Estados socialistas con gobierno grande destruyen el empleo

Por Newt Gingrich
28 de Septiembre de 2021
Actualizado: 28 de Septiembre de 2021

Comentario

El socialismo del gobierno grande ha sido probado a nivel estatal y ha fracasado espectacularmente.

Stephen Moore, un economista que trabaja con el Comité para Liberar la Prosperidad, ofreció pruebas concluyentes de que el socialismo del gobierno grande es un desastre con consecuencias reales para la gente y la economía en su notablemente útil boletín “la Línea Directa para Liberar la Prosperidad” (número 374).

Epoch Times Photo
(UPH)

Moore comparó los estados gobernados por los republicanos con los gobernados por los demócratas. El gráfico anterior del boletín de Moore demuestra la diferencia entre las políticas republicanas de empleo y crecimiento económico y las políticas demócratas de gran gobierno, dominación sindical, corrupción, regulación y una actitud antiempresarial y antiempleo.

Obsérvese que el único estado que no es rojo en la lista de los principales creadores de empleo es Vermont, que tiene un gobernador republicano.

Callista y yo comimos recientemente con el gobernador de Nebraska, Pete Ricketts. Su estado tiene la tasa de desempleo más baja del país. La preocupación de Ricketts era que las empresas de Nebraska iban tan bien y crecían tan rápidamente que tenían un enorme número de puestos de trabajo que no podían cubrir. Sorprendentemente, pensó que la tasa de desempleo real en Nebraska era en realidad inferior al 2.2%.

Los estados rojos tienen sistemáticamente impuestos más bajos, menos gasto gubernamental, menos burocracia y menos regulaciones. Los estados gobernados por los republicanos también tienen un patrón de honrar a los hombres y mujeres de negocios, valorando el espíritu empresarial y el trabajo duro, y esperando que la gente haga su parte para crear mejores vidas y un mejor estado.

En Omaha, también tienen una profunda tradición de hacer cumplir la ley. Cuando estallaron los disturbios de Black Lives Matter, Omaha tuvo una respuesta inmediata y enérgica a la violencia y los saqueos. Por el contrario, la cercana Lincoln, Nebraska —que tiene un alcalde demócrata socialista de gobierno grande— no hizo cumplir la ley. Aunque Lincoln es del tamaño de una cuarta parte de Omaha, tuvo 10 veces más daños por los saqueos. De hecho, la diferencia en la aplicación de la ley (y el pensamiento woke radical) hizo que el fiscal demócrata del condado de Douglas, Don Kleine, cambiara de partido y se hiciera republicano. Como me dijo, “no quedan demócratas moderados”.

Por el contrario, muchos de los estados azules con más desempleo también tienen algunas de las tasas de homicidio más altas. La delincuencia, los impuestos, los trámites burocráticos, la burocracia excesiva y la corrupción hacen que el empleo se vaya de un estado. Esos estados están casi siempre dirigidos por demócratas socialistas de gobierno grande.

El poder de la ideología de un gobierno grande, los sindicatos de empleados públicos (incluidos los maestros), y la corrupción e incompetencia que hace metástasis cuando los gobiernos exceden el control de sus ciudadanos, todo ello conduce a un mayor desempleo y a un menor crecimiento del empleo.

Lo sorprendente es que el gráfico de Moore, por muy definitivo que sea, no tiene casi ningún impacto en los alcaldes, ayuntamientos, legisladores estatales y gobernadores socialistas de gobierno grande.

Y este tipo de evidencia parece no tener ningún impacto en los reporteros y consejos editoriales de los estados y ciudades que están siendo engañados por sus políticos y burocracias.

Cuando uno se da cuenta de que las tasas de desempleo de Nevada, California y Nueva York son 3.4 veces más altas que las de Nebraska, uno pensaría que vendrían delegaciones de esos estados para tratar de entender el milagro que ocurre en Misuri. En lugar de ello, lo que obtenemos es el desprecio por el “país de sobrevuelo” por parte de las supuestas élites sofisticadas de Nueva York, Los Ángeles y San Francisco, que están seguras de saber mucho más que la gente que no vive en la costa.

Lamentablemente para los estadounidenses, la presidenta de la Cámara de Representantes y la vicepresidenta del país proceden del estado con el segundo mayor desempleo, mientras que el líder de la mayoría del Senado procede del estado con el tercer mayor desempleo. Están trabajando desesperadamente para imponer a todo el país el tipo de proyectos de ley socialistas del gobierno grande que han dado a sus estados un enorme número de personas sin hogar, un enorme desempleo y niveles aterradores de violencia y crimen.

Hay un viejo dicho que dice que la miseria ama la compañía, pero esto es ridículo.

Llame a su representante y a sus senadores y pídales que voten “no” a los proyectos de ley socialistas y de gobierno grande de Bernie Sanders que paralizarían a Estados Unidos económica y espiritualmente.

Y luego vaya a Unleash Prosperity Hotline y regístrese.

De Gingrich360.com.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS