siendo elevado”

Tras los datos del IPP del miércoles, los mercados están pendientes de la publicación de las cifras de inflación de los precios al consumo del jueves.

Las previsiones de consenso apuntan a que la inflación al consumo ha aumentado a un ritmo intermensual del 0.2% en septiembre. Si esta predicción se mantiene, significaría una aceleración de la inflación en comparación con el ritmo de agosto del 0.1%.

Las previsiones para el ritmo interanual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) esperan una ligera desaceleración del 8.3 por ciento en agosto al 8.1 por ciento en septiembre.

El analista económico principal de Bankrate, Mark Hamrick, dijo a The Epoch Times en una declaración enviada por correo electrónico que espera que la inflación al por menor se mantenga alta durante el resto del año.

“Como la pandemia del COVID ha pasado a un segundo plano, la inflación se ha convertido en el enemigo público número uno”, dijo Hamrick.

“A la espera de la actualización mensual de los precios al por menor, parece que la variación interanual del IPC seguirá siendo elevada hasta finales de año”.

Hamrick dijo que los consumidores han visto un cierto alivio en el frente de la inflación con el descenso de los precios de la gasolina, “pero los elevados precios de los alimentos y la vivienda parecen quedarse por un tiempo como visitantes no deseados”.

Además de imponer una presión sobre el coste de la vida en los hogares, la creciente inflación también ha superado las ganancias salariales de muchos estadounidenses.

“El poder adquisitivo se ha esfumado”, dijo Hamrick.

Un informe reciente de la Reserva Federal de Dallas mostró que más de la mitad de los trabajadores estadounidenses vieron el año pasado cómo sus salarios reales —ajustados a la inflación— caían por debajo de cero. Para el 53.4% de la población activa estadounidense cuyos salarios fueron superados por la inflación, el descenso salarial medio fue del 8.6%.

Otra dura estadística sobre los salarios reales de los estadounidenses fue compartida recientemente por la jefa de la Reserva Federal de San Francisco, Mary Daly, quien dijo que la gente está ahora “realmente luchando” y su “poder adquisitivo está cayendo”.

“Una estadística poco conocida que creo que realmente vale la pena traer a colación, los salarios reales, ajustados a la inflación, el trabajador promedio en Estados Unidos ha perdido un 9% en el transcurso de los últimos dos años”, dijo Daly al medio.

“No es un buen momento para ser un trabajador ahora mismo”, añadió.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.