Una mamá de 8 hijos adopta niños moribundos y los ama hasta su último aliento

Por La Gran Época
03 de Abril de 2019 Actualizado: 12 de Abril de 2019

En el mundo de hoy, todavía existen personas virtuosas que no dejan que su bondad se desvanezca y este hecho por sí solo las hace muy especiales. Esta historia destaca una de estas almas asombrosas.

Cori y Mark Salchert, de Utah, fueron bendecidos con ocho hijos, pero aun así abren las puertas de su casa a niños con enfermedades terminales. Como enfermera titulada y ex-especialista en duelo perinatal, Cori ama y cuida a los bebés del hospicio para que puedan vivir sus últimos días en un cálido ambiente hogareño.

Cori compartió con American Snippets que su carrera se detuvo de repente en 2008 cuando sufrió una serie de enfermedades autoinmunes, que casi le quitan la vida en 2011, pero su esposo, Mark, le dio la fuerza para seguir adelante.

La determinación de esta dama y su sólida fe en apoyar a aquellos que no pueden ayudarse a sí mismos, ella está ahí para los bebés indefensos cuando toman su último respiro, es simplemente increíble.

Fue en agosto de 2012 cuando Cori acogió a su primer “bebé de hospicio”. Era una niña de dos semanas que nació sin el hemisferio derecho o izquierdo de su cerebro.

Decididos a no dejarla fallecer y privarla de un funeral, un nombre o un cariño, la pareja hizo todo lo posible por proporcionarle la atención que tanto necesitaba, la llamaron Emmalynn. Después de 50 días de amorosos cuidados, la bebé falleció en los cálidos brazos de Cori.

Cori compartió con American Snippets que la muerte de Emmalynn le rompió el corazón. ¿Pero ella sabía que tenía que seguir adelante, cuando su hija le dijo que podría haber otros niños que realmente la necesitaran y ella está “sentada ahí con el corazón destrozado”?

A partir de entonces, los Salchert ayudaron a decenas de niños con problemas médicos a encontrar un hogar amoroso.

Charlie, su segundo bebé de hospicio, fue diagnosticado con daño cerebral severo debido a la falta de oxígeno en su cerebro, lo que lo dejó mentalmente discapacitado. Fue adoptado en esta familia amorosa en octubre de 2014 cuando tenía 4 meses de edad. Charlie sobrevivió a su pronóstico por dos años.

Como Emmalynn y todos los niños que entraron por las puertas de esta “casa de la esperanza”, Charlie era adorado por toda la familia, cuya misión es lograr que cada día cuente.

Cori expresó sus sentimientos en una conmovedora historia a TODAY diciendo: “Invertimos intensamente y nos duele muchísimo cuando estos niños mueren, pero nuestros corazones son como vidrieras. Esas ventanas están hechas de vidrio roto que ha sido forjado de nuevo y esas ventanas son aún más fuertes y más hermosas por haber sido rotas”.

Mira el increíble trabajo que esta mujer hace en el video de abajo:

Este papá es criticado por cargar a su niña en brazos, pero la verdadera razón hace llorar a todos

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS