Escasez de combustible disminuye cuando Colonial Pipeline reanuda “operaciones normales”

Por Zachary Stieber
15 de Mayo de 2021
Actualizado: 15 de Mayo de 2021

Un importante oleoducto de combustible en el este de Estados Unidos reanudó sus “operaciones normales”, anunció este sábado su operador.

“Hemos devuelto el sistema a las operaciones normales, entregando millones de galones por hora a los mercados que servimos”, dijo Colonial Pipeline en una declaración.

La empresa, con sede en Georgia, inició el miércoles la restauración de las operaciones del oleoducto de aproximadamente 8000 kilómetros, que se extiende desde Houston, Texas, hasta Linden, Nueva Jersey, pero indicó entonces que estas tardarían varios días en reanudarse por completo.

Los mercados a los que llega el oleoducto son Luisiana, Georgia y Maryland.

El sábado, alrededor de 13,450 estaciones de servicio se quedaron sin combustible, un descenso respecto a las 16,315 que no podían atender a los clientes dos días antes, según GasBuddy.

La escasez disminuyó en algunos de los estados más afectados, como Carolina del Norte, Virginia y Georgia. Cuatro de cada cinco estaciones de servicio siguen sin combustible en Washington y cerca de la mitad están sin gasolina en Georgia y Carolina del Norte.

Los datos de GasBuddy revelaron que la demanda de gas en Estados Unidos cayó un 12.6 por ciento entre el 7 y el 14 de mayo, dijo en Twitter Patrick DeHaan, analista de la compañía.

La secretaria de Energía, Jennifer Granholm, pronosticó un servicio normal en los surtidores de gasolina para las últimas horas del domingo.

Colonial sufrió un ciberataque del llamado ransomware. Un grupo de ciberdelincuentes se infiltró en la red de Colonial y robó datos que luego mantuvo como rehenes a cambio de un pago.

Al parecer, Colonial pagó cinco millones de dólares al grupo. Según Tom Robinson, de Elliptic, Colonial pagó 75 bitcoin, una criptodivisa que el 8 de mayo valía más de 48,000 dólares cada una.

Un representante de la compañía declinó decir si la empresa pagó un rescate.

Colonial desconectó partes de su red para hacer frente al ataque. Esto hizo que el oleoducto quedara fuera de servicio.

Los estadounidenses se apresuraron a acudir a las gasolineras para llenar los tanques después de que la empresa reveló el ataque y su respuesta. Tanto la escasez como los precios se elevaron.

El precio medio del galón subió a 3.04 dólares el sábado, tras superar los tres dólares por primera vez desde 2014, según la Asociación Americana del Automóvil. El precio aumentó por sobre los 2.96 dólares de hace una semana y los 2.86 dólares de hace un mes.

“Desde que comenzó este incidente, hemos sido claros en que nuestro enfoque era la restauración segura y eficiente del servicio de nuestro sistema de tuberías. Eso es lo que hemos conseguido gracias al compromiso y la dedicación de los numerosos miembros del equipo de Colonial”, dijo Colonial el sábado.

La firma indicó que está invirtiendo en TI y ciberseguridad y “seguirá poniendo la seguridad y la integridad del sistema en primer lugar e invertirá los recursos necesarios para mantener las operaciones seguras y fiables de nuestro oleoducto.”

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber
Siga a Zachary en Parler: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS