Esper declara que el Pentágono desplegó muchos respiradores en reserva del Departamento de Defensa

Por Zachary Stieber
06 de Abril de 2020 4:03 PM Actualizado: 06 de Abril de 2020 4:03 PM

El Pentágono ha desplegado gran parte de sus 2000 respiradores en medio de la pandemia COVID-19, dijo el secretario de Defensa Mark Esper.

Muchos de los respiradores han sido desplegados con el USNS Comfort y el USNS Mercy, hospitales militares que fueron enviados a Los Ángeles y a la ciudad de Nueva York.

Otros están asignados a los hospitales de campaña que el ejército construyó en varios estados, incluyendo Texas, Louisiana y Nueva York.

Varios cientos han sido preposicionados fuera de Nueva York y otros están listos para ser enviados a los lugares donde se les pide a los oficiales que los envíen, dijo Esper este domingo.

Esper dijo que el informe de la CNN que afirmó que el Pentágono no había enviado ninguno de sus respiradores no era cierto. Solo unos pocos cientos no fueron enviados, señaló.

Barco-hospital de la Marina USNS Comfort amarrado en el Muelle 90 sobre el río Hudson, visto desde West New York, New Jersey, el 30 de marzo de 2020. (Michael Loccisano/Getty Images)

Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Según Esper, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), que todavía tiene varios miles de respiradores en reserva, tiene previsto entregarlos antes de que el ejército envíe los que todavía tiene.

“Estamos sobre ellos en el sentido de que están preparados para ser enviados una vez que se necesiten, una vez que el HHS agote sus reservas”, dijo.

Esper habló de los respiradores durante sus apariciones en “This Week” de la ABC y “State of the Union” de la CNN.

Los respiradores se han convertido en un tema crucial porque los pacientes con casos graves de COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus, requieren asistencia respiratoria. Los pacientes con la enfermedad permanecen mucho más tiempo con respiradores que los pacientes sin COVID y alrededor del 80% de los pacientes con la nueva enfermedad que requieren ayuda para respirar mueren, dijo durante el fin de semana uno de los principales funcionarios de salud el gobernador Andrew Cuomo.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha estimado que su estado necesitará hasta 40,000 respiradores. Según el principal modelo en el que se basaron el gobernador y los funcionarios federales, que fue actualizado rápidamente, el estado no necesitará más de 10,606.

Un respirador y otros equipos son vistos en un hospital de campo de emergencia para ayudar en la pandemia de COVID-19 en Central Park el 30 de marzo de 2020 en la ciudad de Nueva York. (Stephanie Keith/Getty Images)

La oficina de Cuomo no ha respondido a las solicitudes de información sobre respiradores, incluyendo cuántos tiene el estado a disposición. De acuerdo con la información dada en las conferencias de prensa, el estado tiene más de 12,500, con más de 1000 adicionales en camino, incluso después de que una orden de 17,000 se cayó.

No está claro si esa cifra incluía los que están listos para ser desplegados por el Pentágono.

“Tenemos suficientes respiradores para el futuro inmediato y obviamente estamos consiguiendo más suministros”, dijo Michael Dowling, el presidente y CEO de Northwell Health, el mayor proveedor de servicios de salud en el estado de Nueva York, durante una aparición en “Face the Nation” de la CBS.

Los trabajadores de la salud no se encuentran en el punto de decidir quién recibe un respirador y quién no, un punto que solo se alcanzaría en medio del desabastecimiento.

Una mujer llega en ambulancia al Hospital Wyckoff en la sección Bushwick de Brooklyn en Nueva York el 5 de abril de 2020. (Bryan R. Smith/AFP vía Getty Images)

El Dr. Scott Gottlieb, excomisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos, dijo en el mismo programa que cree que el sistema de salud de la ciudad de Nueva York será “llevado hasta el límite” pero no “sobrepasado”.

“Están expandiendo su capacidad para mantener el ritmo del aumento de la demanda, realmente un esfuerzo histórico. Y no creo que se vayan a quedar sin respiradores. Están haciendo cosas para convertir los dispositivos existentes en respiradores. Y creo que se mantendrán a la altura”, dijo.

Los funcionarios estatales han ordenado el uso de máquinas de anestesia como respiradores, la transformación de los BiPAP y una técnica de “división” que permite que un solo respirador sirva a dos pacientes. Cuomo firmó una orden ejecutiva en días recientes que permite al estado tomar los respiradores de los hospitales que dicen no necesitarlos. A los ejecutivos de los hospitales se les preguntó cuántos no están usando y las tropas de la Guardia Nacional están llevando el 20% de esa cantidad de cada hospital fuera de la ciudad de Nueva York y sus alrededores, dijo Cuomo a los reporteros en una conferencia de prensa.

Con una disminución de los nuevos casos, la gobernadora de Oregón, Kate Brown, envió 140 respiradores a Nueva York para ayudar a aumentar la capacidad. El gobernador del estado de Washington, Jay Inslee, envió 400 respiradores a la Reserva Estratégica Nacional debido al bajo número de casos que se produjeron allí después de un temprano brote en febrero.

“Washington está devolviendo 400 respiradores para que estados como Nueva York y otros puedan tenerlos”, dijo Inslee en una declaración.

Esas máquinas serán enviadas al “punto de necesidad”, dijo el vicepresidente Mike Pence a los periodistas el domingo.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación:

Miles de urnas en funeraria pone en duda el número de muertos en Wuhan

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.