Escolares venezolanos pasan frontera con Colombia para ir a clases en Cúcuta

Por EFE
11 de Marzo de 2019 Actualizado: 11 de Marzo de 2019

Centenares de escolares venezolanos llegaron este lunes a la ciudad colombiana de Cúcuta para retomar sus clases, después de que las autoridades del país vecino habilitaran un paso por el puente fronterizo Francisco de Paula Santander para estudiantes y personas que requieren atención médica.

El corredor fue abierto a las 05.00 hora colombiana (10.00 GMT, cuando todavía no salía el sol en la frontera, permitiendo el ingreso a Colombia de niños y jóvenes venezolanos, en su mayoría vestidos con uniforme escolar y acompañados de sus padres, así como de enfermos, algunos de ellos en silla de ruedas.

La frontera con Venezuela se encuentra cerrada desde el pasado 23 de febrero cuando el Gobierno de Nicolás Maduro rompió relaciones con Colombia y cerró los pasos fronterizos tras el frustrado intento del presidente interino de ese país, Juan Guaidó, de llevar ayuda humanitaria, iniciativa que acabó en un brote de violencia.

Entre los que pasaron a primera hora por el puente Francisco de Paula Santander, que une a Cúcuta con Ureña (Venezuela), estaba Jhoana Pabón, que vino con su hijo de 11 años y su hija de 15 para que puedan retomar las clases a las que desde hace dos semanas no asisten debido al bloqueo de la frontera y al peligro que conlleva cruzar por los pasos ilegales, conocidos como trochas.

“Gracias a Dios se está normalizando el paso porque para pasar por la trocha con los niños es mucho peligro”, dijo Pabón a Efe.

La apertura de este corredor fronterizo coincide con la suspensión de las clases y las actividades laborales en Venezuela por el apagón ocurrido desde el pasado jueves en ese país y que no ha sido superado totalmente.

Otra mujer, Yalitza Suárez, pasó sin problemas por el puente para asistir a una cita médica de control para su embarazo de ocho meses, y espera que se siga permitiendo el tránsito ya que no considera la opción de dar a luz en Venezuela.

“Ojalá abran el puente definitivamente porque yo estaba pensando pasar por la trocha unos 15 días antes para poder tener mi bebé acá, porque en Venezuela no se puede, es mucho riesgo”, dijo a Efe.

Al llegar al punto de control fronterizo, niños y adultos son recibidos por funcionarios de Migración Colombia que les revisan su documento de identidad y con un “buenos días” les autorizan la entrada en Colombia.

Centenares de escolares venezolanos llegaron este lunes a la ciudad colombiana de Cúcuta para retomar sus clases después de que las autoridades del país vecino habilitaran un paso por el puente fronterizo Francisco de Paula Santander para estudiantes y personas que requieren atención médica. EFE/Schneyder Mendoza

El flujo de personas es, sin embargo, muy inferior a las 35.000 personas que, según las autoridades colombianas, pasaban a diario de Venezuela a Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander y el punto de más movimiento en los 2.219 kilómetros de frontera común.

En las primeras horas de la mañana, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) también abrió el paso restringido por el puente Simón Bolívar, que comunica a Cúcuta con San Antonio del Táchira.

Los diputados de la Asamblea Nacional venezolana José Manuel Olivares y Gaby Arellano visitaron el puente Francisco de Paula Santander para acompañar a sus compatriotas y animarlos a continuar ejerciendo presión sobre el régimen de Nicolás Maduro.

Igualmente felicitaron a las madres del estado Táchira por defender el derecho a la educación de sus hijos.

“Esto es una victoria de las madres del pueblo del Táchira, esto es una demostración, como lo dijo nuestro presidente Juan Guaidó, de que hay que salir a nuestra avenida, a nuestra calle a protestar por nuestros derechos”, expresó Olivares en un comunicado.

Desde que fue cerrada la frontera, miles de venezolanos cruzan a diario por trochas que cortan el río Táchira para abastecerse en Cúcuta de comida, medicina y productos de higiene que escasean en su país.

*****************

Mira a continuación

Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje

TE RECOMENDAMOS