Pensaba que era tan solo un pedazo de vidrio ¡pero resultó ser un gran diamante!

Por La Gran Época
08 de Octubre de 2018 Actualizado: 28 de Marzo de 2019

El Parque Estatal  Crater of Diamonds, ubicado en Murfreesboro, Arkansas, se caracteriza por ser un sitio de diamantes naturales por más de un siglo, y es el único lugar del mundo que está abierto al público. También es el lugar donde se encontraron los impecables diamantes Strawn-Wagner de 3 quilates y el Star of Arkansas de 15.

Recientemente, una visitante de 71 años de Colorado, tuvo mucha suerte durante su recorrido con su familia al Cráter of Diamond, cuando encontró lo que inicialmente pensó que era un pedazo de vidrio y le pidió a su hijo que lo guardara en el bolsillo.

Luego siguió rastreando el sitio volcánico en busca de tesoros, sin darse cuenta que ya se había tropezado con el “hallazgo de su vida”.

Imagen Ilustrativa (Crédito: Pixabay)

Al regresar al centro de visitantes, se enteró de la impresionante noticia. El personal del parque le dijo que el trozo de “vidrio” que ella encontró era en realidad el diamante más grande encontrado durante 2018 y hasta el momento se han registrado doscientas cincuenta y seis gemas.

“Usaba una piedra para raspar la tierra, creo que descubrí el diamante con ella”, declaró la mujer que deseaba permanecer en el anonimato. “¡Estaba en la superficie!

“No sabía qué pensar. ¡Estaba conmocionada!”.

La “zona de recolección” de 15 hectáreas, es producto de la erosión volcánica durante un largo período de tiempo que formó una concentración de diamantes. Allí, el personal del parque ara periódicamente la capa superior de la tierra para removerla, lo que facilita la búsqueda de diamantes a los visitantes.

Según el personal del parque, debido a que los diamantes no son conductores eléctricos, no permite que la suciedad se adhiera a ellos. La lluvia también ayuda a exponerlos y es fácil verlos cuando sale el sol ya que los hace brillar.

Imagen Ilustrativa (Crédito: Unsplash)

“Al igual que otras rocas y minerales, no hay dos diamantes exactamente iguales”, explicó el analista de parques Waymon Cox. “Esta piedra preciosa de color blanco es del tamaño de un frijol pinto y tiene la forma de una uña. Varias marcas parduscas y pecas a lo largo de la superficie le dan a la gema una apariencia única e irrepetible”.

Los diamantes vienen en todos los colores del arco iris, los más comunes que se hallan en el Parque Estatal Crater of Diamonds, son blanco, marrón y amarillo. Más de 75.000 piedras se han encontrados en los últimos cien años.

Abuelo sorprende a su esposa de 67 años con un nuevo anillo de compromiso

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS